Archives For proceso creativo

Sobrescribir

octubre 15, 2016 — Deja un comentario

He aquí la definición de Sobrescribir según la RAE

Del lat. superscribĕre.

Part. irreg. sobrescrito.

1. tr. Escribir encima de algo ya escrito.

2. tr. Poner el sobrescrito en la cubierta de las cartas.

 

A estas dos acepciones “oficialistas “yo le añadiría una tercera de cosecha propia. Escribir sobre escritura. Escribir acerca del misterioso acto de escribir. 

A estas alturas del partido, y después de casi 20 años de trayectoria como copywriter, creativo y bloguero, me sigue costando enfrentarme a la hoja en blanco. Especialmente si se tratar de hablar de mi propio proceso creativo y de escritura. 

Pero vayan por delante algunas cosas que me pasan por si a alguien que se esté dando un paseo por las procelosas aguas de la Red le sirven de ayuda.

Consejos que no dan las madres sobre escritura creativa

1.- Pregúntate si tienes algo que decir

En serio. Siéntate frente al espejo, araña en tu interior y descubre ese algo que quieres/tienes que contar o puedes aportar. No te sientes a escribir hasta que lo hayas encontrado.

2- Escribe desde las tripas

Ahí me he acordado de una de mis escenas favoritas de una de mis pelis favoritas. La verdad es que no le tengo un cariño especial a Mr. Cruise pero creo que esta escena de Jerry McGuire (1996) ilustra muy bien la inspiración y el nivel de inmersión en la escritura al que me refiero.

Luego siempre estarás a tiempo de pulir donde se te haya ido la mano, pero si no consigues una conexión emocional con tu texto y con lo que quieres transmitir, difícilmente podrás conmover, persuadir o llegar de verdad a la persona que tienes al otro lado del papel o la pantalla.

3.- Deja el texto en borrador al menos 6 horas

Desconecta. Si tienes tiempo, relee tu texto al día siguiente. Si no tienes tanto margen, sal a correr, echa una buena partida al Call of Duty, tómate una cerveza artesana o un buen café con quien tú quieras, practica sexo… lo que sea, pero abandona por unas cuantas horas el proyecto para el que estás trabajando y, en concreto, el texto que estás escribiendo.

4.- Relee lo que has escrito

El mood ahora tiene que ser bastante distinto al que tenías cuando redactaste el texto. Debes concentrarte en un análisis cuidadoso y pormenorizado de todos los elementos:

  • ¿El contenido es apropiado?
  • ¿El material y el enfoque van a resultar interesantes para tu target?
  • ¿La estructura del texto colabora en la comprensión y en la consecución de los objetivos de la pieza?
  • ¿Las estructuras gramaticales son sencillas y aportan dinamismo y frescura al contenido?
  • ¿El texto cumple lo que tenías en mente cuando te sentaste delante del ordenador o la máquina de escribir?

Todos esos aspectos que escribiendo desde la tripa no deberías tener en cuenta pero que ahora tienes que pulir para que, sin que pierda emotividad o poder de comunicación, el texto sea un material mucho más solido y cumpla tus objetivos.

5.- Muéstrale tu trabajo alguien

Una vez que ya has hecho tu propio control de calidad, llegó el momento de la primera prueba de fuego: compartir tu “criatura” con alguien que no va a ser tan condescendiente como tú, reconócelo. Puede ser tu pareja, un amigo, un compañero profesional o el bartender de tu café favorito, pero es algo que debes hacer… y lo sabes.

Ese momento es siempre algo así como rajarse el pecho a la altura del esternón, abrirte las carnes, sacarse el corazón y servírselo en un plato frío a un extraño para que lo examine a conciencia. Y claro, no es fácil.

Tienes que estar preparado para todo y también para, dadas las circunstancias, confiar en tu instinto y seguir adelante obviando algunos comentarios. Encontrarás cientos de post con claves, trucos y secretos que hacen que un texto, una obra creativa o un proyecto sea un éxito. Pero, en mi opinión, lo que le funciona a un copywriter, para un target o un mercado concreto puede no funcionarte tan bien o también a ti.

6.- Haz una revisión final y publica.

Si no compartes el texto en tu blog, no suben la landing o el microsite que has redactado a la web, no publicas el microrrelato que has escrito, no imprimes el folleto que te habían encargado, nunca sabrás si tu trabajo era acertado o no.

En los tiempos que corren. los costes de tiempo y dinero para poner tu trabajo en el mercado son muy asumibles. Así que lo mejor que puedes hacer es algo así como lean copywriting: ir elaborando tú propio aprendizaje sobre tu material en base a los resultados que vayas obteniendo y seguir escribiendo, escribiendo, escribiendo…

Escribe los lunes, los días de lluvia, con una mano escayolada, con 3 copas de más, cuando tengas un mal día… porque cada día que dejas de escribir es un día perdido. (Te lo digo por experiencia)

 

 

 


La verdad es que con el título de este post tengo la tentación de sembrar mi prosa con símiles y referencias sanferminero-creativas, pero no sé si va a ser demasiado.

Pero lo que si me apetece, es agarrar una de las acepciones del término “encierro” y hablar de lo que supone para un creativo-blogger o blogger-creativo (en plan palíndromo) esta especie de inmersión o rebautismo creativo que vivimos durante 2 días la semana pasada en Pamplona, gracias al Club de Creativos.

Lamentablemente no pude asistir a la cita del jueves. En compensación la experiencia del viernes fue tan intensa que creo tener materia prima de sobra para contagiar entusiamos creativo en cada coma o cada pixel de este post.

Conferencias despierta-neuronas

El día después de un sarao animado por 2manyRafas siempre muestra aforos desiertos y creativos con sombras oscuras bajo sus miradas y parpadeos excesivamente prolongados. Así que el reto de los ponentes era despertar al personal (que no es poco)

Después de una primera ponencia-patrocinada un poco fría y sorprendente y de que Efímero Forever nos templase un poco más una colección de camisetas superchulas vestidas de una exquisita direccióin artística, llegaba uno de los platos fuertes de la jornada del viernes: Nicolas Roope, fundador de Poke. La verdad es que fue una ponencia interesante con algunos casos bastante relevantes y notorios, pero he de reconocer que pasado el día me resultaron más inspiradoras otras ponencias de las que me esperaba mucho menos. Aún así, su reflexión sobre la poca creatividad que se aplica a uno de los elementos más utilizados como símbolo de las ideas: las bombillas

PLUMEN BULB LOOP from Plumen on Vimeo.

De hecho, el estilo del arquitecto Santiago Cirugeda, su desparpajo e irreverencia para buscarse la vida y sacar adelante proyectos independientemente de todas las barreras (políticas, estéticas o económicas) me resultaron mucho más estimulantes. Creo que en los tiempos que corren, ser creativo tiene más de este arquitecto andaluz acostumbrado a batirse el cobre y pelear por sacar adelante sus ideas que de esa parte más cuidada e intelectual del bueno de @nikroope

La obra de Santiago-Cirugeda

Después de estas dos primeras charlas, tuvimos un poco de todo:

El humor absurdo y ácido de Querido Antonio que nos contó los secretos de su proceso creativo y cómo las ideas, conceptos y mensajes son la piedra angular de sus piezas. Otro “buscavidas” que saca los recursos de donde sea (ilustra sin saber dibujar o graba sus propias voces) para crear obras maestras como este insuperable “Los Reyes Magos”

Allí estuvo también Joris Joosten, planner de Happiness Brussels, una de las agencias de nuevo cuño más premiadas de los últimos años; cuyo discurso sobre filosofía, sobre la importancia de la ejecución de las ideas y sus ejemplos, también superaron en mi opinión a algunas conferencias previas. Aquí uno de los campañones que mostró y contó, que no por visto, deja de parecerme espectacular IQ Font.

iQ font – When driving becomes writing / Full making of from tomgalle on Vimeo.

También tuvimos a Humberto Matas, fundador y director estratégico de Designit España, que nos contó cosas muy interesantes sobre cómo llevar los procesos creativos a organizaciones bastante más cerradas y las satisfacciones que le había dado integrar dichos procesos en terrenos que la creatividad no había conquistado. A mí Humberto me gusto mucho y su storytelling sobre como fue un hijo de la publicidad de los 80 (literalmente) y abandonó el mundo de los anuncios como consecuencia de esa vertiente sórdida que a veces nos cuesta mucho reconocer a los que aún permanecemos en el sector.

Pero los otros 2 ponentes que vimos en la tarde del viernes realmente conquistaron al personal, en mi opinión.

XImo Lizana, director artístico de Aqualium que nos dejó boquiabierto con su sinfonía de arte, innovación y tecnología. Un tipo cercano con un gran nombre en el mundo del arte contemporáneo en nuestro país que nos demostró que los españoles también podemos salir fuera a comernos el mundo. De hecho, tuvimos la oportunidad de conocer su historia un poco más tomándonos unas cañas con él a las puertas del Palacio Baluarte. Un tío muy interesante. En serio.

Y por último, Sergio Caballero, que nos transmitió con todo lujo de pelos y señales la evolución conceptual y visual del Féstival Sónar; una gozada de historia que ayuda a entender que las buenas ideas acaban tomando forma solo con el paso de los años y un crecimiento orgánico y sostenido en el tiempo.

Logo sonar

Pero además de las conferencias, el palmarés de premios y su entrega, los emotivos homenajes a nuestros colegas de profesión que ya no están o la fiesta de después; me gustaría destacar algo que desde el punto de vista de un creativo que es part-time blogger quizá sea lo más importante: el subidón que da poder compartir un evento así con un montón de twitteros con los que me encontré, reencontré o desvirtualicé y que hicieron que me quedase con ganas de prolongar el encierro al menos hasta los Sanfermines. Un abrazo a todos:

@jotabenedi

@anicaballes

@carlosjnavarro

@mismamente

@lacriaturacreat

@davidmorah

@untadoennocilla

@21alexsanchez

@marquitosduran

@di_trolio

@eduardogarciaon

A todos los que no pude desvirtualizar en este #10diaC, nos vemos el año que viene, a ver si me dura la #PulseradíaC .

guille_multipantalla

Puerta de acceso al Palacio Baluarte de Pamplona, Navarra.

Puerta de acceso al Palacio Baluarte de Pamplona, Navarra.

Nicolas Roope de Poke London en el #10diaC

Photocall Bloggers #10diac

San Fermín patrón del encierro creativo del #10diac


10 motivos para seguir escribiendo a mano

Lo sé.

Existen un millón de motivos para escribir con tu ordenador, tu smartphone o tu Ipad.

Para empezar, el más importante: seguramente hubiese tardado 5 veces más en escribir este post si no tuviese mi teclado y las facilidades de WordPress para corregir o editar. Pero aún así hay cosas. Algunas cosas que como copywriter, poeta aficionado o narrador por descubrir prefiero seguir escribiendo de puño y letra.

1.- El ritual

Las cosas más profundas, íntimas o preciosistas tengo que escribirlas a mano. En mi cuaderno, en silencio, meditando.

Uno puede escribirse un folleto entero, una cuña, una web o un artículo tranquilamente frente al ordenador. Pero si queréis crear un claim memorable, definir las directrices de un discurso o pensar en una idea a mí, por lo menos, me resulta imposible hacerlo sentado delante de una máquina.

2.- El tacto

Profesionalmente, me considero 110% digital. Sin embargo, soy consciente de ese territorio en el que lo digital nunca podrá competir con lo real: las texturas. El cuero. El metal. El grafito. El papel. Si cierras los ojos para inspirarte a la hora de escribir entenderás muy bien cómo te puede ayudar tu viejo cuaderno y el lápiz que le has tomado prestado a tu hija para darle forma a un puñado de palabras.

3.- La imperfección

La escritura siempre es imperfecta. Y en ocasiones cuanto más imperfecta más perfecta es. Los tachones son parte de la magia del proceso creativo. Una prueba indeleble de que una gran idea esta hecha de la fusión de varias ideas no tan buenas. Un tachón es un testigo mudo de la muerte de una idea. De una idea que por muy simple o burda que fuera se merece todos nuestros respetos.

La imperfección no suele dejar rastro en tus documentos digitales. Al menos no de la misma manera.

4.- La memoria

Lo que escribes un papel tiene una memoria mucho más profunda y una capacidad de evocar momentos inmensamente mayor que los documentos escritos en un formato digital. Las tapas del cuaderno o la libreta, el tipo de papel, tu letra que quizá ha cambiado desde entonces o incluso es capaz de delatar el estado de ánimo en el que escribiste aquello. Abrir un documento de word de 1991 no es lo mismo.

5.- La huella

Porque las grandes palabras cinceladas sobre el mármol, impresas en los grandes documentos de nuestra historia o escuchadas en los grandes discursos de nuestra era antes de ser impresas, esculpidas o declamadas fueron escritas. Escritas seguramente con un lápiz, un bolígrafo o una pluma. A mano.


Fuente: getsatisfaction.com

Esta infografía de getsatisfaction.com es ya viejuna.

Pero creo que cuenta como pocas ese maremagnum de actividades y conocimientos que debe llevar un Community Manager en su cabecita en el día a día. Por eso, la suelo incluir como una de las slides fijas en las clases y/o webinars de Creatividad en Social Media que imparto en ICEMD.

Básicamente, ayuda a poner encima de la mesa un perfil muy complejo que para muchos creatas es desconocido. Un perfil profesional que, personalmente, creo que puede aportar un montón al proceso de creación publicitaria.

De hecho, el Community Manager podría ser una nueva figura dentro equipo creativo, cuando se trata de trabajar en campañas u acciones de marketing orientadas a Social Media.
En cierta forma estaríamos viviendo el tránsito de la dupla Copy-arte a la tripla: Copy-Arte-Communitymanager.

¿Por qué integrar un Communitiy Manager en la fase de definición de los conceptos creativos?

  • Porque escucha cada día activamente a los usuarios.
  • Porque tiene el feeling y conoce el pulso real de la relación marca-consumidor y cómo pueden afectar/impactar algunos conceptos o mensajes en determinado momento.
  • Porque va a participar decisivamente en la implementación y desarrollo del concepto creado.
  • Porque conoce mucho más allá de un briefing-tipo los gustos, intereses, sueños y necesidades de la gente que se relaciona con tu marca.
  • Porque las agencias ya no lanzamos campañas, las implementamos, teniendo en cuenta impacto, conversación, crowdsourcing, reputación online … y en ese terreno el CM puede aportar. Y mucho.
  • Porque está acostumbrado a comunicarse con el consumidor a través de una conversación real. Al contrario que los creativos, que lo hacemos a través de una pieza o acción publicitaria.

Y todo eso, incorporado al proceso creativo, puede convertirse en una materia prima muy valiosa para afinar el tiro en una campaña y llegar de verdad a la gente a la que quieres llegar.

Por todo esto me gusta trabajar creativamente con community managers. Y porque si no hay trabajo en equipo, no hay agencia.