Archivos para creativo

Sobrescribir

octubre 15, 2016 — Deja un comentario

He aquí la definición de Sobrescribir según la RAE

Del lat. superscribĕre.

Part. irreg. sobrescrito.

1. tr. Escribir encima de algo ya escrito.

2. tr. Poner el sobrescrito en la cubierta de las cartas.

 

A estas dos acepciones “oficialistas “yo le añadiría una tercera de cosecha propia. Escribir sobre escritura. Escribir acerca del misterioso acto de escribir. 

A estas alturas del partido, y después de casi 20 años de trayectoria como copywriter, creativo y bloguero, me sigue costando enfrentarme a la hoja en blanco. Especialmente si se tratar de hablar de mi propio proceso creativo y de escritura. 

Pero vayan por delante algunas cosas que me pasan por si a alguien que se esté dando un paseo por las procelosas aguas de la Red le sirven de ayuda.

Consejos que no dan las madres sobre escritura creativa

1.- Pregúntate si tienes algo que decir

En serio. Siéntate frente al espejo, araña en tu interior y descubre ese algo que quieres/tienes que contar o puedes aportar. No te sientes a escribir hasta que lo hayas encontrado.

2- Escribe desde las tripas

Ahí me he acordado de una de mis escenas favoritas de una de mis pelis favoritas. La verdad es que no le tengo un cariño especial a Mr. Cruise pero creo que esta escena de Jerry McGuire (1996) ilustra muy bien la inspiración y el nivel de inmersión en la escritura al que me refiero.

Luego siempre estarás a tiempo de pulir donde se te haya ido la mano, pero si no consigues una conexión emocional con tu texto y con lo que quieres transmitir, difícilmente podrás conmover, persuadir o llegar de verdad a la persona que tienes al otro lado del papel o la pantalla.

3.- Deja el texto en borrador al menos 6 horas

Desconecta. Si tienes tiempo, relee tu texto al día siguiente. Si no tienes tanto margen, sal a correr, echa una buena partida al Call of Duty, tómate una cerveza artesana o un buen café con quien tú quieras, practica sexo… lo que sea, pero abandona por unas cuantas horas el proyecto para el que estás trabajando y, en concreto, el texto que estás escribiendo.

4.- Relee lo que has escrito

El mood ahora tiene que ser bastante distinto al que tenías cuando redactaste el texto. Debes concentrarte en un análisis cuidadoso y pormenorizado de todos los elementos:

  • ¿El contenido es apropiado?
  • ¿El material y el enfoque van a resultar interesantes para tu target?
  • ¿La estructura del texto colabora en la comprensión y en la consecución de los objetivos de la pieza?
  • ¿Las estructuras gramaticales son sencillas y aportan dinamismo y frescura al contenido?
  • ¿El texto cumple lo que tenías en mente cuando te sentaste delante del ordenador o la máquina de escribir?

Todos esos aspectos que escribiendo desde la tripa no deberías tener en cuenta pero que ahora tienes que pulir para que, sin que pierda emotividad o poder de comunicación, el texto sea un material mucho más solido y cumpla tus objetivos.

5.- Muéstrale tu trabajo alguien

Una vez que ya has hecho tu propio control de calidad, llegó el momento de la primera prueba de fuego: compartir tu “criatura” con alguien que no va a ser tan condescendiente como tú, reconócelo. Puede ser tu pareja, un amigo, un compañero profesional o el bartender de tu café favorito, pero es algo que debes hacer… y lo sabes.

Ese momento es siempre algo así como rajarse el pecho a la altura del esternón, abrirte las carnes, sacarse el corazón y servírselo en un plato frío a un extraño para que lo examine a conciencia. Y claro, no es fácil.

Tienes que estar preparado para todo y también para, dadas las circunstancias, confiar en tu instinto y seguir adelante obviando algunos comentarios. Encontrarás cientos de post con claves, trucos y secretos que hacen que un texto, una obra creativa o un proyecto sea un éxito. Pero, en mi opinión, lo que le funciona a un copywriter, para un target o un mercado concreto puede no funcionarte tan bien o también a ti.

6.- Haz una revisión final y publica.

Si no compartes el texto en tu blog, no suben la landing o el microsite que has redactado a la web, no publicas el microrrelato que has escrito, no imprimes el folleto que te habían encargado, nunca sabrás si tu trabajo era acertado o no.

En los tiempos que corren. los costes de tiempo y dinero para poner tu trabajo en el mercado son muy asumibles. Así que lo mejor que puedes hacer es algo así como lean copywriting: ir elaborando tú propio aprendizaje sobre tu material en base a los resultados que vayas obteniendo y seguir escribiendo, escribiendo, escribiendo…

Escribe los lunes, los días de lluvia, con una mano escayolada, con 3 copas de más, cuando tengas un mal día… porque cada día que dejas de escribir es un día perdido. (Te lo digo por experiencia)

 

 

 


we_try_harder

¿Por qué una agencia de publicidad pequeña?

Os voy a decir la verdad. Yo nunca fui demasiado partidario de la agencias pequeñas.

Cuando veía los anuncios de Nike, Coca Cola, Impulso, Sanex, Danone, BMW o de mi primera colonia, Chispas, soñaba con trabajar en una gran agencia de publicidad. Por aquel entonces, no sabía muy bien lo que significaba ser creativo publicitario. Y mucho menos lo que era ser copy. Pero me entusiasmaba pensar que podía tener ideas, inventarme anuncios y verlos aparecer en la misma televisión donde veíamos el 1,2,3, Objetivo 92 o El Equipo A.

No nos educan para pensar en pequeño

Digamos que socialmente estamos programados para pensar a lo grande. Nos han metido en la cabeza a través de esa misma televisión que hay que “triunfar en la vida” ¿Qué será eso? Ser una estrella de fútbol, un ídolo del rock & roll, un ministro o ¿por qué no un controlador de vuelo? que según dicen tienen muchos días de descanso y ganan un pastón.

Lo de trabajar en una empresa pequeña y ayudar a sacar adelante un proyecto sin demasiada visibilidad, en el que te puede tocar hacer un poco de todo, digamos no está tan respaldado ni fomentado en estas tierras.

Yo me licencié en Ciencias Empresariales en la Universidad Complutense de Madrid y lo último en lo que pensé cuando terminé la carrera fuer en crear una empresa. Raro ¿no?. Supongo que yo con 23 añitos también andaba preocupado en otras cosas. Pero no puedo dejar de calificar como fracaso de la universidad patria que, tras 6 años por allí, nadie fuese capaz de motivarme lo suficiente como para que al menos pensase en intentarlo.

Cariño, he encogido la agencia

En mi caso, debo reconocer que acabé en una agencia pequeña un poco por accidente. Si bien es cierto que, si esa agencia pequeña es TU agencia pequeña, creada desde cero por tu socio y tú con “una mano delante y otra detrás” como diría aquel, la cosa toma un cariz un poco más especial.

Antes de crear Muttante solo había estado en una agencia con menos de 25 personas más de una década antes. Se llamaba Team Barclaycard y la experiencia fue de las mejores que he tenido. Es más fácil hacer equipo, formar algo parecido a un grupo de amigos o una familia y conseguir que la calidad de vida de la gente sea muy superior a la media.

Pero bueno, esta vez las circunstancias mandaban así que, parafraseando a mi colega Leandro Yanco y su libro“Una patada en el culo es siempre un paso adelante” yo aproveché el último “empujoncito” que me dieron en MRM para tomar una nueva perspectiva sobre la profesión y el oficio que amo.

En ese momento y, por primera vez, decidí fijarme de verdad en esos miles de miniagencias y estudios creativos que se parten el cobre (por eso, yo creo que nos llamamos compañeros del metal) en cada rincón de nuestro país y gracias a las cuales, millones de negocios, PYMES y no tan PYMES, consiguen hacerse un hueco en el mercado y hacer algo tan básico, pero tan complicado en estos 7 últimos años como es VENDER.

Hablando de las ventajas de las agencias de publicidad pequeñas

Como igual sabéis si seguís este blog, mi socio David Mora y yo fundamos Muttante en mayo de 2013. En este tiempo nos hemos dado sonoros cabezazos contra algunos briefings, proyectos y decisiones equivocadas que nos han ayudado a descubrir cuáles son los verdaderos puntos fuertes de una agencia de nuestro tamaño y cuáles no (qué tal si empezamos por estos)

5 COSAS QUE UNA AGENCIA PEQUEÑA NUNCA PODRÁ HACER POR TI

  1. Garantizarte un servicio 24 h, 7 días a la semana, 365 días al año incluidos Nochebuena, Navidad, Noche vieja, Reyes, cumpleaños familiares, graduaciones y comuniones de tus hijos etc.
  2. Poner a tu disposición un equipo (a veces sobredimensionado) de “n” personas en exclusiva para tu cuenta, con acceso directo a sus teléfono móviles 24 h al día.
  3. Pagarte un viaje a Cancún para todo tu equipo para que podáis celebrar juntos los éxitos conseguidos en el último ejercicio.
  4. Prometerte que el spot que estás rodando va a ser superviral (Espera, eso tampoco te lo puede prometer una agencia grande)
  5. Perder sus principios
grapa_pequeña_ok

Prueba una agencia pequeña de publicidad. Verás como te enganchas.

10 COSAS QUE UNA AGENCIA PEQUEÑA Sí PODRÁ HACER POR TI

  1. Currárselo más

    Tener una gran agencia con una vitrina llena de premios mola mucho. Pero igual mola más saber que al otro lado del teléfono o del mail tienes un equipo de personas que se va dejar la piel y que va trabajar el próximo proyecto como uno de los más importantes de su vida. ¿Por qué? Porque tiene que ganarse un hueco en el mercado y porque la única forma de hacerlo es esforzarse más que los demás, buscar una idea mejor que las demás y poner toda la carne en el asador.

  2. Tener grandes ideas

    Y es que lo bueno de las agencias pequeñas es que no les caben los complejos y por eso lo habitual es que no se corten a la hora de proponer ideas y acciones de esas que hacen que cliente y agencia crezcan juntos. Que, dicho sea de paso, es la mejor forma de crecer.

  3. Cumplir lo que te promete.

    No olvides que lo normal es que en una agencia pequeña trates directamente con los que “parten el bacalao” Y eso te ahorrará mucho tiempo y quebraderos de cabeza. Afortunadamente, las decisiones en este tipo de organizaciones las toman las personas que directamente están implicadas en tu proyecto o en la gestión de tu cuenta.

  4. Ofrecerte unas tarifas justas y ajustadas

    Obvio. Las agencias de publicidad pequeñas no tienen que soportar las macroestructuras de las grandes agencias. Altos equipos directivos cargaditos de personas que no aportan ni tiempo ni valor a los proyectos, desconocen en muchos casos el negocio actual y cobran unos sueldazos de los años 80 (de esos de cuando “Curro se iba al Caribe”)

  5. Ser tan flexibles como haga falta

    Los que llevamos un tiempo trabajando en esto, sabemos que los proyectos y las necesidades cambian de un día para otro. Y que hay pocas cosas que valore más un cliente que una respuesta flexible cuando las cosas se complican. Se trata de echar una mano en lo que haga falta, y ahí digamos que las agencias pequeñas tenemos muchas menos servidumbres que las grandes.

  6. Tratar mejor a su equipo

    Las agencias pequeñas aún tienen cierto margen de maniobra y no viven la parte más oscura y cruda de la relación cliente-agencia. Por eso, pueden poner la calidad de vida de su equipo y las condiciones de trabajo por delante de muchas cosas ( a ver si conseguimos que esto llegue algún día también a las grandes)

  7. Innovar más y más veces

    Las agencias pequeñas tienen menos gente a la que integrar (normalmente a la fuerza) en procesos de innovación y cambio. Uno de sus fuertes es una mentalidad abierta, joven y acostumbrada al cambio que las permite adaptarse al medio con mucha más facilidad que los grandes dinosaurios de la industria publicitaria.

    En Muttante por ejemplo utilizamos

    • Slack para trabajar en equipo con gente situada en distintos lugares
    • Trello para distribuir proyectos, tareas y seguimiento de proesos (de hecho lo usamos para gestionar el flujo de trabajo con alguno de nuestros clientes)
    • Evernote como herramienta para la documentación y la gestión de la información
  8. Ser más transparentes

    Las agencias pequeñas tienen mucho menos que perder. Y como hemos visto que ya hacen algunas empresascomo Pepephone (a los que nos gustaría parecernos) si empiezas desde los inicios a comportarte con un mínimo grado de ética y transparencia, eso te permite sentar las bases de tu propia identidad e intentar cambiar las cosas en un sector demasiado opaco.

  9. Ser libres y comportarse como tal

    Las agencias pequeñas tienen la suerte de no tener que pagar dividendos a incomprensivos fondos de inversión que pueden llegar a condicionarlo todo. Y eso, las permite ser más libres para todo: para pensar, para decidir y para crear grandes cosas que es de lo que se trata

  10. Seguir creciendo

Y qué mejor forma de hacerlo que con ideas que al principio parecen muy pequeñas y que se acaban convirtiendo en algo         por la que cualquier gran agencia mataría. Para rematar el post, os dejo aquí un ejemplo que seguro que conocéis “Pastillas para el dolor Ajeno” de GerminalUna, hasta entonces, pequeña y desconocida agencia de Murcia que gracias a una idea soberbia y a un extraordinario tesón al más puro estilo “We Try Harder” irrumpió en un sector que quizá hasta aquel momento reservaba el éxito para agencias mucho mayores en dimensión pero no en calidad.

Os juro que no me canso de verla.


unidad_de_medida_de_la_creatividad

 

Quien me conoce bien os podrá decir hasta qué punto soy fan de las Redes Sociales. Os podrá confirmar cómo han cambiado mi visión de la comunicación publicitaria y las relaciones personales y profesionales. Pero llegado este momento, creo que merece la pena sentarse un rato encima del móvil para amortiguar el soniquete de los retuits y reflexionar.

La pregunta es: ¿Cuál es la unidad de medida de la creatividad?

Así, a traición. A puro calzón quitado.

No lo podemos negar. Es evidente que los creativos, como cualquier otro profesional, vivimos de nuestros resultados. Pero, sinceramente, me niego a creer que esa sea la única unidad de medida aceptada universalmente para valorar el trabajo de un montón de gente cuyo trabajo está y siempre va a estar en la picota.

Podremos pagar la hipoteca (que la tenemos) o vivir más desahogadamente si nuestras campañas o propuestas funcionan. Pero si dejan de hacerlo, hay cosas de las que no nos podrán desahuciar.

Nuestro talento, el respeto profesional y el reconocimiento del trabajo bien hecho, sin ir más lejos.

Y no creo que estos 3 baremos bajo los que es posible ponderar la trayectoria de un profesional de la creatividad puedan medirse exclusivamente a través de un extraño algoritmo que interrelacione el número de visionados en Youtube, el número de likes en Facebook o el número de Favs y RT en Twitter.

Creo que, más allá de los resultados que obtenemos y (seguramente también) mucho más allá de los premios, existen otros criterios a la hora de valorar el trabajo de un copywriter o un director de arte. Criterios quizá solo los que hemos pasado una noche entera persiguiendo un titular o buscando la tipografía perfecta conocemos, respetamos y podemos ser capaces de valorar. 

 

 

 

 


En estos tiempos que corren tan alienantes en ocasiones para los que nos ganamos la vida con la creatividad, no deja de ser estimulante que haya inicativas que nos inviten a remezclar las palabras y las ideas y nos sirvan de entrenamiento para, quizás, mantener despierta la mente. Puede que hoy no esté mucho el horno para juegos de palabras, malentendidos bienintencionados y riesgos calculados en tus campañas. Pero por lo que pueda pasar, más vale que nos dediquemos a mantener las neuronas en estado de semireposo.

Si seguís mi blog desde hace algún tiempo o mi cuenta de instagram, sabréis ya de mi afición por fotografíar la señalética del transporte público madrileño buscándole un segundo significado (quizá oculto) En mi post Divertimento Creativo, podéis ver algunos de los ejemplos. Por eso, esta propuesta de App “Genius Meme Generetor”, lanzada por Cambridge en Facebook, me parece, como mínimo una invitación al jugueteo creativo y a volvera a retorcer imágenes y palabras. Algo que siempre se ha hecho en la publicidad off (especialmente en la gráfica) y que yo al menos, en ocasiones, echo de menos en la publicidad digital.

Yo ya me he currado un par de pelis (podrían ser mejores la verdad) si os animáis creo que no os lo he puesto muy complicado.

Así que, como diría el ínclito Joaquín Prat “Aaaaaaaaaaaa jugaaaaaaaar!

Genius Meme App

Reservado a magos novatos

Reservado a Magos Novatos #otraseñales

tumblr_mdd7e2Kubx1r2ee5wo1_500

Kate Haring asomándose #otrasseñales


La verdad es que con el título de este post tengo la tentación de sembrar mi prosa con símiles y referencias sanferminero-creativas, pero no sé si va a ser demasiado.

Pero lo que si me apetece, es agarrar una de las acepciones del término “encierro” y hablar de lo que supone para un creativo-blogger o blogger-creativo (en plan palíndromo) esta especie de inmersión o rebautismo creativo que vivimos durante 2 días la semana pasada en Pamplona, gracias al Club de Creativos.

Lamentablemente no pude asistir a la cita del jueves. En compensación la experiencia del viernes fue tan intensa que creo tener materia prima de sobra para contagiar entusiamos creativo en cada coma o cada pixel de este post.

Conferencias despierta-neuronas

El día después de un sarao animado por 2manyRafas siempre muestra aforos desiertos y creativos con sombras oscuras bajo sus miradas y parpadeos excesivamente prolongados. Así que el reto de los ponentes era despertar al personal (que no es poco)

Después de una primera ponencia-patrocinada un poco fría y sorprendente y de que Efímero Forever nos templase un poco más una colección de camisetas superchulas vestidas de una exquisita direccióin artística, llegaba uno de los platos fuertes de la jornada del viernes: Nicolas Roope, fundador de Poke. La verdad es que fue una ponencia interesante con algunos casos bastante relevantes y notorios, pero he de reconocer que pasado el día me resultaron más inspiradoras otras ponencias de las que me esperaba mucho menos. Aún así, su reflexión sobre la poca creatividad que se aplica a uno de los elementos más utilizados como símbolo de las ideas: las bombillas

PLUMEN BULB LOOP from Plumen on Vimeo.

De hecho, el estilo del arquitecto Santiago Cirugeda, su desparpajo e irreverencia para buscarse la vida y sacar adelante proyectos independientemente de todas las barreras (políticas, estéticas o económicas) me resultaron mucho más estimulantes. Creo que en los tiempos que corren, ser creativo tiene más de este arquitecto andaluz acostumbrado a batirse el cobre y pelear por sacar adelante sus ideas que de esa parte más cuidada e intelectual del bueno de @nikroope

La obra de Santiago-Cirugeda

Después de estas dos primeras charlas, tuvimos un poco de todo:

El humor absurdo y ácido de Querido Antonio que nos contó los secretos de su proceso creativo y cómo las ideas, conceptos y mensajes son la piedra angular de sus piezas. Otro “buscavidas” que saca los recursos de donde sea (ilustra sin saber dibujar o graba sus propias voces) para crear obras maestras como este insuperable “Los Reyes Magos”

Allí estuvo también Joris Joosten, planner de Happiness Brussels, una de las agencias de nuevo cuño más premiadas de los últimos años; cuyo discurso sobre filosofía, sobre la importancia de la ejecución de las ideas y sus ejemplos, también superaron en mi opinión a algunas conferencias previas. Aquí uno de los campañones que mostró y contó, que no por visto, deja de parecerme espectacular IQ Font.

iQ font – When driving becomes writing / Full making of from tomgalle on Vimeo.

También tuvimos a Humberto Matas, fundador y director estratégico de Designit España, que nos contó cosas muy interesantes sobre cómo llevar los procesos creativos a organizaciones bastante más cerradas y las satisfacciones que le había dado integrar dichos procesos en terrenos que la creatividad no había conquistado. A mí Humberto me gusto mucho y su storytelling sobre como fue un hijo de la publicidad de los 80 (literalmente) y abandonó el mundo de los anuncios como consecuencia de esa vertiente sórdida que a veces nos cuesta mucho reconocer a los que aún permanecemos en el sector.

Pero los otros 2 ponentes que vimos en la tarde del viernes realmente conquistaron al personal, en mi opinión.

XImo Lizana, director artístico de Aqualium que nos dejó boquiabierto con su sinfonía de arte, innovación y tecnología. Un tipo cercano con un gran nombre en el mundo del arte contemporáneo en nuestro país que nos demostró que los españoles también podemos salir fuera a comernos el mundo. De hecho, tuvimos la oportunidad de conocer su historia un poco más tomándonos unas cañas con él a las puertas del Palacio Baluarte. Un tío muy interesante. En serio.

Y por último, Sergio Caballero, que nos transmitió con todo lujo de pelos y señales la evolución conceptual y visual del Féstival Sónar; una gozada de historia que ayuda a entender que las buenas ideas acaban tomando forma solo con el paso de los años y un crecimiento orgánico y sostenido en el tiempo.

Logo sonar

Pero además de las conferencias, el palmarés de premios y su entrega, los emotivos homenajes a nuestros colegas de profesión que ya no están o la fiesta de después; me gustaría destacar algo que desde el punto de vista de un creativo que es part-time blogger quizá sea lo más importante: el subidón que da poder compartir un evento así con un montón de twitteros con los que me encontré, reencontré o desvirtualicé y que hicieron que me quedase con ganas de prolongar el encierro al menos hasta los Sanfermines. Un abrazo a todos:

@jotabenedi

@anicaballes

@carlosjnavarro

@mismamente

@lacriaturacreat

@davidmorah

@untadoennocilla

@21alexsanchez

@marquitosduran

@di_trolio

@eduardogarciaon

A todos los que no pude desvirtualizar en este #10diaC, nos vemos el año que viene, a ver si me dura la #PulseradíaC .

guille_multipantalla

Puerta de acceso al Palacio Baluarte de Pamplona, Navarra.

Puerta de acceso al Palacio Baluarte de Pamplona, Navarra.

Nicolas Roope de Poke London en el #10diaC

Photocall Bloggers #10diac

San Fermín patrón del encierro creativo del #10diac


¿Cuanto duran los efectos del día C?

¿Cuanto duran los efectos del día C?

Vamos a comprobarlo.

Esta tarde ya en Madrid, tras una experienca intensa y gratificante que os contaré en un post más largo y reposado sobre el  #10diaC me encontraba en la cocina, con las tijeras de pescadero en la mano, y a punto de cortarme la pulsera que daba acceso al festival…

…pero no he podido.

No sé si será por ese evidente simbolismo del objeto que tenía en mis manos y la memoria de todas esas ideas que mueren con las alas cortadas, pero lo cierto es que algo me ha detenido en el intento. Y ese algo, como no podía ser de otra forma, ha sido una IDEA.

Igual una idea un poco antihigiénica. Pero una buena idea.

He decidido conservar la pulsera en mi muñeca

Eso mismo. Conservaré la pulsera todo el tiempo que pueda, como mínimo mientras el plástico aguante.

Será una forma de recordarme a mí mismo el compromiso que adquirí hace muchos años con la defensa de la creatividad y mi responsabilidad para con todos los creativos en la lucha por proteger ese bien inmaterial que compartimos: las ideas.

Si tú aún no has cortado la tuya y decides hacer lo mismo, cuéntamelo con el hashtag #pulseradiaC

Igual nos sirve para prolongar esa lista de efectos beneficiosos que cada año nos trae el Día C (inspiración, cooperación, reflexión y debate) y que luego, el resto de días con marca blanca, consigue arrebatarnos demasiado pronto.

Nota mental:

Preguntar a @ezequieltrivino el nombre de la empresa proveedora de la #pulseradiaC por si se quiere apuntar a un test de durabilidad de sus materiales. :)


muttante01

Hoy en cierta manera nace Muttante. Aunque en realidad ya lleva naciendo mucho tiempo.

Una agencia que no es una agencia. Un proyecto flexible, cambiante y vivo fabricado en ese material del que hoy deberían estar hechas las marcas.

Una iniciativa que nace del punto de encuentro de los Social Media y la creatividad que, tweet a tweet, iréis viendo nacer y crecer en tiempo real; como todo lo que nace y sucede en Twitter, Facebook, Pinterest, Google +, Tuenti, Instagram o Foursquare.

Se trata de colaborar. Del famoso coworking. De dejar que la gente libere y comparta su talento natural, como ha hecho mi colega y amigo Borja Lizcano de @flyabit  que se ha currado este increíble logo. Y como un montón de gente más con la que voy a tener la suerte de contar en este nuevo proyecto… no os impacientéis que os los voy a ir presentando :)

Gente que si algo puede aportar, es una visión poco convencional de la publicidad y el marketing. Porque ha vivido como yo la brutal metaformosis de nuestro sector y porque sabe muy bien que, hoy, lo más importante de una agencia es que sea capaz de adaptarse a cada proyecto. En recursos y en costes. En talento específico y servicio personalizado.

Hoy cambia lo que sientes. Lo que piensas. Lo que necesitas. Por eso, nace Muttante.  Bienvenido al UNCONVENTIONAL ADVERTISING.

Síguenos si puedes en @muttante_es.