OPINION

Marcas y publicidad en tiempos del Coronavirus


La cosa está complicada. Muy complicada.

Y en estos tiempos suele generar debate la posición que toman las marcas y compañías en sus comunicaciones y campañas de publicidad frente a catástrofes de la dimensión de este COVID-19.

Últimamente en Twitter ya he podido leer algunas críticas que retratan a los publicitarios y a las marcas como poco menos que aves de rapiña que aprovechan las desgracias colectivas para ganarse a la gente, conseguir unos cuantos GRPS a pesar de todo y seguir compitiendo.

#PararParaSeguir

Esta vez parece que los publicitarios hemos leído el partido con un poco más de perspectiva y, el pasado 14 de marzo,  la agencia PS21 decidió lanzar una iniciativa con el hashtag #Pararparaseguir dirigida a concienciar al sector de lo importante de hacer una pausa reflexiva sobre esta situación y el papel de nuestra industria y nuestros oficios en la sociedad.

Enseguida se unieron a la iniciativa más de una cuarentena de agencias (algunas de las más grandes y reconocidas), así como la Asociación Transformadora de Creatividad, el CdeC y otras organizaciones.

Este fue el mensaje/manifiesto que acompañaba a esta propuesta en su lanzamiento:

“Como agencias hacemos publicidad para activar el mundo. Ahora es el momento de hacer publicidad para pararlo todo.

Pedimos a todas la marcas de este país que penséis a largo plazo, olvidando el retorno de hoy para asegurar el de mañana.

Está en nuestras manos hacer que la gente consuma de manera responsable y, sobre todo, en sus casas.

Es el momento de parar y reflexionar,
porque cuanto antes paremos, antes seguiremos.

Parar hoy es la única manera de seguir mañana”.

 

Estas son algunas de las agencias que se han sumado a la iniciativa.

DDB EspañaPublicis GroupeLeo Burnett MadridHavas MediaPINK LABEl Ruso de RockyCHINA MadridFCB&FiRe SpainManifiestoFiveroomsTactics EuropeSaatchi & Saatchi EspañaTBWA\EspañaLOLA MullenLoweLa Despensa Ingredientes CreativosDarwin Social NoiseDAVID MadridMcCann Worldgroup España360º Marketing & ComunicaciónProximity BarcelonaProximity Madrid

Habrá gente que, después de todo esto, siga viendo la sombra del autobombo y del “hacerse notar” en estas circunstancias. Da igual lo que hagamos, somos vendedores disfrazados de poetas y como tal vamos a ser criticados, pero también aplaudidos (muchas menos veces, por supuesto)

Como aún es pronto para saber cómo va a afectar esta iniciativa a la gente y la actividad del sector publicitatrio, me gustaría echar la vista atrás para analizar 2 casos de campañas (una un fracaso y otra para mí un éxito) en los que la publicidad y las marcas trataron de hacer su propia aportación a situaciones de crisis.

2 casos #paradigmáticos de la publicidad en

tiempos de crisis

 

 

1. Estosololoarreglamosentretodos.org

Igual os acordais de esta controvertida plataforma/campaña  que allá por los comienzos de la crisis anterior, con optimismo y espíritu hispano-buenrollista nos animaba a creer un poco más en nosotros mismos para salir de aquel marrón en el que nos metieron las entidades bancarias entre otros.

Aquella campaña, que he de reconocer transmitía ilusión, contaba con el apoyo y testimonio de ciudadanos de a pie. Pero también de los famosos que más podían inspirar a la sociedad española: Melendi, Buenafuente, Romay, Pau y Marc Gasol, Évole e incluso hasta, si no recuerdo mal, el mismísimo Toni Segarra nos transmitían con los ojitos cargados de emoción y mucho aire cálido en su voz que íbamos a salir de esta y lo íbamos a hacer juntos.

El problema fue que la gente se enfadó.

¿Y por qué se enfadó la gente? Porque salió a la luz que ese movimiento tan bonito era una campaña pergeñada y financiada por las Cámaras de Comercio y grandes compañías españolas con el objetivo de que el españolito y la españolita de a pie consumiésemos más.

Mal.

La gente se puso en contra de la campaña y eso impidió que alcanzará los resultados previstos. Cuando asumimos que “el ser humano es extraordinario” como en el pasado dijo alguna marca en una de mis campañas favoritas, debemos asumir también que esos seres humanos pueden darnos una buena patada en culo.

Personalmente creo que la gente es bastante más genuina que las marcas y cuando se siente manipulada o engañada reacciona poniendo a las marcas y publicitarios en nuestro sitio.

2. “Cómicos” de Campofrío

En este segundo caso es difícil que sea objetivo porque estuve directamente implicado. Aunque voy a intentar mantener cierta objetividad en el análisis, listando las diferencias que veo entre el caso anterior y este de Campofrío.

¿Qué puntos en común tenían ambas campañas?

  • La crisis económica como enemigo
  • La emotividad como recurso para “llegar” a la gente
  • La aparición de famosos/personalities como transmisores del mensaje

Aunque después analizaremos algunos temas más, para mí,la principal diferencia entre ambas es que la campaña de Navidad de 2011 de Campofrío fue genuina.

La marca con el impulso de Director de Marketing de entonces, Jamie Lobera, llevaba ya una trayectoria interesante trabajando en un tono de comunicación muy emotivo y contando historias de personas y sus emociones como plataforma para construir su marca a largo plazo.

Por ejemplo con ideas como la conmovedora “4 sentidos”

Seguramente el momento elegido también fue bastante mejor: la Navidad. Esa extraña época del año en la que tenemos las emociones más a flor de piel, nos da por “ablandarnos” un poco y recuperamos por 2 estrictas semanas cierta confianza en el ser humano.

A finales de 2011 la crisis pasaba por uno de los momentos más duros con millones de personas en el paro, un desánimo generalizado y una clase política y un liderazgo del Jefe del Estado que tampoco nos ayudaban demasiado.

Puedo contaros como viví yo desde dentro la campaña porque por aquel entonces trabajaba en MRM McCann en el equipo de Social Media de Campofrío.

Hasta donde yo sé y, como creo que público y notorio, esta era una idea que McCann presentó a Coca Cola un tiempo antes. La marca de bebidas decidió rechazarla y McCann tuvo la valentía de recuperarla y presentarla a Campofrío como idea central de su campaña navideña para 2011.

Y Campofrío, con Jaime Lobera al frente y su equipo de marketing, tuvieron la valentía y visión de aprobar la campaña y ponerla en marcha.

A partir de aquí, podríamos decir que esto forma parte de la historia de la publicidad española (creo que no exagero) Increíblemente para los que trabajábamos en el equipo de Social Media, conseguimos que el spot de “Cómicos” se preestrenase en el perfil de Facebook de Campofrío  antes de su emisión en TV el día de Nochebuena.

El resultado fue espectacular y tuvimos la suerte de poder monitorizarlo en directo. Pocas horas después de su preestreno en redes sociales el spot era trending topic y emocionados, podíamos leer los mensajes de la gente respondiendo a la marca diciendo que “habían llorado con el spot” que “les habían tocado la patata” o que “les había hecho recobrar la esperanza en cierta medida”.

¿Qué puntos hicieron diferente “Cómicos de Campofrío”?

En mi personal opinión por, supuesto:

  • La genuina intención de la marca de transmitir optimismo a la gente en sus campañas como seña de identidad y con una visión de la conexión emocional con la audiencia por encima de la venta pura y dura.
  • La propuesta de usar el “sentido del humor español” como eje de la campaña y elemento diferencial, frente a otros países de nuestro entorno “más serios” que no lo estaban pasando tan mal en la crisis como nosotros
  • El “reencuentro” de parejas de cómicos que se habían separado (Martes y Trece, Esteso y Pajares…) como símbolo del necesario acercamiento entre todos para salir de la crisis con buen humor
  • El timing de campaña justo antes de Nochebuena
  • El papel de los famosos dentro de una bonita historia que rendía tributo al gran Miguel Gila que merecía un homenaje así.

Por supuesto, que muchos considereis criticable todo esto y quizá lo veáis como un uso y abuso de la imagen de Gila o del rollo melancólico para vender choped o chorizo.

Pero os aseguro, que en la parte que yo pude vivir desde dentro, sin duda es una de las campañas o proyectos en más de 20 años de carrera en los que más he sentido la conexión de la gente. Y eso trabajando en un oficio como este es bastante difícil.

Reflexión Final: Malos tiempos para la lírica y la publicidad

Escribo este post en medio de una situación crítica para muchos (no es exageración) y en el que creo que no solo la industria de la publicidad y las marcas tienen que detenerse y reflexionar más allá de sloganes, frases bonitas o gradientes color pastel.

Supongo que todos estamos reflexionando estos días mientras vemos incrementarse las cifras de contagiados y muertos en nuestras ciudades por culpa del maldito COVID-19.

Esta situación me ha servido para contaros la posición que están tomando algunas agencias (tendremos que ver cómo evoluciona en las próximas semanas) y para repasar 2 ejemplos de cómo las marcas pueden contribuir a estar cerca de la gente y, en función de la visibilidad que le otorgan los medios y su capacidad de inversión, influir en las situaciones complicadas.

Evidentemente Campofrío perseguía con su campaña vender más y habrá mucha gente en contra de eso. Pero si aprovechas el presupuesto de marketing y el capital creativo que tienes para conectar con la gente, entretenerla y sacarle una sonrisa, estás aportando algo… ¿O quizá no?

Estoy convencido de que vosotros podéis no opinar lo mismo y me encantaría leer lo que pensáis en los comentarios de este post.

Ánimo con todo. Pararemos para seguir, pero que nos sirva para corregir errores y seguir… Pero seguir mejores de lo que éramos. Sino toda esta mierda no habrá servido de mucho.

 

 

Estándar
bloggers, creatividad

#12DiaC Lo llevamos en la sangre


lo_llevamos_en_la_sangre

 

rocks

 

Dos años después del #10diaC volvemos a Pamplona porque lo llevamos en la sangre y nos va el rocanrol y la fiesta por excelencia de los creatas patrios.

Han pasado 24 meses y en este tiempo todo ha transcurrido muy deprisa. Este blog, como suele pasar, estuvo en parada durante demasiado tiempo, pero hace ya algún mes que otro salió de su coma inducido y reactivó su actividad con tiempo suficiente para recobrar fuerza para uno de los acontecimientos creativos del año: el #12DiaC que vuelve por sus fueros para ayudarnos a tomar un inspirador respiro que nos ayude en esa pequeña batalla diaria que es sacar buenas campañas a la calle.

El concepto: Descifrando el Paradójico Estado de la Creatividad Publicitaria en España

gráficos #12DiaC

Lo cierto, es que la creatividad siempre ha estado y estará de una u otra forma debajo de la lupa. Es nuestro sino. Por eso, nos vienen tan bien estas 2 jornadas de encierro creativo que este año volverán a transcurrir en tierras pamplonicas  los días 20 y 21 de marzo y que con tanto arte y retranca muestran los “gráficos” de esta edición. “Lo que nos han pedido – Lo que queríamos presentar – Lo que buenamente hemos podido hacer” me parece especialmente en este boom de las infografías en el que vivimos peligrosamente. Podéis ver otros carteles aquí.

Por segunda vez, tendré la suerte de estar entre los bloggers oficiales del Dia C compartiendo frenética actividad con un montón de gente divertida e interesante y contando desde dentro las mejores charlas y los momentos más intensos de las 2 jornadas de este 2015.

Para ello, como siempre lo mejor es prepararse un poco el terreno con el Programa del #12DiaC que os podéis descargar aquí.

En esta edición varias cosas que me parecen especialmente interesante, por no decir todas a las que siempre hay oportunidad de sacar partido.

Me parecen especialmente interesantes 3 charlas del viernes por la mañana:

Las dos que tienen que ver con el “Desarrollo del Talento” de Luis Cacho Presidente de Fundación Promete y la de Jorge Ruiz, “Musica y Lenguaje” del cantante de Maldita Nerea, padre-creativo y exalumno arrepentido de Derecho, me parecen especialmente interesantes.

Estas 2 charlas me tocan muy de cerca y supongo que no seré objetivo, pero como creo que afortunadamente, somos cada vez más papás y mamás los que podemos permitirnos vivir de esta profesión de publicistas, os voy a contar mis motivos para recomendarlas.

Luis Cacho creó hace unos años uno de los centros de desarrollo del talento creativo más apasionantes que creo que existen en este país. Se llama Fundación Promete y está basado en un sistema de aprendizaje 100% práctico y estimulante que me hubiese encantando tener a mí cuando empecé a escribir cuentos a los 6 años o cuando a los 10 soñaba con hacer anuncios de publicidad.

Mi hija Emma tuvo la suerte de participar en su Campus de Verano en Madrid el año pasado en una de las áreas en las que está dividido el Campus. Ella eligió audiovisual, pero también hay grupos de música, escritura, artes escénicas, robótica… un montón de áreas hiperestimulantes que seguro van a hacer que mis hijas me den mil vueltas en el futuro (si es que no lo hacen ya) y de eso se trata.

Jorge Ruiz fue algo así como el padrino del Campus Promete de Madrid del año pasado. Nos dio una charla tremendamente interesante (lo hace genial) de cómo canalizar el potencial creativo de los niños hacia lo que ellos realmente pueden y QUIEREN hacer. El iba para abogado y, por suerte, para él y millones de fans entre los que me incluyo, acabó haciendo lo que soñaba: escribir canciones que la gente pudiera cantar y corear. Un crack de ser humano.

La tercera charla que recomiendo es la de Paco Conde, tuve la suerte de verle en directo hace dos años en un OmExpo antes de que se convirtiese en el “Creativo más premiado del mundo” y me parece una de las mentes más preclaras del negociado este de la creatividad.

En cuanto a Wences Sanzestoy seguro de que sigue haciendo un trabajo extraordinario para continuar sacando a la palestra talentos emergentes y eso es siempre una gozada para los que ya somos creativos-viejunos.

No quiero extenderme mucho más, pero el resto del programa con invitados internacionales promete un montón de experiencias creativas que pasan por lo culinario y estético el sábado-morning.

Para cerrar, este año Muttante la agencia que monté con mi socio David en 2013 va con su primera campaña creativa presentada a Festival… Va a ser complicado entrar en el libro, pero siempre se va con un puntito más de ilusión y como con esa emoción de correr delante de un Toro llamado Talento.

Si os apetece revisitar mi experiencia en el #10diaC podéis visitar aquí el post de aquellos días  y echarle un vistazo a una serie de imágenes que diariamente publiqué (hasta que se me rompió la pulsera) en este otro post y también en esta galería de imágenes de tumblr compartida con el hashtag #10diac

Nos vemos en Pamplona este viernes ::)

Estándar
OPINION

El efecto sobrinaje en la creatividad digital


El efecto sobrinaje

Vaya por delante que este post es un pequeño homenaje a mi compañero y amigo Guillermo Castilla, colega de pizzas nocturnas, grandes campañas y momentos inolvidables en agencias como Positiva +A aka Comunica con A o CP Interactive.

Casti definía como “efecto sobrinaje” a esa famosa frase que podían decir muchos clientes o pseudoclientes cuando les presentabas un presupuesto online digamos que justo o les ponías encima de la mesa la necesidad de profesionalizar un poco la presencia digital de su negocio. Toda nuestra perorata bienintencionada de recomendaciones como agencia digital de pro era cortada de raiz cuando el prospect, new-business-en-ciernes o neocliente espetaba: ¡¡PERO SI ESO DE LA WEB ME LO HACE MI SOBRINO!!

De esto puede hacer tranquilamente como 10 años y mi reflexión es que no hemos mejorado mucho el tema. El llamado instrusismo profesional en el mundo de la creatividad y el diseño digital sigue estando a la orden del día, supongo que amparado o acrecentado por la realidad económica que de momento no ayuda.

No creo que sea especialmente culpa de los profesionales de la creatividad digital. Creo que lo hemos intentado todo y lo seguimos intentando a través de organismos que aglutinan y protegen nuestro trabajo y nuestro sector. Y lo peor de todo es que no tengo claro si podemos hacer mucho más o si lo podemos hacer mucho mejor.

Yo creo que es cuestión de valor.

Tengo la impesión de que es algo que tiene que ver con lo que las empresas o las personas valoran y, quizá solo quizá, lo inmediato, ubicuo o excesivamente flexible que ha demostrado ser este medio en algunos momentos no ha jugado a nuestro favor.

La realidad como he dicho otras veces, es que una agencia digital tiene los mismos profesionales (y costes) que cualquier otro tipo de agencia predigital a los que, además, debes sumar perfiles específicos que tienen mucho que ver con la innovación o las nuevas plataformas de comunicación como las redes sociales.

Si un sobrino es capaz de hacer de ejecutivo de cuentas, supervisor de cuentas, director de cuentas, project manager, social media strategist, community manager, director creativo, copy, arte, programador back, desarrollador front, maquetador html y director de sistemas que alguien me lo presente. Hoy a ser posible.

Estándar
OPINION, VIAJES

Drogas y copywriting


Tranquilos. Que este es un post ligerito y humorístico de vuelta de vacaciones. Otro día quizá nos pongamos más serios con los tópicos sobre el uso de sustancias en los perfiles creativos y no tan creativos en las agencias de publicidad y departamentos de marketing.
Disfrutad de esta tira de Grant Snider de su blog Incidental Comics; no tiene desperdicio. Veréis que los que trabajamos creativamente con las palabras usamos un montón de drogas más de las que, en un primer momento, te pueden venir a la cabeza. ::)

Drogas duras y blandas y sus efectos en la escritura creativa. Copywriting

Drogas duras y blandas y sus efectos en la escritura creativa. Copywriting

 

 

 

 

 

 

 

Estándar
OPINION

Idea vs ejecución: dónde reside la creatividad


rough

toda gran idea publicitaria empieza con un rough

El post de hoy viene sesudo. Así que si pensáis leerlo así de refilón mientras hacéis algún que otro RT y los unfollow de turno igual no os deja el maldito.

Y es que el tema da para bastante más que para un post. Probablemente sea el gran caballo de batalla de muchos creativos: ser capaces de llevar adelante una idea de esas que tienen un potencial que tira para atrás.

Igual habéis sentido alguna vez ese vértigo. Yo lo llamo el vértigo creativo. Ese temblor de piernas y ansiedad que sientes cuando sabes que tienes una gran materia prima creativa entre manos mientras se acerca la hora de la verdad. ¿Serás capaz de hacer que ese concepto (ese esbozo ininteligible dibujado en un papel) cambie el rumbo de una marca? ¿Podrás darle la vuelta a las ventas de tu cliente? ¿Podrás liderar el preceso de producción para que ese garabato se convierta en una gran campaña?

Lo dicho. Vértigo creativo.

Porque el tema no tiene desperdicio. Y es lo que tiene trabajar en equipo. Uno puede estar seguro de lo que es capaz de hacer o conseguir uno mismo, pero en el momento que tiene que confiar esa criatura que nació en su Moleskine a sus compañeros de equipo o incluso a otras compañías (por ejemplo una productora, un ilustrador o un desarrollador) es cuando se te puede hacer un poco cuesta arriba.

Ahí está el problema. Y la clave para conseguir que las cosas (las buenas) pasen.

Sin una buena idea jamás harás una gran campaña. Pero si una buena idea no se ejecuta con el mismo afán creativo y exigencia enfermiza que padecemos los copywriters y los directores de arte cuando perseguimos un concepto, el resultado final no será el esperado.

Lo cierto es que a uno le cuesta ver estas cosas siendo creativo. Siempre otorga más valor a la parte primigenia del trabajo, la conceptualización, el génesis de la idea, el corazón del proyecto, la razón de ser de cualquier agencia de las buenas. Pero, ahora que estoy cada vez más en contacto con proyectos no tan publicitarios pero que tienen mucho que ver con la creatividad, debo reconocer que estoy pondereando cada vez más el valor de la ejecución creativa. Y si me apuráis un poco, de la ejecución a secas.

Lo estoy viendo últimamente en algunas start up con las que empiezo a estar en contacto. La idea es solo el principio. Piénsalo. Las mejores ideas son muchas veces las más sencillas. Lo que implica que cientos de miles de chavales de todo el planeta con más neuronas vivas que tú y sabiendo picar código están teniendo, en este preciso momento, la misma idea que tú.

Así que de cómo la ejecutes. De cómo le des forma. De cómo la hagas crecer con el apoyo de gente más lista que tú. Y de cómo la pongas en marcha con tus recursos, tus contactos y tu dinero o el de los demás, va a depender tu futuro.

Suerte chaval.

Estándar
OPINION

Las grandes ideas no son patrimonio de las grandes agencias


Espíritu creativo mexicano... desde pequeñitos

Supongo que ahora que estoy montando mi propia agencia pequeña lo creo más que nunca, pero lo cierto es que siempre he pensado que las grandes ideas están al alcance de todos. Precisamente eso, es lo que las hace GRANDES.

De todas formas, supongo que todos conocemos unos cuantos casos o momentos que podrían sostener este argumento. Desde leyendas del sector como que “El hoy me siento flex” surgió de forma espontánea en un Focus Group y fue directamente verbalizado por un cliente de la marca, hasta casos de campañones que han visto la luz, siendo paridas por el último mono de la agencia; también conocido como Trainee.

De esas, prefiero no hablar demasiado porque al final todo se sabe, pero seguro que todos los que llevamos un tiempito en el sarao de la publicidad en este país conocemos más de una.

Lo más difícil no es tener una gran idea. Lo más difícil es saber verla.

No todo es tener grandes ideas, también tiene mucho mérito saber verlas. Lo que sucede es que este feeling que te permite identificar una buen concepto normalmente se adquiere cuando ya has visto, palpado y admirado grandes ideas que en su mayoría no has tenido tú. Yo por eso, cada vez le otorgo el mérito que se merece al mecenas/descubridor de la idea, no solo a su autor/creador.

Así que, sin preocuparse tanto de quién la crea, quién la saber ver y quién vende la creatividad (que también es fundamental) lo importante es creer, alimentar y defender las grandes ideas para que todos podamos disfrutarlas en la calle, en nuestro buzón o en la pantalla de turno.

A nosotros en @muttante_es, más que una pequeña agencia, nos gusta definir nuestro proyecto como algo-parecido-a-una-agencia. Y si a algo le vamos a dedicar tiempo a partir de ahora, es a eso: a las pequeñas ideas que se acaban haciendo bien grandes.

Esperamos crecer. Como ellas :)

Estándar
OPINION, Uncategorized

Ya no se escriben buenos anuncios


Typewriter foto del flickr de Amio Cajander

Es duro. Pero bastante cierto.

No es que no se hagan buenos anuncios. Afortunadamente, y especialmente en los tiempos que corren, seguimos viendo buenas ideas sobre el papel, la televisión, nuestras pantallas digitales y también en la radio.

Pero, en mi opinión, empiezan a escasear esos anuncios que nacen de retorcer palabras, esculpir expresiones y emociones para llegar a la gente, emocionar, conmover y movilizar al consumidor con una carga de mayor profundidad que transciende a ese plano algo más superficial de las imágenes.

Al menos, a ese tipo de imágenes que suelen poblar la publicidad en estos tiempos de crisis, que no deberían ser de crisis de ideas, sino todo lo contrario.

Parece que en lo que se refiere al texto publicitario nos hemos autolimitado a algunos recursos resultones que siempre funcionan.

Un titular con un golpe y, como mucho un aterrizaje, más o menos digno en una oferta o beneficio del producto más o menos justificable.

A mí no me vale con eso.

Me viene a la mente la que, en mi opinión, es obra de obligada lectura para los copywriters La fuerza de la Publicidad de Marçal Moliné que en sus úlltimas páginas, y bajo el título “118 trucos para hacer buenos anuncios, glosa un extensísimo catálogo de figuras retóricas con ejemplos prácticos que deberíamos tener mucho más presentes en nuestro trabajo creativo diario: etopeya, omisión, metáfora, erotema…

Hablo de cualquier pieza publicitaria. Pero, especialmente de gráfica, exteriores y campañas online. Afortunadamente los spots (las pelis como solemos llamarlas en las agencias de publicidad) y las cuñas de radio (no podría ser de otra forma) aun resisten a ese viejo modus operandi creativo de la idea/concepto y su desarrollo a través de ejecuciones verbales elaboradas.

Me vienen a la mente el “No es lo mismo” de BMW, “Contrato con el planeta” de Unión Fenosa, el spot “intermitente” de Guía Repsol, “Cómicos” de Campofrío: ideas grandes con discursos intensos, profundos y en algunos momentos me atrevería decir que hasta poéticos.

Especialmente, me deja mal sabor de boca el poco cariño que se le da a los mensajes y a las ideas en las campañas online. Banners, insterstitials, desplegables en los que evidentemente tiene que pesar la imagen y la animación, pero en los que sigo echando de menos que haya una idea detrás. Solo eso, una idea.

Porque sin mensaje, no hay anuncio. Y sin ideas, la publicidad no vale nada.

Así que, por favor, no dejemos de escribir anuncios. Anuncios de los buenos.

Estándar