OPINION

Copywriting: escribir con música


Acordeon foto de Jsome1 en flicker.com

Todos tenemos una banda sonora.

Yo además, y seguro que muchos de vosotros también, tengo una lista de canciones prácticamente imprescindibles a la hora de trabajar.

Igual puede sonar un poco raro cuando mi trabajo es escribir. Pero lo cierto, es que para inspirarme, animarme, arrancar, hacer el trabajo duro o expresar algunas sensaciones concretas, necesito esa atmósfera que me aporta la música.

Pensando en todas esas canciones  que estimulan mi cabeza en la agencia, en el tren o en casa, he decidido crear un post en el que os voy a contar la música que yo utilizo para escribir mis ideas, mis campañas y mis entradas en este blog.  Como veréis los estilos son muy variados, en función del tipo de trabajo al que me enfrente en cada momento.

Algunas notas de partida:

Necesito que la música sea en otro idioma: la mayoría de las veces escucho temas musicales en inglés.

Si escucho música en español, en vez de tener una atmósfera/clima/ritmo que me inspire, lo que sucede es que letra de la canción se cruza en mi cerebro con las palaras que quiero escribir y el tema se complica. Así que en la gran mayoría de las ocasiones para escribir prefiero canciones en otro idioma: inglés, portugués, frances, italiano… mientras necesite cierto proceso mental para entender la letra no hay problema.

El estilo cuenta, y mucho.

El estado de ánimo en el que me encuentre a la hora de sentarme delante del teclado afecta mucho a mi trabajo. Y para salir de la falta de inspiración, las pocas ganas, el agotamiento creativo o la simple desidia, la música es el arma perfecta. Por eso, las canciones y el estilo elegido dependerán del momento mental/emocional en el que me encuentre y, por supuesto, del trabajo creativo o de copywriting al que me tenga que enfrentar.

No es lo mismo pensar en un concepto superambicioso para una marca supermolona (quién necesita motivación o inspiración para un proyecto así?) que un folleto long copy  con bastante carga promocionera para venta directa. Es obvio.

Tengo mis propios greatest hits.

Sí. El tema de las canciones favoritas también funciona a la hora de trabajar. Y van variando. Os confieso que uno de los últimos temas que me ponen las pilas para empezar a currar en algo es “Club de Fans de John Boy” de @LoveofLesbian. Como dirían algunos es vitamínica, profunda, densa y tiene una intrahistoria bastante interesante. Estoy enganchado. Y sí, aunque es en español, su escucha al principio de cualqueir proyecto o tarea me da la energía necesaria para el arranque.

Otros autores y creadores que basan su inspiración en la música.

Hasta donde sé, Pedro Almodóvar suele escribir sus guiones escuchando una música muy concreta. Cada una de sus películas ha contado con una música de apoyo en la fase de escritura de la histora que le servía al director manchego para recrear una atmósfera muy específica a la hora de elaborar las distintas escenas. Pero no solo los escritores, directores y creadores tienen su propia banda sonora. Hace pocos días se hizo especialmente famosa la lista de Spotify de Barack Obama para las elecciones de EE.UU de noviembre de este 2012. Una música que de alguna forma ayudaba a hacer tangible a esa personalidad propia de Obama que tanta presencia ha tenido durante la campaña

Esos cascos (también llamados auriculares)

Si trabajas en agencia (y si no tiene la suerte de tener un despacho a pachas para ti y tu compañero de dupla creativa) seguramente te hayas acostumbrado a ver a un montón de gente trabajando con cascos. Así que asegúrate de comprarte unos buenos auriculares que te aislen del exterior. En mi opinión, se puede diseñar bastante bien con sonido ambiente pero os aseguro que para escribir determinados textos (especialmente los más densos) es imposible hacerlo sin conseguir aislarte un poco.

Spotify Forever

La verdad es que la plataforma del circulito verde ha cambiado mi forma de trabajar. Tener a tu alcance la gran mayoría de bandas y canciones que quiero (y a veces necesito escuchar) es un subidón. Vale que hay bandas que echo de menos como Los Beatles, Led Zeppelin, Metallica o AC/DC y eso me mata. Pero por lo demás, me parece un cambio radical a la hora de trabajar mientras escuchas música. Por muchos miles de temas que llevaras en tu Ipod, esto es mucho más grande y universal.

Otros grupos que nunca faltan en mi lista de música para trabajar son:

– Offspring: caña de la buena para activar la tarde creativa más soporífera

– Jero Romero y The Sunday Drivers: vitaminas emocionales para despertar el lirismo y la prosa más rica

– Morcheeba: Atmósferas envolventes y relajadas para dejárse llevar por la intención de las palabras

– Sabina, Lichis y la Cabra Mecánica: para coger el pulso a las metáforas y contar historias que se conviertan en campañas

– Guns n’ Roses un clásico adictivo e intenso al que siempre vuelvo para reencontrarme conmigo mismo

The Black Crowes, Free, Bowie, Jimmi Hendrix, los Stones, La Credence, Bob Marley, Fleetwood Mac, Muddy Waters, Morricone, Vangelis… la enumeración sería interminable, así que he decidido crear una lista colaborativa de Spotify para que, tranquilamente, os deis una vuelta musical por la lista de canciones que escucho para trabajar. Igual coincide con la vuestra ¿no?

Para acabar (y si me lo permitís) una lista de recomendaciones musicales para copywriters (a mí me ayuda)

Si también os ganáis la vida con las palabras y me aceptáis algunas recomendaciones, os dejo aquí unas cuantas sugerencias de temas musicales y bandas en función del tipo de pieza que tengáis delante: spot, página de prensa, banner, post, folleto... a ver qué os parece.
Concepto para una campaña 360º capaz de integrar múltiples acciones en distintos canales y plataformas: Karma Police de RadioHead; compleja, viva y sorprendente. Como debe ser cualqueir campaña.

Spot con mucho mensaje e historia para una marca de esas que llegan: Forrest Gump Suite de Alan Silvestri;
capaz de sugerir y subrayar tu storytelling. 

– Folleto de respuesta directa con long copy, texto persuasivo y call to action: Bitter Sweet Simphony de The Verve;
contundente, incisiva y convincente.

– Desarrollo de texos para website: el álbum completo In Utero de Nirvana; desgarrado, intenso y con efecto duradero.

Campaña display (con banners y toda la pesca): Bohemian Rapsody de Queen; coral, armónica y con partes muy distintas capaces de generar un gran resultado conjunto.

– Página de prensa conceptual y con gran carga visual: Yellow de Coldplay. Porque un color puede contar muchas cosas.

– Cuña de radio: la sonoridad y atmósfera de Live on Mars? de David Bowie.

Emailing con oferta comercial: Paradise city de Guns n’ Roses. ¿Se te ocurre una promesa mejor?

– Crear un hashtag de campaña para Twitter19 días y 500 noches de Joaquín Sabina. Pura inspiración para crear una etiqueta a la que todo el mundo quiera engancharse.

– Batería de Facebook Ads: Killing in the name of de Rage Against the Machine. Porque hace falta mucha intensidad para plantear múltiples mensajes a testear y una gran descarga de energía para contar caracteres como un poseso.

Flyer fiestero: I Gotta Feeling de Black Eyed Peas; frenético, intenso y demoledor para que tus textos respiren noche y diversión en cada mensaje, incluso hasta en las comas.

– Naming para una marca o producto: Start me up de The Rolling Stones. Porque si una marca no es capaz de despertarte ninguna emoción, es que ha nacido muerta.

– Publirreportaje: Entre dos Aguas del maestro Paco de Lucía. Una pieza elaborada, rica en matices con un gran armazón musical capaz de convertirse en un sólido hilo argumental para contar muy bien casi cualquier cosa.
Y para terminar, la música con la que escribir un post para tu blog. Para este último caso, os voy a recomendar la canción que he utilizado yo para rematar esta entrada: “On my mind” de los míticos The Sunday Drivers. Una pieza buenrollista y vitamínica como pocas, capaz de hacer bailar las musas de la madre de todos los bloqueos creativos.

Espero que esta lista colaborativa de Spotify “La música con la que escribo” os sirva de inspiración. Y espero también que os animéis a subir  esos temas que os ayudan a plasmar vuestras ideas, contar historias y escribir campañas.

Nos vemos. Mejor dicho, nos escuchamos.

Estándar
OPINION

El peso de las palabras


¿Cuánto pesan las palabras?

¿Cuánto pesa una palabra?

Odio.

¿Cuánto pesa onomatopeya? ¿Desgarbado? ¿Ok? ¿Te quiero? ¿Yes we can? ¿Amén?

Júzgalo tú mismo.

Pero, en cualquier caso, es curioso el peso y valor que tienen las palabras en nuestra vida y como, poco a poco, las hemos ido desterrando de algunos lugares y espacios. Como si las sintiésemos inválidas o incapaces de hacer su trabajo.

Y eso duele.

Dolor. ¿Cuánto pesa dolor?

Hace tiempo leí un fantástico post de @monicontomate “24 fonemas. Tú eliges…” en el que, citando a la poetisa Gertrude Stein, viene a decir que el lenguaje es el alfabeto en desorden. Me encanta esa idea.

¿Se podría decir algo así con una imagen?

Ese desorden y esa capacidad del ser humano para ordenarlo a su antojo, es lo que convierte el lenguaje verbal en una herramienta muy poderosa. En un Arma de Emoción Masiva cuando se emplea con el tono, el timbre, el oficio y el peso que debe tener un mensaje.

Honestamente, creo que las ideas y campañas que no tienen mensaje están muertas. Porque sin mensaje no hay creatividad publicitaria.

Por eso, me entristece tanto que en ciertos espacios y soportes (especialmente digitales) hayamos olvidado el peso que deberían tener. Al fin y al cabo, ¿no pesan también menos bytes que un .jpg, un .gif o un .swf?

Estándar
campaña, campañas

Lo nuevo de Droga5 para Ing Direct es un pijama


Fotograma de la última campaña de Droga5 para Ing Direct

 

 

Supongo que si me seguís hace algún tiempo (parece mentira pero este ya hace mi post número 100 sumando los post de mi portfolio que también añadí este blog) sabréis ya mi debilidad por la agencia australiana Droga5

Supongo que si en un momento de mi vida decidí convertirme en creativo, en parte tuvo que ver con mi obsesión por la irreverencia y por poder sacar los pies del tiesto y que me pagarar por ello. 

Mea culpa.

El caso es que quizá por ese motivo no dejan de emocionarme campañas como esta en la que para venderme un nuevo concepto de gran calado vital Spend your life well  básicamente me enseñan un culo dentro de un pijama.

No tengo nada en contra de la comunicación patria de ING Direct que conozco bastante. De hecho, en mi opinión  lo están haciendo francamente bien. Pero para alguien que lleva algo así como 7 años acostándose a las 2 de la madrugada (y muchas noches trabajando en pijama) este anuncio creo que llega a un lugar donde los de aquí no llegan.
¿No creéis?

Estándar
SOCIAL MEDIA

El coche-hotdog de Oscar Mayer aparca mañana en Madrid.


Oscar Mayer Road Trip hace escala en Madrid para las fiestas de la Paloma

No sé si es más noticia el diseño del coche (que mola un montón) o lo de poder aparcar en Madrid, algo que afortunadamente en agosto es batante más fácil.

Pero vayamos al tema ¿Qué hace por nuestra calles este famoso coche con forma de perrito caliente? Pues darse un garbeo por las fiestas de La Paloma y traernos un montón de diversión, un Elvis que igual se marca un chotis con alguna paisana y los más auténticos Hot Dogs para comprobar cómo va ese maridaje con el cocido madrileño :)

Oscar Mayer Road Trip ¿Cómo meterías a tres guiris y una española en un coche con forma de perrito caliente?

¿Quién conduce el coche?

Buena pregunta. Porque Oscar Mayer ha encontrado para la ocasion 4 pasajeros muy especiales seleccionados a través de un divertido casting en Facebook en el que fueron elegidos 3 chicos americanos Jack_wiener, billyketchup, mustard_jimmy y una chica española emily_cheese. 

La historia, en realidad, va más allá. Porque lo que la mítica marca de perritos buscaba era protagonistas para una increíble ruta por las fiestas españolas a bordo del Oscar Mayer Móvil, bautizada como Oscar Mayer Road Trip y tagueada en Twitter como #OMroadtrip. Así que estos 4 afortundados hotdoggers que mañana se dejarán caer por Madriz, ya saben lo que es pasarlo en grande en los San Fermines, el Día de Galicia o el Descenso del Sella, y lo que es más importante: saben cómo hacer la fiesta aún más grande compartiendo todas sus experiencias a través de los perfiles de Twitter de los protas, del perfil de Oscar Mayer España y de la página de Facebook de la marca de salchicas. 

Vamos, lo que viene siendo una Road Movie en tiempos de los Social Media.

Si te mueres por ver las fotos del viaje, podrás encontrar todas las capturas de Instagram en esta galería y, si buscas los vídeos para no perderte ni un detalle, aquí los tienes: en el canal de Youtube de la campaña.

Pero igual, lo mejor es que te pegues también un garbeo tú por la app de Facebook de la Oscar Mayer Road Trip y ya te quedes con toda la info  sobre las actividades, los premios y la Road Movie completa.

Ya sabes, si este año te apetece disfrutar de unas fiestas de la Paloma un tanto diferentes, pásate mañana 15 de agosto por la Plaza de la Paja de Madrid de 18:30 a 21:30 h y tendrás la oportunidad de enseñar a 3 yanquis cómo celebramos la fiesta por estos lares (igual nos vemos por allí)

 

 

Estándar
copywriting, OPINION

Copywriters somos todos.


Errata en graffiti

Copywriters somos todos. Ojo con las erratas.

Es lo que tiene.

Como seguro que todos hemos escuchado alguna vez, de fútbol y de publicidad todo el mundo sabe. Pero, en mi opinión, quizá el tema se hace más flagrante cuando hablamos de esas personillas que nos ganamos el dinero con las palabras: los famosos copywriters.

No puedo dejar de confesar que en ocasiones tengo un cierto cosquilleo de envidia hacia mis compañeros directores de arte. Porque, dado que la cultura visual y los conocimientos técnicos de un director de arte son más complejos de adquirir y específicos, esto suele ayudarles a generar cierta barrera psicológica frente a esa multitud de personas que acaba juzgando tu trabajo.

No me entendáis mal. Yo para nada me considero por encima del bien y del mal. Pero digamos que a veces escuece el poco respeto que se tiene a los conocimientos técnicos (que los hay), el talento (igual menos, pero también) y la experiencia de los copywriters.

En serio.

Todos sabemos escribir (más o menos) pero desde aquí me gustaría defender, sin ponerme especialemnte melodramático, el rol y la especialización de los copywriters. SEO, Twitter o la segunda juventud de los blogs son áreas de crecimiento y redención para nuestro trabajo que están ayudando a fijar en la mente de la gente el valor que tiene una expresión, una palabra, UN MENSAJE.

Y os aseguro que sobre estos temas, los copys sabemos muy bien de lo que hablamos.

Estándar
campañas, OPINION, Uncategorized

Trending Topic desde 1873


Valla social de la nueva campaña de Heineken

Y las redes sociales se hicieron masivas saltando a nuestras calles.

No sé como lo veis vosotros, pero encontrarme esta valla de Heineken en la autopista cuyo titular en cuerpo XL  anuncia “Trending Topic desde 1873” me ha sorprendido.

Supongo que es un síntoma de que términos que hace poco considerábamos crípticos están pasando al acervo popular de la mano de programas de televisión, medios de comunicación y campañas de publicidad.

Imagino que el nivel de mainstream que ha alcanzado el término Trending Topic no fuese relevante, Heineken no se la hubiese jugado para poner la pasta en una valla así. Y creo que me alegro.

Yo soy de los que sería capaz de emprender una campaña para españolizar el término #hashtag (jastag no mola mucho, la verdad) pero me quedo con la parte en la que determinadas herramientas de comunicación/relación como es Twitter, sus conceptos y su particular idioma están calando más allá del núcleo duro tuitero.
Lo cierto es que la estrategia de Heineken de apoderarse de ese concepto “Social Networking since 1873” que lleva ya algún tiempo activa, me parece bastante acertada. Porque pocos productos como una cerveza y una marca como la holandesa pueden posicionarse en el territorio de la amistad y las relaciones sociales in person. 

Lo que me recuerda que yo, por muy tuitero, pinterestero, facebuquero, wordpresero y friki de los social media que soy, sigo prefiriendo el social networking de cerveza en mano, mesa alta y risas a voces en lugar de emoticonos.

Heineken ad social networking desde 1873

PD: Si queréis echarle un vistazo a otras campañas de publicidad alrededor del mundillo de las redes sociales, os recomiendo este brillante recopilatorio de la gente de Blue Management.

Estándar