Archivos para Youtube


Igual uno se pregunta en estos tiempos que corren de topchefs, masterchefs, hipsterchefs y demás galardones televisivos y de otra índole para los que en otra época solo fueron cocineros, si no estamos dejando de lado otras artes creativasmixológicas que en algunos casos no deberían tener nada que envidiar a los que hoy llenan nuestras pantallas con sus estrellas Michelin.

Me rondan estas ideas la cabeza ahora que cae en mis manos esta acción de branded content puesta en marcha por las Bodegas Sanchez Romate que, aunque ya tiene algunos meses, tiene para mí un par de alicientes: un formato de webserie con el canal de Youtube de la marca como plataforma y un planteamiento en el que los artesanos del producto (los bartenders) que lo conocen como nadie y han llevado su ritual hasta el paroxismo, se convierten en los protagonistas y en los que hacen hablar al producto con sus propias palabras y con sus creaciones.

Y el caso es que, como sugiero en el titular, esta gente a la que se ha puesto cara, son verdaderos amantes de la que podríamos denominar su mesa de oficina: la barra de su establecimiento. En ella han podido ver pasar a japoneses buscando experiencias totalmente distintas o poner su propio toque femenino en un territorio en el que, al igual que sucede por ejemplo en la alta cocina, aún necesitamos más mujeres.

Lo bueno cuando tienes un contenido que profundiza en tu producto y sus rituales de consumo es que puedes ir más allá de lo audiovisual y aprovechar el esfuerzo para crear una experiencia irrepetible a través de brandy workshops en lugares de postín de Madrid o Barcelona en los que cóctel-fans e influencers conozcan de-primera-cata a qué sabe todo esto que os estoy contando.

Si quieres descubrir a todos los bartenders retratados en esta acción, puedes entrar en el canal de Youtube Sánchez Romate, la bodega creadora del licor base de los diversos cócteles recomendados por cada uno de los protagonistas de los vídeos. Pero igual, lo mejor es que te acerques a una de esas barras que tienes abandonadas, aparques por un día el postureo del Gin Tonic y pruebes un cóctel de esos que tanto echabas de menos.

Más info de la acción aquí

Cardenal Mendoza Angelus

Anuncios

¿No te pasa que la Navidad te sabe siempre a lo mismo? En Muttante hemos pensado que tras más de 2.000 años, la receta de la Navidad necesitaba una vueltecita. Y qué mejor manera de cambiar el tradicional regusto navideño a roscos de vino pasados, gambas descongeladas y debates intrascendentes con tu familia que un dulce navideño radicalmente diferente: el Turrón Muttante.

¿Os apetece probarlo? Aquí tenéis la campaña www.turron.muttante.es 

La pastelería más antigua de Madrid ha elaborado para Muttante el turrón más friki de la historia.

En eso consiste la magia de la Navidad. En conseguir que el maestro turronero de una pastelería que abrió sus puertas en 1830, la Antigua pastelería del Pozo, y con más de 40 años sin cambiar su receta, se anime a elaborar en exclusiva para nosotros un turrón verde-Muttante, seguramente el más friki y extravagante de la historia.

Rompiendo con los cánones tradicionales de la Navidad.

turron_muttante_blog

Una etiqueta al más puro estilo Oscar Llorens

Quién mejor que el reconocido ilustrador Oscar Llorens para crear la imagen del packaging. Con su personal estilo plagado de tentáculos, personajes extravagantes e imaginarias, Oscar se ha encargado de dar forma a una criatura sin la que este turrón no sería lo mismo.

Turron_Muttante

Making of: Lo bien que nos lo hemos pasado

Aquí con David Mora mi socio en Muttante y nuestro gran amigo Diego Provenza que se encargó de la locución y de poner una personalidad muy distinta a estas fiestas que en ocasiones se te pueden hacer bola.

cantando_nonaino

Aquí con el equipo de elaboración de la Antigua Pastelería del Pozo. Gracias especialmente a Antonio, en el centro de la imagen, que se desvivió por hacer realidad una idea realmente loca.

foto_pasteleria

Y si vosotros también queréis probarlo, queremos lanzar una 2ª Edición Limitada de Turrón Muttante a través de crowdfunding en VerkamiIgual os acaba gustando.


unidad_de_medida_de_la_creatividad

 

Quien me conoce bien os podrá decir hasta qué punto soy fan de las Redes Sociales. Os podrá confirmar cómo han cambiado mi visión de la comunicación publicitaria y las relaciones personales y profesionales. Pero llegado este momento, creo que merece la pena sentarse un rato encima del móvil para amortiguar el soniquete de los retuits y reflexionar.

La pregunta es: ¿Cuál es la unidad de medida de la creatividad?

Así, a traición. A puro calzón quitado.

No lo podemos negar. Es evidente que los creativos, como cualquier otro profesional, vivimos de nuestros resultados. Pero, sinceramente, me niego a creer que esa sea la única unidad de medida aceptada universalmente para valorar el trabajo de un montón de gente cuyo trabajo está y siempre va a estar en la picota.

Podremos pagar la hipoteca (que la tenemos) o vivir más desahogadamente si nuestras campañas o propuestas funcionan. Pero si dejan de hacerlo, hay cosas de las que no nos podrán desahuciar.

Nuestro talento, el respeto profesional y el reconocimiento del trabajo bien hecho, sin ir más lejos.

Y no creo que estos 3 baremos bajo los que es posible ponderar la trayectoria de un profesional de la creatividad puedan medirse exclusivamente a través de un extraño algoritmo que interrelacione el número de visionados en Youtube, el número de likes en Facebook o el número de Favs y RT en Twitter.

Creo que, más allá de los resultados que obtenemos y (seguramente también) mucho más allá de los premios, existen otros criterios a la hora de valorar el trabajo de un copywriter o un director de arte. Criterios quizá solo los que hemos pasado una noche entera persiguiendo un titular o buscando la tipografía perfecta conocemos, respetamos y podemos ser capaces de valorar. 

 

 

 

 


La verdad es que esta gente de Google se lo pasa bien montando las bromas anuales del April Fools’ (el día de los inocentes en plan USA que se celebra cada 1 de abril)

En este 2013, además de asustar al personal con un pretendido cierre de Youtube o despistar al más pintado con lanzamiento de servicios fake, han decidido recrease con esta divertida historia de mapas del tesoro integrados en su conocido Google Maps.

Eso sí todo alrededor de sus productos y servicios como no podría ser de otra forma.

Bien jugado.


Reconócelo.

Si algo de bueno tienen las redes sociales es que pueden hacer que tus modestas vacaciones parezca un auténtico viaje en plan Marco Polo. Así que vamos a quitarnos la careta y a revisar qué redes sociales podrían ser las más recomendables para cada destino.

IMG_0162

 

Instagram

Este año parece que el tiempo no va a acompañar para nada. Así que aunque te hayas hecho una escapadita a esos pueblos que alababa Aquarius en una de sus últimas campañas tira de filtros a saco y podrás convertir un amanecer infumable en una orgía de color intensa y saturada.

Ejemplos destinos: la azotea de tu pisito, la casa de mis padres (ellos si se fueron de vacaciones), la Pedriza, vacaciones urbanas (bajar a por el pan y el periódico o similares)

Facebook

¿De verdad necesitamos contar que nos hemos encontrado a Guti en la playa? Facebook en parte nació para dar un montón de envidida. Cuantos más amigos tengamos más envidia podremos repartir a diestro y siniestro. Aunque la verdad, si pretendemos chincar al personal contando la Latitud y Longitud donde Gutierrez pasa las vacaciones me parece que nos estamos equivocando. Facebook es muy de playa, de hacerse fotos de noche con gente que no conoces para mejorar el aburrimiento mortal de algunas semanas santas y para, en un último y triste intento tratar de tirar de agenda y localizar a alguien disponible para no acabar la noche solo/a.

Ejemplos destinos: Playa en general. No Caribe. No Maldivas. No Hawaii. No Islas Vírgenes.

Foursquare

Es la mejor red social para aparentar que tienes unas vacaciones hiperactivas.: Check in en la parada de autobús, Check in en el metro. Check in en el Starbucks. Check in en la librería. Check in el el Bazar chino. Si se trata de hacer tus vacaciones un poco más molonas de lo que realmente son, asegúrate de hacer unos check in en condiciones. Aunque sea desde la puerta: El Hotel Palace, el LouvreBuckingham Palace.. algo así :)

Ejemplos destinos: ciudades animadas: NY, París, Sidney, Los Angeles de San Rafael…

Youtube

Si estás compartiendo muchos vídeos en Youtube en estas vacaciones, solo puede significar una cosa: te has quedado pegado en casa y estás haciendo un rebobinado rápido de todos tus VHS de vídeos musicales de Jacko, Salt & Pepper, Limal, David Lee Roth y toda esta gente que grabaste en Plastic cuando aún no existía Youtube. Así que has decidido comprobar si todas esas joyitas audiovisuales están en el portal de vídeos y a compartilas a diestro y siniestro en plan nostálgico.

Ejemplos destinos: tumbado en el sofá con la Smart Tv, tumbado en el estudio con el iMac, sentado en el baño con el iPad, de pie en la cocina con el Iphone.

Twitter

Aquí no hay mucho que rascar. Si te pasas el día en Twitter es que no tienes vacaciones (o no sabes disfrutarlas)

Habrá que hacérselo mirar.


Es fácil decirlo, ¿verdad? Pero a veces es mucho más complicado de llevar a cabo. Lamentablemente a veces no es fácil convertir una USP o un beneficio de tu producto en una idea que todo el mundo puede entender. ¿O es que nos gusta a los creativos complicarnos la vida?

Seguro que más de uno opina que sí, pero normalmente los creativos (copywriters y directores de arte) no participamos de la definición de dicho beneficio, esl famoso “qué vamos a comunicar”. Si ese beneficio es sencillo, claro y movilizador nuestro trabajo siempre será más fácil.

Si por el contrario nos perdemos en esa manía de querer contarlo todo, decir que nuestro producto es bueno sea cual sea tu necesidad o tenemos una promoción con un mecánica compleja, será mucho más complicado hacer llegar el mensaje a nuestro target.

Aquí tenéis un brillante y divertido ejemplo de como comunicar un beneficio único que he encontrado en adverblog.