OPINION

Naming: la extraña historia de un asteroide llamado Paquifrutos


Así es. El asteroide número 34854 descubierto en octubre de 2013 por Rafael Ferrando desde el Observatorio Astronómico Pla D’Arguines lleva el orgulloso nombre de la mujer de su descubridor. Pero lo cierto es que, seguramente no es el único nombre curioso o sorprendente que nos hemos llevado a los oídos.

Porque cada nombre, tiene su historia.

asteroide-hd

El arte de poner nombre a las cosas

Decía Platón que todas las cosas tienen un nombre natural, el problema es encontrarlo. Y sino que nos pregunten a aquelllos que, de alguna u otra forma, nos dedicamos profesionalmente a poner nombre a las cosas, las marcas, los productos o las ideas.

Seguramente, para los que trabajamos con las conceptos expresados con palabras, este sea el trabajo más complejo, pero también el más estimulante. Ver como cae en tus manos una marca completamente nueva a la que puedes dar significado con algo tan poderoso como un nombre, al que a continuación i es una sensación que difícilmente se produce con otro tipo de proyectos.

Es como pisar nieve virgen. Es como clavar la primera bandera en la cima del Everest. Es como poner el pie por primera vez en Paquifrutos.

¿Cómo debe ser un buen nombre?

He aquí algunas variables que el futuro nombre de tu nueva marca o producto debería cumplir:

1.- ALGO QUE CONTAR : Un nombre debe ser capaz de identificarse con lo que representa una marca o un producto. Debería transmitir información vinculada a la actividad de la compañía o la personalidad de la marca. Un gran ejemplo: una compañía de móviles llamada Yoigo.

yoigo0

2- FÁCIL DE PRONUNCIAR: mejor si cumple esta premisa en varios idiomas. Un nombre con una pronunciación compleja o poco clara puede complicar mucho su asentamiento y generar dudas en los consumidores. Si bien hay honrosas excepciones como Schweppes, lo recomendable es elegir un nombre sin problemas de pronunciación para así evitar tener que invertir mucho en darlo a conocer o explicar como se pronuncia la palabreja. Un gran ejemplo de un nombre fácil de pronunciar en casi cualquier idioma es Kodak.

COLLINS_Kodak

3.- EUFÓNICO: un buen nombre debe tener un sonido agradable a la hora de ser enunciado, en oposición a lo cacofónico o sonoramente desagradable. Aquí me viene a la mente el gran nombre de la agencia de unos amigos Molamil en Copenhage.

 

molamil

 

4.- BREVE: La concisión a la hora de introducir sílabas o palabras en tu nombre puede ser una gran ventaja. Especialmente para ayudar a que sea contundente y memorable. Si es solo una palabra, mejor que mejor. Un ejemplo: BIC.

 

bic_logo_2470

 

 

5.- DIFERENCIADOR: tu nombre debe desmarcarse de otros productos y marcas del sector, pero también de otro tipo de denominaciones quizá no comerciales con las que podría confundirse o mimetizarse.

 

kukuxumusu

 

6.- SIN CONNOTACIONES PELIGROSAS O NEGATIVAS

Quizá esto sea uno de los puntos más difíciles. Debes someter tu lista de nombres finalistas a revisión en los distintos mercados en los que va a implantarse para evitar casos como el famoso ejemplo del Mitshubishi Pajero y sus explícitas connotaciones en España.

lpajero

6.- DEBE SER FÁCIL DE RECORDAR: su sonido y grafía deben ser memorables para facilitar su identificación especialmente en el momento de decisión de compra o consumo.
faunia
7.- CONVIENE REGISTRARLO: además de identificar la disponibilidad de urls y perfiles sociales, algo que podéis comprobar rapidamente a través de namecheckr.comes recomendable que acudáis a la Oficina Española de Patentes y Marcas para que comprobéis que está disponible para su uso y registro. Por algo más de 140 € podéis dejar el tema resuelto.

 

¿Cuántas alternativas de nombres tengo que lanzar hasta encontrar uno realmente bueno?

Tal y como recoge este artículo de El País ya con unos años de historia a sus espaldas, hay grandes compañías como Interbrand España que destinan multitud de recursos humanos a ponerle nombre a las marcas. Interbrand es la responsable de nombre como Viagra y Prozac y su proceso creativo para grandes compañías puede llegar a una lista larga de unos 400 nombres.

Estos 400 nombres que pasan por un proceso que elimina aquellos ya registrados, hasta llegar a una lista de unas 45 denominaciones, a partir de aquí se hace una solución final con una lista corta de unos 10 nombres que es presentada al cliente.

En el caso de profesionales independientes o agencias más pequeñas el volumen de alternativas suele ser sensiblemente menor a estas cifras, sobre todo en lo que a la lista larga se refiere. Lo que es seguro es que se trata de un trabajo de campo y de filtrado muy arduo que obliga a contar con un número mínimo de caminos/territorios y alternativas para ir haciendo lo que yo llamo un “embudo de decisión”

Es decir, el proceso de decisión debe ir filtrando las propuestas de modo que cada nos encontremos con un número menor de alternativas. Si el embudo vuelve a abrirse y volvemos a un número de opciones mayor tendremos un problema y podremos encontrarnos en un bucle de decisión que nos impida llegar a una propuesta satisfactoria para el cliente y el creador de namings.

Un poeta trabajando para las marcas

Afortunadamente, en este país tenemos gente tremendamente especializada en este tema y tremendamente admirable. Seguramente habréis oído hablar de él, se llama Fernando Beltrán y tiene una empresa llamada El Nombre de las CosasA Fernando que es un poeta reconocido y reconocible le cambio la vida profesional cuando dio con un nombre que todos recordamos: Amena. 

Una de las primeras compañías de telefonía móvil en llegar a nuestro país que iba a llamarse Retevisión Móvil a secas. Por suerte, Fernando, a través de una agencia que le subcontrató para el proyecto, cambió la historia de esa marca (con la inestimable ayuda de un montón de gente bailando, de un extraño muñeco llamado Pipo y de un Chaval con una Peca versionando el Libre de Nino Bravo) Al mismo tiempo cambió también la historia de Fernando gracias al impulso de Amena que le abrió un gran hueco entre esos pocos privilegiados en los que marcas grandes y pequeñas confían a la hora de ser bautizados.

 

Fernando también ha dado forma a otros nombres memorables como: Faunia, Rastreator, Lloviedo o Redvolución de Vodafone. Para mí lo más relevante de su trabajo es su forma de hacerlo. Se dedica a escuchar y tocar la marca o el producto, a experimentar con ese “objeto” a nombrar hasta que casi de forma natural como diría Platón, acaba encontrando el nombre que ese mismo objeto le está pidiendo.

Creo que cuando yo estoy en el proceso de creación de un nombre, trabajo también un poco así. La documentación escrita, el briefing, es un documento imprescindible. Pero la magia comienza cuando has interiorizado ese briefing escrito y empiezas a hacerte uno con la marca o el producto, su esencia, su latido, su personalidad. 

Algo que no puede ser nombrado es como si no existiera

Una marca o un producto que aún no tiene nombre carece de una parte sustancial de su identidad. Así, es. Afortunadamente, por eso compañías cada vez más pequeñas (las grandes llevan décadas haciéndolo) se han dado cuenta de lo importante que es invertir unos mínimos recursos en crear un buen nombre para que debe ir siempre acompañado de un logotipo que apoye y permita transmitir los valores deseados.

El caso de Keteké

Unos de los trabajos más interesantes, pero también más complejos en los que he estado involucrado en mi carrera, fue la creación del nombre de la nueva Red Social que Telefónica lanzó antes de comprar Tuenti y que acabó llamándose Keteké. Yo participé en la búsqueda de nombres como Director Creativo de Wunderman Madrid allá por 2008. Recuerdo que parte del problema fue que hubiese implicadas varias agencias trabajando en paralelo con información escasa y unos objetivos indefinidos.

Debí crear unos 80 nombres, además de todos los que crearon otros equipos creativos de la agencia. Recuerdo especialmente uno, seguramente fue uno de los mejores de la gran lista de Wunderman que fue creado por Pelayo Muñiz y Vicente García Morillo: Delinkatessen. Un nombre que sugería un espacio donde los usuarios podían compartir además de conversación una selección de los contenidos más interesantes de la Red.

Me acuerdo de aquel proceso porque cada vez que me sentaba delante del ordenador o de mi Moleskine era como empezar de nuevo. El enfoque, pautas, posicionamiento o mensajes a transmitir eran de un día para otro completamente distintos. Y así, es muy difícil construir y hacer que tu proceso creativo anterior te sirva para ir orientando el proyecto y encontrar nombres cada vez mejores.

Finalmente otra agencia dio con Keteké que, como suele suceder no cumplía con una parte importante del briefing que nosotros recibimos… y hasta ahí puedo leer.

keteke

Para cerrar este post, me gustaría añadir aquí algunos de los namings de los que me siento más orgulloso.

Muttante:

Tras años de mutación en mi carrera profesional pasando por el marketing directo, la publicidad y el mundo digital, la agencia que fundé con mi socio David Mora, no podía llamarse de otra forma.

logo_muttante

El caso de Luz y Lola

A este nombre que creamos ya en Muttante le tengo especial cariño. Es de la fotógrafa que gestiona el Coworking en el que trabajamos desde hace casi dos años: Goworking. 

Lola iba a relanzar su carrera de fotógrafa y nos pidió que le ayudásemos a crear su nueva marca (nombre diseño de su identidad y creación de su nuevo site) Enseguida llegamos a Luz y Lola un nombre evocador que personifica la Luz dándole el protagonismo que siempre ha tenido en la fotografía y ayudando a Lola a tener una historia que contar cada vez que hablaba de la pasión de su vida.

Aquí os dejo la identidad que creo David Mora para una marca que aún hoy tenemos muy cerca.

Captura de pantalla 2015-03-13 a la(s) 01.37.35

Estándar
copywriting, Opinion

Que un buen headline te acompañe


Sí, esto lo ha escrito un copy

Pues sí. He de reconocer que aún a mis casi 20 años de profesión me sigue recorriendo un cosquilleo especial cuando me topo con un buen titular. La verdad es que echo de menos esos míticos headlines de Mr. Bernbach que crearon escuela y que en este país durante muchos años tuvieron una gran relevancia, gracias a los juegos de palabras de Ricardo Pérez en los ochenta y al talento de las grandes épocas de Casadevall y Pedreño, SCPF o Tapsa y de algunos otros centros de inteligencia creativa que podrían mencionarse aquí.

Me ha despertado de este sopor de comunicaciones anodinas en el que me hallo (sobre todo a nivel de copy) una pieza que me ha llegado a través del Facebook de Redactores Publicitarios (muy recomendable, por cierto) en la que un titular redondo otorga a una idea divertida la fuerza que necesita. 

Y claro, me ha dado por pensar… ¿Cuánto tiempo le dedicamos hoy los copys a crear un titular? ¿Les seguimos dando el valor que tenía hace unos años? ¿Y su valor económico? ¿Cuánto pagarías tú por un titular de esos que hacen que dejes de hojear el semanal, detengas tu carrera en mitad de andén del metro o dejes pasar dos autobuses embobado frente a una marquesina?

Como hace algún tiempo escuche en una entrevista a Rafa Soto, seguramente estamos en la época de la historia la que más utilizamos la escritura para comunicarnos gracias al impacto de la redes sociales y al uso que hacemos de ellas especialmente en nuestros Smarthpones. Pero me temo que no está siendo una época tan buena para mis queridos y añorados headlines

Plantemos unas cuantas semillas de horas inspiradoras y una pequeña planta del dinero y recuperemos el viejo arte de hacer grandes titulares… para lo que una copa de Chivas, una bata o batín a lo Hugh Hefner y una vieja pipa siempre han sido un kit más que recomendable.

Estándar
OPINION

2 días de encierro creativo: Crónica del #10diaC


La verdad es que con el título de este post tengo la tentación de sembrar mi prosa con símiles y referencias sanferminero-creativas, pero no sé si va a ser demasiado.

Pero lo que si me apetece, es agarrar una de las acepciones del término “encierro” y hablar de lo que supone para un creativo-blogger o blogger-creativo (en plan palíndromo) esta especie de inmersión o rebautismo creativo que vivimos durante 2 días la semana pasada en Pamplona, gracias al Club de Creativos.

Lamentablemente no pude asistir a la cita del jueves. En compensación la experiencia del viernes fue tan intensa que creo tener materia prima de sobra para contagiar entusiamos creativo en cada coma o cada pixel de este post.

Conferencias despierta-neuronas

El día después de un sarao animado por 2manyRafas siempre muestra aforos desiertos y creativos con sombras oscuras bajo sus miradas y parpadeos excesivamente prolongados. Así que el reto de los ponentes era despertar al personal (que no es poco)

Después de una primera ponencia-patrocinada un poco fría y sorprendente y de que Efímero Forever nos templase un poco más una colección de camisetas superchulas vestidas de una exquisita direccióin artística, llegaba uno de los platos fuertes de la jornada del viernes: Nicolas Roope, fundador de Poke. La verdad es que fue una ponencia interesante con algunos casos bastante relevantes y notorios, pero he de reconocer que pasado el día me resultaron más inspiradoras otras ponencias de las que me esperaba mucho menos. Aún así, su reflexión sobre la poca creatividad que se aplica a uno de los elementos más utilizados como símbolo de las ideas: las bombillas

PLUMEN BULB LOOP from Plumen on Vimeo.

De hecho, el estilo del arquitecto Santiago Cirugeda, su desparpajo e irreverencia para buscarse la vida y sacar adelante proyectos independientemente de todas las barreras (políticas, estéticas o económicas) me resultaron mucho más estimulantes. Creo que en los tiempos que corren, ser creativo tiene más de este arquitecto andaluz acostumbrado a batirse el cobre y pelear por sacar adelante sus ideas que de esa parte más cuidada e intelectual del bueno de @nikroope

La obra de Santiago-Cirugeda

Después de estas dos primeras charlas, tuvimos un poco de todo:

El humor absurdo y ácido de Querido Antonio que nos contó los secretos de su proceso creativo y cómo las ideas, conceptos y mensajes son la piedra angular de sus piezas. Otro “buscavidas” que saca los recursos de donde sea (ilustra sin saber dibujar o graba sus propias voces) para crear obras maestras como este insuperable “Los Reyes Magos”

Allí estuvo también Joris Joosten, planner de Happiness Brussels, una de las agencias de nuevo cuño más premiadas de los últimos años; cuyo discurso sobre filosofía, sobre la importancia de la ejecución de las ideas y sus ejemplos, también superaron en mi opinión a algunas conferencias previas. Aquí uno de los campañones que mostró y contó, que no por visto, deja de parecerme espectacular IQ Font.

iQ font – When driving becomes writing / Full making of from tomgalle on Vimeo.

También tuvimos a Humberto Matas, fundador y director estratégico de Designit España, que nos contó cosas muy interesantes sobre cómo llevar los procesos creativos a organizaciones bastante más cerradas y las satisfacciones que le había dado integrar dichos procesos en terrenos que la creatividad no había conquistado. A mí Humberto me gusto mucho y su storytelling sobre como fue un hijo de la publicidad de los 80 (literalmente) y abandonó el mundo de los anuncios como consecuencia de esa vertiente sórdida que a veces nos cuesta mucho reconocer a los que aún permanecemos en el sector.

Pero los otros 2 ponentes que vimos en la tarde del viernes realmente conquistaron al personal, en mi opinión.

XImo Lizana, director artístico de Aqualium que nos dejó boquiabierto con su sinfonía de arte, innovación y tecnología. Un tipo cercano con un gran nombre en el mundo del arte contemporáneo en nuestro país que nos demostró que los españoles también podemos salir fuera a comernos el mundo. De hecho, tuvimos la oportunidad de conocer su historia un poco más tomándonos unas cañas con él a las puertas del Palacio Baluarte. Un tío muy interesante. En serio.

Y por último, Sergio Caballero, que nos transmitió con todo lujo de pelos y señales la evolución conceptual y visual del Féstival Sónar; una gozada de historia que ayuda a entender que las buenas ideas acaban tomando forma solo con el paso de los años y un crecimiento orgánico y sostenido en el tiempo.

Logo sonar

Pero además de las conferencias, el palmarés de premios y su entrega, los emotivos homenajes a nuestros colegas de profesión que ya no están o la fiesta de después; me gustaría destacar algo que desde el punto de vista de un creativo que es part-time blogger quizá sea lo más importante: el subidón que da poder compartir un evento así con un montón de twitteros con los que me encontré, reencontré o desvirtualicé y que hicieron que me quedase con ganas de prolongar el encierro al menos hasta los Sanfermines. Un abrazo a todos:

@jotabenedi

@anicaballes

@carlosjnavarro

@mismamente

@lacriaturacreat

@davidmorah

@untadoennocilla

@21alexsanchez

@marquitosduran

@di_trolio

@eduardogarciaon

A todos los que no pude desvirtualizar en este #10diaC, nos vemos el año que viene, a ver si me dura la #PulseradíaC .

guille_multipantalla

Puerta de acceso al Palacio Baluarte de Pamplona, Navarra.

Puerta de acceso al Palacio Baluarte de Pamplona, Navarra.

Nicolas Roope de Poke London en el #10diaC

Photocall Bloggers #10diac

San Fermín patrón del encierro creativo del #10diac

Estándar
agencias, OPINION

La primera web Muttante


La primera web muttante

La primera web muttante

Ahí estamos.

Lo promettido es deuda. Y, mientras nos montamos la web de nuestras vidas, ahí va la primera web Muttante para que esa gente que aún no nos conoce (poca) empiece a tener una-ligera-idea de en qué tipo de cosas en las que ya estamos trabajando.

Publicidad digital

Marketing directo digital

Creatividad Social Media

Marketing de contenidos

Apps creativas

SEM

THINKING – IDEAS

Ideas digitales

Conceptos de campaña

Conceptos Social Media

Consultoría Creativa

Estrategia de Contenidos

Visual Thinking

COPYWRITING – TEXTOS

Naming

Blogging

Textos web

SEO Copywriting

Desarrollo contenidos online

Adwords

DESIGNING – DISEÑO

Dirección de arte digital

Diseño Web

Social Media Design

Identidad de marca

Preparad vuestras muñecas para el scroll porque esperamos muy pronto poderos contaros que somos unos cuantos Muttantes más. En ello justo estamos.

Estándar
Opinion

5 Trucos para combartir el bloqueo creativo.


Salidas creativas para los bloqueos de ideas

Salidas creativas para los bloqueos de ideas

Supongo que a todos nos ha pasado.

Al menos, tal y como lo vivo yo, el tema de la frescura de ideas o la agilidad creativa es algo así como el estado de forma físico. Hay temporadas en las que tienes un facilidad a veces pasmosa para tirar ideas, sacar puntas o si me permitís el símil baloncestístico ver la canasta como una plaza de toros.

Sin embargo, hay otras temporadas (días, semanas, que sean semanas como mucho por favor…) en las que te sucede todo lo contrario. Hasta el mensaje más básico para el más facilón banner gif se convierte en una odisea.

Son esos momentos en los que decides bajar al trastero y recuperar los viejos cuadernos de tu primera agencia. O releer The Copy Book por vigesimo tercera vez. O preguntarle a tu hija si se le ocurre algo.

Para esos momentos yo tengo algunos trucos que igual a vosotros también os funcionan:

1.- Autoengáñate pensando que esa campaña o pieza creativa no es tan importante.

Os aseguro que yo lo hago. Parte de mi capacidad creativa (suponiendo que lo tenga) tiene que ver con esa pequeña obsesión por hacer que cada pequeña parte de una pieza o campaña alcance su máxima expresión creativa. Vale, es mi pequeña enfermedad. Pero gracias a ella he conseguido alguno que otro éxito en mi trayectoria. Por eso, lo primero que yo necesito hacer cuando me bloqueo creativamente, es relativizar la importancia de ese proyecto. ¿Por qué? Porque si no te relajas va a ser muy complicado que desatasques tu máquina de disparar ideas.

2.- Sal de la rutina.

Lamenteablemente, y creo que esto ya lo he comentado alguna vez, los creativos pasamos demasiado tiempo delante de un ordenador en una mesa de oficina. Si no recibes inputs externos, difícilmente vas a ser capaz de generar outputs creativos que solucionen el problema o necesidad de la marca para la que estas trabajando. Así que, como diría aquel: si quieres desbloquearte, apaga y vámonos. Internet mola pero a mi te aseguro que me inspira mucho más sentarme en un banco de El Retiro y observar a la gente.

3.- Vuelve a los básicos (keep it simple)

En ocasiones, a la hora de hacer brainstorming nos inundamos la cabeza con un montón de cifras, variables, elementos del proyecto, de la marca o de la competencia que pueden llegar a saturarnos. Al menos a mí, que tengo tendecia a recabar toda la información que exista sobre un tema, me pasa. En esos momentos, debes ser capaz de simplificar todo el briefing en un par de preguntas. ¿Qué quiero conseguir de esa persona que va a recibir mi mensaje? ¿Y qué le voy a ofrecer/decir para conseguirlo? Si tienes esas 2 preguntas claras y eres capaz de encontrarles una buena respuesta, lo tienes hecho.

4.- Deja de buscar.

Buscar soluciones creativas a problemas es como buscar objetos perdidos. Puedes pasarte horas tratando de recordar dónde has podido dejar las llaves del coche o dónde guardaste aquel papel del médico. La mayoría de las veces será da igual las vueltas que le des. Porque la imagen llegará a tu cabeza como en un shock cuando ya, casi por desesperación, has dejado de pensar en ello.

Con las ideas creativas pasa igual. Puedes pasar horas amasando un briefing sin sacar nada que puedas denominar idea. Y cuando, después de todas esas horas, ßconducir, prepararse un café o salir a correr es cuando todo ese trabajo de procesamiento mental da sus frutos. A mí lo de conducir es lo que mejor me funciona, es poner el piloto automático de vuelta a casa después de un día larguísimo en la agencia y las ideas llegan solas.

5.- Confía en tu talento.

He dejado al final el truco más importante de todos.

Porque al final, esto de ganarse la vida con tus ideas tiene mucho que ver con la confianza en ti mismo. Si no terminas de fiarte mucho de tu talento puedes hacer como yo, que me considero más un obsesivo bregador de las ideas que un gran creativo. Es la obsesión por conseguir una idea mejor, la convicción de que ahí, en una de esas palabras que has escrito, hay un concepto aún más potente. La insatisfacción con lo que ya has conseguido.

Se trata de eso. Precisamente eso, es lo que finalmente hace que no falles. Y puede que incluso esa pequeña dosis de miedo al fracaso y vértigo que experimentas cada vez que te enfrentas a un briefing, sea lo que sirva de estimulante para hacerte mejor creativo.

No me puedo quitar de la cabeza aquella forma tan peculiar que tenía Marcelo Montes de hablarnos de ese vertigo creativo. Nos decía “Cada vez que me enfrento a un briefing pienso, esta va ser…. esta va a ser la vez en la que se den cuenta de que en realidad soy un farsante. Esta va a ser la vez en que no sa capaz de tener una idea decente

Difícil explicar mejor esa sensación que experimentas cada vez que suena tu teléfono o te llega un mail cuyo asunto es “Te tengo que pasar un nuevo brieifing”

Estándar
OPINION, Uncategorized

Ya no se escriben buenos anuncios


Typewriter foto del flickr de Amio Cajander

Es duro. Pero bastante cierto.

No es que no se hagan buenos anuncios. Afortunadamente, y especialmente en los tiempos que corren, seguimos viendo buenas ideas sobre el papel, la televisión, nuestras pantallas digitales y también en la radio.

Pero, en mi opinión, empiezan a escasear esos anuncios que nacen de retorcer palabras, esculpir expresiones y emociones para llegar a la gente, emocionar, conmover y movilizar al consumidor con una carga de mayor profundidad que transciende a ese plano algo más superficial de las imágenes.

Al menos, a ese tipo de imágenes que suelen poblar la publicidad en estos tiempos de crisis, que no deberían ser de crisis de ideas, sino todo lo contrario.

Parece que en lo que se refiere al texto publicitario nos hemos autolimitado a algunos recursos resultones que siempre funcionan.

Un titular con un golpe y, como mucho un aterrizaje, más o menos digno en una oferta o beneficio del producto más o menos justificable.

A mí no me vale con eso.

Me viene a la mente la que, en mi opinión, es obra de obligada lectura para los copywriters La fuerza de la Publicidad de Marçal Moliné que en sus úlltimas páginas, y bajo el título “118 trucos para hacer buenos anuncios, glosa un extensísimo catálogo de figuras retóricas con ejemplos prácticos que deberíamos tener mucho más presentes en nuestro trabajo creativo diario: etopeya, omisión, metáfora, erotema…

Hablo de cualquier pieza publicitaria. Pero, especialmente de gráfica, exteriores y campañas online. Afortunadamente los spots (las pelis como solemos llamarlas en las agencias de publicidad) y las cuñas de radio (no podría ser de otra forma) aun resisten a ese viejo modus operandi creativo de la idea/concepto y su desarrollo a través de ejecuciones verbales elaboradas.

Me vienen a la mente el “No es lo mismo” de BMW, “Contrato con el planeta” de Unión Fenosa, el spot “intermitente” de Guía Repsol, “Cómicos” de Campofrío: ideas grandes con discursos intensos, profundos y en algunos momentos me atrevería decir que hasta poéticos.

Especialmente, me deja mal sabor de boca el poco cariño que se le da a los mensajes y a las ideas en las campañas online. Banners, insterstitials, desplegables en los que evidentemente tiene que pesar la imagen y la animación, pero en los que sigo echando de menos que haya una idea detrás. Solo eso, una idea.

Porque sin mensaje, no hay anuncio. Y sin ideas, la publicidad no vale nada.

Así que, por favor, no dejemos de escribir anuncios. Anuncios de los buenos.

Estándar
ACCIONES 360, campañas

Hola, soy creativo y vengo a venderte… un producto



Hace algunos días tuve la suerte de asistir a la charla de Paco Conde Director Creativo de Ogilvy Río de Janeiro en Omexpo2012. Estuvo muy interesante y nos enseñó unos cuantos campañones, muchos de los cuales no había visto. Y eso es muy de agradecer porque, para los que estamos todo el día enganchados a esto empieza ser díficil encontrar gente que te enseñe ideas o casos que no hayas visto ya.

Igual vosotros ya conocíais esta campaña para la marca de microondas BG,  parida con brillantez por la gente de Del Campo Nazca Saatchi & Saatchi. Yo no la conocía y os aseguro que es de las cosas de la charla que me dejó mejor sabor de boca, si me permitís la analogía facilona tan repetida cienes y cienes de veces en headlines relacionados con productos de alimentación.

Paco Conde, como yo, cree que para los creativos ya no existen barreras. Que tenemos que pasar del concepto campaña al concepto IDEA y hacer a las marcas grandes propuestas que les ayuden a vender más, tengan o no pinta de publicidad.

Así que estoy deseando entrar en una gran sala de reuniones de alguna de las marcas para las que trabajo: Campofrío, Opel, Tesoro Público o Repsol y con voz engolada decir: “Hola, soy creativo y vengo a venderte un producto”… a ver qué pasa :)

Aquí los spots creados a partir del lanzamiento del producto

Estándar