Opinion

No hay empresa pequeña


20130807-234416.jpg

Perdonadme el símil cuasifutbolístico en este verano soberanamente aburrido gracias a noticias de gran calado como el fichaje y-a-mí-qué-demonios-me-importa de Bale.

Pero lo cierto es que, cuando uno empieza a alejarse un tiempito de las grandes salas de reuniones de las multinacionales, se da cuenta de lo que es un sector o una industria de verdad.

Lo que hace un sector no son esas gigantescas empresas que podría contar un personaje de dibujos animados con los dedos de una mano (sí, 4) sino esos miles de empresas o micro empresas que le dan la vuelta al cartel de abierto cada día, pase lo que pase.

Todas esas empresas también necesitan publicidad.

Buena publicidad. Buenas ideas. Buenas campañas. Buena creatividad.

Y es ahí donde todos los profesionales y agencias que no trabajamos en las 4 grandes (igual tras la fusión de Publicis y Omnicom serán alguna menos) tenemos la responsabilidad de hacer llegar ese trabajo publicitario profesional a esos lugares a los que aún no llega.

A todas las empresas. En todos los sectores.

Sé que no es fácil. Porque nuestras ideas, campañas y presupuestos tienen que competir con un montón de preocupaciones en la cabeza de nuestros clientes: supervivencia empresarial, modelo de negocio, financiación, gestión de recursos humanos…

Pero para nosotros, que también gestionamos una pequeña empresa, no debería resultarnos tan complicado de entender. ¿No creéis?

Estándar
OPINION

Coworking. ¿Un nuevo espacio o una nueva forma de trabajar?


Workshop Coworking

Working Space Alcobendas

Lo cierto es que llevo días buscando un hueco para escribir este post. Ser emprendedor está siendo una gran experiencia, pero te quita bastante tiempo para casi todo. También para escribir en este blog que en los últimos años me ha dado tantas alegrías. Pero bueno, mientras le damos forma al blog de Muttante donde seguiremos contando la gestación del bicho (nunca mejor dicho) la idea es seguir narrando por aquí algunas de las experiencias y contactos que personalmente me están aportando un montón a la hora de poner en marcha mi propio proyecto-agencia-start-up-whatever o lo que sea.

Para ser copywriter lo cierto es que me está resultando complicado definir Muttante.

El tema es que hace algunos días tuve la fortuna de apuntarme casi por un efecto compulsivo al Workshop de Iniciación de Coworking Spain que Manuel Zea organizó en su centro Working Space de Alcobendas.

La verdad es que el contenido de inicación (al segundo día con aspectos más específicos y profundos no pude asistir) me resultó muy interesante y útil y el ponente Manu me gusto mucho. Pero, he de reconocer, que lo que más me gusto es el resto de gente que acudió para formarse en este nuevo mundo del coworking. Estar rodeado durante unas cuantas horas de gente que está buscándose la vida para montar su propio proyecto me pareció de lo mejor que me ha pasado últimamente.

Gente que trabaja o está a punto de dejar de trabajar en una aerolínea o en una televisión autonómica que está recortando lo ya recortado. Gente reciclándose desde la industria del cine o cualquier otro negocio y que estaba  allí reunida, tirando para adelante y buscando nuevos modelos de negocio en los que invertir su dinero o algo mucho más importante: su vida.

La verdad es que encontrar una docena de personas así me hace seguir confiando en este país y en toda esa gente que prefiere saltarse las páginas negras de los periódicos y echarse al monte de la emprendeduría para resolver la papeleta.

Perdonadme si me pongo efusivo, hiperbólico o exagerado. Pero os aseguro que es un entorno muy distinto del que quizá te puedes encontrar en determinados momentos en las grandes empresas. Tampoco voy a ponerme yo como ejemplo de emprendedor, cuando me han tenido que dar un pequeño empujoncito hasta lo que viene siendo la puerta de la calle. Pero incluso en esas situaciones tienes dos opciones: venirte abajo o venirte arriba.

Desde aquí y lejos de ignorar lo crudo de la situación os animo a que hagáis como toda esta gente con la que tuve la suerte de compartir curso. Gente como Lola Gutierrez de Goworking, Inés o Yolanda, Manuel…

Gente que se ha empezado a dar cuente de que esto del Coworking no va de un nuevo espacio de trabajo. Va de una nueva forma de trabajar que tiene mucho que ver con la libertad, el espíritu colaborativo, la cooperación, el equilibrio, la microasesoría, la creatividad y el talento.

Y a todo eso, yo me apunto.

Si queréis conocer mejor esta filosofía y conocer un montón de centros interesantes en toda España y fuera de nuestras fronteras, no dejéis de visitar Coworking Spain

 

 

 

 

Estándar
OPINION

#SME2013 Speed Dating de emprendedores e inversores


IMG_5928  IMG_5933

Hoy los Muttantes nos hemos ido de sarao emprendedor y lo cierto es que pese a lo agotador nos hemos vuelto muy contentos.

El Palacio de los Deportes tenía sus problemas técnicos (algunas salas con audio vía cascos que dificultaban el tema) y otros temillas de la organización que no empañana para nada el buen sabor de boca del Salón Mi Empresa 2013, especialmente si tenemos en cuenta los problemas que ha habido para sacar la feria adelante por la clausura repentina del Palacio de Congresos de Madrid.

La verdad es que más que Muttantes hemos sido una esponja que se ha empapado de un espíritu de colaboración compartida, de escenario transformador (muy afín a nuestro alma flexible) y de ganas de emprender. Hemos asistido a un montón de charlas sobre financiación, éxitos y fracasos (el caso de DiverXO, @latrinchera, @agoranews …) además de un animado debate de inversores con visiones muy distintas que proporcionaban un más que interesante contrapunto.

En definitiva, una gran piedra de toque para un proyecto que no acaba más que empezar y que pronto muttará al algo mejor, gracias a la experiencia de un montón de gente que hace unos años estaba en nuestra misma situación y que hoy puede gritar en voz alta: TENGO UNA EMPRESA!

Estándar
agencias, OPINION

La primera web Muttante


La primera web muttante

La primera web muttante

Ahí estamos.

Lo promettido es deuda. Y, mientras nos montamos la web de nuestras vidas, ahí va la primera web Muttante para que esa gente que aún no nos conoce (poca) empiece a tener una-ligera-idea de en qué tipo de cosas en las que ya estamos trabajando.

Publicidad digital

Marketing directo digital

Creatividad Social Media

Marketing de contenidos

Apps creativas

SEM

THINKING – IDEAS

Ideas digitales

Conceptos de campaña

Conceptos Social Media

Consultoría Creativa

Estrategia de Contenidos

Visual Thinking

COPYWRITING – TEXTOS

Naming

Blogging

Textos web

SEO Copywriting

Desarrollo contenidos online

Adwords

DESIGNING – DISEÑO

Dirección de arte digital

Diseño Web

Social Media Design

Identidad de marca

Preparad vuestras muñecas para el scroll porque esperamos muy pronto poderos contaros que somos unos cuantos Muttantes más. En ello justo estamos.

Estándar
OPINION

No es un pozo. Es un gua.


gestionar la ansiedad

gestionar la ansiedad

Puedo imaginarme los motivos. Pero, aún así, no deja de sorprenderme la cantidad de gente a la que le está superando la situación en estos últimos tiempos. Toda esa gente que se está asomando al pozo.

Si esto hubiese ocurrido a penas una treintena de días antes seguro que estábamos mirando de reojo a los Manidos-Mayas, pero más allá de supercherías, lo cierto es que no estábamos preparados para vivir algo así.

Los nervios, el estrés o la tristeza han decidido visitar últimamente a gente a la que quiero mucho y eso duele, aunque también da más motivos para escribir un post como este.

Digamos que en estos últimos años profesionales no he vivido mi etapa más dorada, pero honestamente creo que eso es lo que me ha permitido afrontar esto que viene con la tranqulidad de saber que he  salido de situaciones quizá incluso peores. Tan duras como esta a la que ahora nos enfrentamos los publicitarios de mi generación, en un país en el que las oportunidades en las grandes agencias son escasas, por no decir nulas. 

A salir del pozo también se aprende.

Si es la segunda o tercera vez que lo haces, ya te sabes el camino.

¿Nunca os habéis fijado que la gente que mejor ánimo tiene es a veces la que peor está? No todos esamos preparados para encarar lo que nos viene, pero tengo la sensación que todo tiene bastante que ver con ver el pozo medio vacío. Con mirar hacia arriba y recorrer algo menos de la mitad del camino para salir de él. Con aprender a gestionar la ansiedad.

Se dice fácil.

Y se hace. Porque antes de gestionar cualquier aspecto de nuestro trabajo, nuestra empresa o nuestras finanzas. Antes de todo, debemos ser capaces de gestionar nuestras emociones. Especialmente esas que se pueden convertir en un Muro más grande que el de Juego de Tronos e impedirnos avanzar en la dirección que nos hemos marcado.

Los profesionales de la ansiedad.

Existen, doy fe. Gente que parece haber patentado la máquina de estresarte, especialmente en una profesión tan competitiva como la de la publicidad y aún más en esta época de gente atornillada indignamente a su silla, oropel oxidado y todovalismo

Pero si somos capaces de gestionar la ansiedad que nos rodea. Ponerle el mute a las malas noticias que no ayudan. De creer en lo que nos hizo llegar hasta aquí y recuperar en todo eso bueno que hemos ido cosechando por el camino, el pozo será como un gua de esos en los que jugábamos a las canicas.

Si nos abrazamos a nuestra ansiedad. La miramos a los ojos y le demostramos que sabemos muy bien dónde nos estamos metiendo puede que, incluso, nos de un respiro y se una a nuestra causa.

 

 

Estándar