OPINION

La unidad de medida de la creatividad


unidad_de_medida_de_la_creatividad

 

Quien me conoce bien os podrá decir hasta qué punto soy fan de las Redes Sociales. Os podrá confirmar cómo han cambiado mi visión de la comunicación publicitaria y las relaciones personales y profesionales. Pero llegado este momento, creo que merece la pena sentarse un rato encima del móvil para amortiguar el soniquete de los retuits y reflexionar.

La pregunta es: ¿Cuál es la unidad de medida de la creatividad?

Así, a traición. A puro calzón quitado.

No lo podemos negar. Es evidente que los creativos, como cualquier otro profesional, vivimos de nuestros resultados. Pero, sinceramente, me niego a creer que esa sea la única unidad de medida aceptada universalmente para valorar el trabajo de un montón de gente cuyo trabajo está y siempre va a estar en la picota.

Podremos pagar la hipoteca (que la tenemos) o vivir más desahogadamente si nuestras campañas o propuestas funcionan. Pero si dejan de hacerlo, hay cosas de las que no nos podrán desahuciar.

Nuestro talento, el respeto profesional y el reconocimiento del trabajo bien hecho, sin ir más lejos.

Y no creo que estos 3 baremos bajo los que es posible ponderar la trayectoria de un profesional de la creatividad puedan medirse exclusivamente a través de un extraño algoritmo que interrelacione el número de visionados en Youtube, el número de likes en Facebook o el número de Favs y RT en Twitter.

Creo que, más allá de los resultados que obtenemos y (seguramente también) mucho más allá de los premios, existen otros criterios a la hora de valorar el trabajo de un copywriter o un director de arte. Criterios quizá solo los que hemos pasado una noche entera persiguiendo un titular o buscando la tipografía perfecta conocemos, respetamos y podemos ser capaces de valorar. 

 

 

 

 

Anuncios
Estándar
OPINION

¿Por cuántos RT cambiarías un León de Cannes?


The Creative Calendar 2011-2012 Souce: Leo Burnett Paris.

Ahora que se nos viene encima la temporada alta de festivales de publicidad –El Sol por primera vez en Bilbao, Cannes Lions, The One Show, New York Festivals, etc.– le da uno por reflexionar sobre sobre los distintos criterios/baremos que tenemos en esta profesión para valorar las campañas de publicidad & marketing y, lo que igual es más importante, las ideas.

Es evidente el efecto de estímulo y efersvescencia neuronal que este tipo de festivales ejercen entre el colectivo creativo patrio (yo he tenido la suerte de vivir en primera persona unos cuantos festivales nacionales e internacionales), pero igual no estaría de más echarle una buena pensada al valor que otorgamos como profesionales a este tipo de galardones.

Nos guste o no a los creativos, la principal medida de éxito de un spot, una campaña display, una campaña de email marketing, o una acción en Social Media es el cumplimiento de los objetivos del cliente. No voy a entrar más en detalle sobre este tema aquí, porque creo que da para al menos 3 o 4 posts.

Más allá de esta obviedad, lo que creo que hacemos los creativos en estos festivales (y últimamente muchos no-creativos también, que también se apuntan a los saraos) es reconocer la originalidad, brillantez, irreverencia y osadía de unos cuantos directores creativos, copywriters y directores de arte de todo el planeta cuyo trabajo nos parece especialmente destacable.

Hasta ahí todo bien. Hasta ahí. Pero para los que hemos encontrado en las redes sociales un ecosistema cuyo funcionamiento y reconocimiento valoramos, quizás hay otras variables que también ayudan y mucho a saber cuando con una campaña hemos dado en la tecla.

¿1.000 RT? ¿5.000 likes en Facebook? ¿50 comentarios favorables en tu blog? ¿400 repins? ¿1.700 meneos?

Esta claro que ambos métodos son adulterables. Pero más allá de eso… ¿A qué creéis que equivale hoy un León de Cannes?

NOTA: Para ilustrar el post he encontrado este más que currado Calendario Creativo que si no recuerdo mal vi por primera vez hace unos meses en Facebook por cortesía de mi colega @macfrico.

Estándar