agencias, Opinion, OPINION

Agencias pequeñas: “We try harder”


we_try_harder

¿Por qué una agencia de publicidad pequeña?

Os voy a decir la verdad. Yo nunca fui demasiado partidario de la agencias pequeñas.

Cuando veía los anuncios de Nike, Coca Cola, Impulso, Sanex, Danone, BMW o de mi primera colonia, Chispas, soñaba con trabajar en una gran agencia de publicidad. Por aquel entonces, no sabía muy bien lo que significaba ser creativo publicitario. Y mucho menos lo que era ser copyPero me entusiasmaba pensar que podía tener ideas, inventarme anuncios y verlos aparecer en la misma televisión donde veíamos el 1,2,3, Objetivo 92 o El Equipo A.

No nos educan para pensar en pequeño

Digamos que socialmente estamos programados para pensar a lo grande. Nos han metido en la cabeza a través de esa misma televisión que hay que “triunfar en la vida” ¿Qué será eso? Ser una estrella de fútbol, un ídolo del rock & roll, un ministro o ¿por qué no un controlador de vuelo? que según dicen tienen muchos días de descanso y ganan un pastón.

Lo de trabajar en una empresa pequeña y ayudar a sacar adelante un proyecto sin demasiada visibilidad, en el que te puede tocar hacer un poco de todo, digamos no está tan respaldado ni fomentado en estas tierras.

Yo me licencié en Ciencias Empresariales en la Universidad Complutense de Madrid y lo último en lo que pensé cuando terminé la carrera fue en crear una empresa. Raro ¿no?. Supongo que yo con 23 añitos también andaba preocupado en otras cosas. Pero no puedo dejar de calificar como fracaso de la universidad patria que, tras 6 años por allí, nadie fuese capaz de motivarme lo suficiente como para que al menos pensase en intentarlo.

Cariño, he encogido la agencia

En mi caso, debo reconocer que acabé en una agencia pequeña un poco por accidente. Si bien es cierto que, si esa agencia pequeña es TU agencia pequeña, creada desde cero por tu socio y tú con “una mano delante y otra detrás” como diría aquel, la cosa toma un cariz un poco más especial.

Antes de crear Muttante solo había estado en una agencia con menos de 25 personas más de una década antes. Se llamaba Team Barclaycard y la experiencia fue de las mejores que he tenido. Es más fácil hacer equipo, formar algo parecido a un grupo de amigos o una familia y conseguir que la calidad de vida de la gente sea muy superior a la media.

Pero bueno, esta vez las circunstancias mandaban así que, parafraseando a mi colega Leandro Yanco y su libro“Una patada en el culo es siempre un paso adelante” yo aproveché el último “empujoncito” que me dieron en MRM para tomar una nueva perspectiva sobre la profesión y el oficio que amo.

En ese momento y, por primera vez, decidí fijarme de verdad en esos miles de miniagencias y estudios creativos que se parten el cobre (por eso, yo creo que nos llamamos compañeros del metal) en cada rincón de nuestro país y gracias a las cuales, millones de negocios, PYMES y no tan PYMES, consiguen hacerse un hueco en el mercado y hacer algo tan básico, pero tan complicado en estos 7 últimos años como es VENDER.

Hablando de las ventajas de las agencias de publicidad pequeñas

Como igual sabéis si seguís este blog, mi socio David Mora y yo fundamos Muttante en mayo de 2013. En este tiempo nos hemos dado sonoros cabezazos contra algunos briefings, proyectos y decisiones equivocadas que nos han ayudado a descubrir cuáles son los verdaderos puntos fuertes de una agencia de nuestro tamaño y cuáles no (qué tal si empezamos por estos)

5 COSAS QUE UNA AGENCIA PEQUEÑA NUNCA PODRÁ HACER POR TI

  1. Garantizarte un servicio 24 h, 7 días a la semana, 365 días al año incluidos Nochebuena, Navidad, Noche vieja, Reyes, cumpleaños familiares, graduaciones y comuniones de tus hijos etc.
  2. Poner a tu disposición un equipo (a veces sobredimensionado) de “n” personas en exclusiva para tu cuenta, con acceso directo a sus teléfono móviles 24 h al día.
  3. Pagarte un viaje a Cancún para todo tu equipo para que podáis celebrar juntos los éxitos conseguidos en el último ejercicio.
  4. Prometerte que el spot que estás rodando va a ser superviral (Espera, eso tampoco te lo puede prometer una agencia grande)
  5. Perder sus principios
grapa_pequeña_ok
Prueba una agencia pequeña de publicidad. Verás como te enganchas.

10 COSAS QUE UNA AGENCIA PEQUEÑA Sí PODRÁ HACER POR TI

  1. Currárselo más

    Tener una gran agencia con una vitrina llena de premios mola mucho. Pero igual mola más saber que al otro lado del teléfono o del mail tienes un equipo de personas que se va dejar la piel y que va trabajar el próximo proyecto como uno de los más importantes de su vida. ¿Por qué? Porque tiene que ganarse un hueco en el mercado y porque la única forma de hacerlo es esforzarse más que los demás, buscar una idea mejor que las demás y poner toda la carne en el asador.

  2. Tener grandes ideas

    Y es que lo bueno de las agencias pequeñas es que no les caben los complejos y por eso lo habitual es que no se corten a la hora de proponer ideas y acciones de esas que hacen que cliente y agencia crezcan juntos. Que, dicho sea de paso, es la mejor forma de crecer.

  3. Cumplir lo que te promete.

    No olvides que lo normal es que en una agencia pequeña trates directamente con los que “parten el bacalao” Y eso te ahorrará mucho tiempo y quebraderos de cabeza. Afortunadamente, las decisiones en este tipo de organizaciones las toman las personas que directamente están implicadas en tu proyecto o en la gestión de tu cuenta.

  4. Ofrecerte unas tarifas justas y ajustadas

    Obvio. Las agencias de publicidad pequeñas no tienen que soportar las macroestructuras de las grandes agencias. Altos equipos directivos cargaditos de personas que no aportan ni tiempo ni valor a los proyectos, desconocen en muchos casos el negocio actual y cobran unos sueldazos de los años 80 (de esos de cuando “Curro se iba al Caribe”)

  5. Ser tan flexibles como haga falta

    Los que llevamos un tiempo trabajando en esto, sabemos que los proyectos y las necesidades cambian de un día para otro. Y que hay pocas cosas que valore más un cliente que una respuesta flexible cuando las cosas se complican. Se trata de echar una mano en lo que haga falta, y ahí digamos que las agencias pequeñas tenemos muchas menos servidumbres que las grandes.

  6. Tratar mejor a su equipo

    Las agencias pequeñas aún tienen cierto margen de maniobra y no viven la parte más oscura y cruda de la relación cliente-agencia. Por eso, pueden poner la calidad de vida de su equipo y las condiciones de trabajo por delante de muchas cosas ( a ver si conseguimos que esto llegue algún día también a las grandes)

  7. Innovar más y más veces

    Las agencias pequeñas tienen menos gente a la que integrar (normalmente a la fuerza) en procesos de innovación y cambio. Uno de sus fuertes es una mentalidad abierta, joven y acostumbrada al cambio que las permite adaptarse al medio con mucha más facilidad que los grandes dinosaurios de la industria publicitaria.

    En Muttante por ejemplo utilizamos
    • Slack para trabajar en equipo con gente situada en distintos lugares
    • Trello para distribuir proyectos, tareas y seguimiento de procesos (de hecho lo usamos para gestionar el flujo de trabajo con alguno de nuestros clientes)
    • Evernote como herramienta para la documentación y la gestión de la información
  8. Ser más transparentes

    Las agencias pequeñas tienen mucho menos que perder. Y como hemos visto que ya hacen algunas empresas como Pepephone (a los que nos gustaría parecernos) si empiezas desde los inicios a comportarte con un mínimo grado de ética y transparencia, eso te permite sentar las bases de tu propia identidad e intentar cambiar las cosas en un sector demasiado opaco.

  9. Ser libres y comportarse como tal

    Las agencias pequeñas tienen la suerte de no tener que pagar dividendos a incomprensivos fondos de inversión que pueden llegar a condicionarlo todo. Y eso, las permite ser más libres para todo: para pensar, para decidir y para crear grandes cosas que es de lo que se trata

  10. Seguir creciendo

Y qué mejor forma de hacerlo que con ideas que al principio parecen muy pequeñas y que se acaban convirtiendo en algo         por la que cualquier gran agencia mataría. Para rematar el post, os dejo aquí un ejemplo que seguro que conocéis “Pastillas para el dolor Ajeno” de GerminalUna, hasta entonces, pequeña y desconocida agencia de Murcia que gracias a una idea soberbia y a un extraordinario tesón al más puro estilo “We Try Harder” irrumpió en un sector que quizá hasta aquel momento reservaba el éxito para agencias mucho mayores en dimensión pero no en calidad.

Os juro que no me canso de verla.

Estándar
agencias, Opinion, publicidad

Ideas prefabricadas


Es curioso.

Normalmente uno se estruja los sesos durante horas, días o semanas para dar con una buena idea. Y normalmente la tienes justo ahí. Delante de tus narices.

A mí al menos me pasa que, después de sondear territorios lejanos y extremos con mis neuronas, acabo volviendo al punto de partida, una vez he conseguido eliminar lo que comúnmente convenimos en llamar “idas de olla” o “pajas mentales”.

Porque si no bajas de esos dos metros sobre tierra a los que a veces nos elevamos los creatas, corremos el riesgo de acabar en ideas forzadas, retorcidas, refundidas o prefabricadas.

Lo mejor siempre va a ser una idea simple.

Simple de ver. Simple de sentir. Simple de comprender. Simple de decodificar.Con una ejecución todo lo rica, brillante, notoria, divertida o brillante que te dé la gana.

Sin duda, esta tecla de lo simple y a la vez brillante es la que una vez detrás de otra está tocando la gente de McCann Madrid en sus últimas campañas para Ikea España.

Una y 365 veces enhorabuena.

Qué disfrutéis de su nueva y memorable campaña. ::) #Momentos365

Estándar
copywriting, Opinion

Que un buen headline te acompañe


Sí, esto lo ha escrito un copy

Pues sí. He de reconocer que aún a mis casi 20 años de profesión me sigue recorriendo un cosquilleo especial cuando me topo con un buen titular. La verdad es que echo de menos esos míticos headlines de Mr. Bernbach que crearon escuela y que en este país durante muchos años tuvieron una gran relevancia, gracias a los juegos de palabras de Ricardo Pérez en los ochenta y al talento de las grandes épocas de Casadevall y Pedreño, SCPF o Tapsa y de algunos otros centros de inteligencia creativa que podrían mencionarse aquí.

Me ha despertado de este sopor de comunicaciones anodinas en el que me hallo (sobre todo a nivel de copy) una pieza que me ha llegado a través del Facebook de Redactores Publicitarios (muy recomendable, por cierto) en la que un titular redondo otorga a una idea divertida la fuerza que necesita. 

Y claro, me ha dado por pensar… ¿Cuánto tiempo le dedicamos hoy los copys a crear un titular? ¿Les seguimos dando el valor que tenía hace unos años? ¿Y su valor económico? ¿Cuánto pagarías tú por un titular de esos que hacen que dejes de hojear el semanal, detengas tu carrera en mitad de andén del metro o dejes pasar dos autobuses embobado frente a una marquesina?

Como hace algún tiempo escuche en una entrevista a Rafa Soto, seguramente estamos en la época de la historia la que más utilizamos la escritura para comunicarnos gracias al impacto de la redes sociales y al uso que hacemos de ellas especialmente en nuestros SmarthponesPero me temo que no está siendo una época tan buena para mis queridos y añorados headlines

Plantemos unas cuantas semillas de horas inspiradoras y una pequeña planta del dinero y recuperemos el viejo arte de hacer grandes titulares… para lo que una copa de Chivas, una bata o batín a lo Hugh Hefner y una vieja pipa siempre han sido un kit más que recomendable.

Estándar
online, Opinion

Amores de barra: Cardenal Mendoza Ángelus Cocktail Bar


Igual uno se pregunta en estos tiempos que corren de topchefs, masterchefs, hipsterchefs y demás galardones televisivos y de otra índole para los que en otra época solo fueron cocineros, si no estamos dejando de lado otras artes creativasmixológicas que en algunos casos no deberían tener nada que envidiar a los que hoy llenan nuestras pantallas con sus estrellas Michelin.

Me rondan estas ideas la cabeza ahora que cae en mis manos esta acción de branded content puesta en marcha por las Bodegas Sanchez Romate que, aunque ya tiene algunos meses, tiene para mí un par de alicientes: un formato de webserie con el canal de Youtube de la marca como plataforma y un planteamiento en el que los artesanos del producto (los bartenders) que lo conocen como nadie y han llevado su ritual hasta el paroxismo, se convierten en los protagonistas y en los que hacen hablar al producto con sus propias palabras y con sus creaciones.

Y el caso es que, como sugiero en el titular, esta gente a la que se ha puesto cara, son verdaderos amantes de la que podríamos denominar su mesa de oficina: la barra de su establecimiento. En ella han podido ver pasar a japoneses buscando experiencias totalmente distintas o poner su propio toque femenino en un territorio en el que, al igual que sucede por ejemplo en la alta cocina, aún necesitamos más mujeres.

Lo bueno cuando tienes un contenido que profundiza en tu producto y sus rituales de consumo es que puedes ir más allá de lo audiovisual y aprovechar el esfuerzo para crear una experiencia irrepetible a través de brandy workshops en lugares de postín de Madrid o Barcelona en los que cóctel-fans e influencers conozcan de-primera-cata a qué sabe todo esto que os estoy contando.

Si quieres descubrir a todos los bartenders retratados en esta acción, puedes entrar en el canal de Youtube Sánchez Romate, la bodega creadora del licor base de los diversos cócteles recomendados por cada uno de los protagonistas de los vídeos. Pero igual, lo mejor es que te acerques a una de esas barras que tienes abandonadas, aparques por un día el postureo del Gin Tonic y pruebes un cóctel de esos que tanto echabas de menos.

Más info de la acción aquí

Cardenal Mendoza Angelus

Estándar
online, Opinion

El amor te da aaaaaalaaaaaas (también en Twitter)


cupido_dispara

Como diría el gran Kiko Veneno, esta muy bien esto del cariño… Lo que pasa es que igual, no viene mal cambiar un poco los edulcorados arrumacos de estas fechas por piropos un poco más explícitos y gamberros.

SI lo que se trata es de animar el cotarro, reírse de la parte más empalagosa del amor y aprovechar el morbo y la impunidad que te puede dar el anonimato en Twitter, pues la cosa empieza a pintar mejor.

Eso han debido pensar @topikito y @miscalzoncillos, dos compi-cracks con buenas ideas y muchas flechas en el carcaj que acaban de poner en marcha su app www.cupidodispara.com para lanzar piropos vía Twitter desde su perfil @cupidodispara.

Ale, así que ya sabes. Si quieres decirle algo divertido, curiosos o subidito de tono a un compañero/a de trabajo, de gym o vecinita/o, te lo acaban de poner bien fácil.

¡Venga! ¡A afinar esa puntería, rizitos!

Disparando con cupido

Estándar
Opinion

5 Trucos para combartir el bloqueo creativo.


Salidas creativas para los bloqueos de ideas

Salidas creativas para los bloqueos de ideas

Supongo que a todos nos ha pasado.

Al menos, tal y como lo vivo yo, el tema de la frescura de ideas o la agilidad creativa es algo así como el estado de forma físico. Hay temporadas en las que tienes un facilidad a veces pasmosa para tirar ideas, sacar puntas o si me permitís el símil baloncestístico ver la canasta como una plaza de toros.

Sin embargo, hay otras temporadas (días, semanas, que sean semanas como mucho por favor…) en las que te sucede todo lo contrario. Hasta el mensaje más básico para el más facilón banner gif se convierte en una odisea.

Son esos momentos en los que decides bajar al trastero y recuperar los viejos cuadernos de tu primera agencia. O releer The Copy Book por vigesimo tercera vez. O preguntarle a tu hija si se le ocurre algo.

Para esos momentos yo tengo algunos trucos que igual a vosotros también os funcionan:

1.- Autoengáñate pensando que esa campaña o pieza creativa no es tan importante.

Os aseguro que yo lo hago. Parte de mi capacidad creativa (suponiendo que lo tenga) tiene que ver con esa pequeña obsesión por hacer que cada pequeña parte de una pieza o campaña alcance su máxima expresión creativa. Vale, es mi pequeña enfermedad. Pero gracias a ella he conseguido alguno que otro éxito en mi trayectoria. Por eso, lo primero que yo necesito hacer cuando me bloqueo creativamente, es relativizar la importancia de ese proyecto. ¿Por qué? Porque si no te relajas va a ser muy complicado que desatasques tu máquina de disparar ideas.

2.- Sal de la rutina.

Lamenteablemente, y creo que esto ya lo he comentado alguna vez, los creativos pasamos demasiado tiempo delante de un ordenador en una mesa de oficina. Si no recibes inputs externos, difícilmente vas a ser capaz de generar outputs creativos que solucionen el problema o necesidad de la marca para la que estas trabajando. Así que, como diría aquel: si quieres desbloquearte, apaga y vámonos. Internet mola pero a mi te aseguro que me inspira mucho más sentarme en un banco de El Retiro y observar a la gente.

3.- Vuelve a los básicos (keep it simple)

En ocasiones, a la hora de hacer brainstorming nos inundamos la cabeza con un montón de cifras, variables, elementos del proyecto, de la marca o de la competencia que pueden llegar a saturarnos. Al menos a mí, que tengo tendecia a recabar toda la información que exista sobre un tema, me pasa. En esos momentos, debes ser capaz de simplificar todo el briefing en un par de preguntas. ¿Qué quiero conseguir de esa persona que va a recibir mi mensaje? ¿Y qué le voy a ofrecer/decir para conseguirlo? Si tienes esas 2 preguntas claras y eres capaz de encontrarles una buena respuesta, lo tienes hecho.

4.- Deja de buscar.

Buscar soluciones creativas a problemas es como buscar objetos perdidos. Puedes pasarte horas tratando de recordar dónde has podido dejar las llaves del coche o dónde guardaste aquel papel del médico. La mayoría de las veces será da igual las vueltas que le des. Porque la imagen llegará a tu cabeza como en un shock cuando ya, casi por desesperación, has dejado de pensar en ello.

Con las ideas creativas pasa igual. Puedes pasar horas amasando un briefing sin sacar nada que puedas denominar idea. Y cuando, después de todas esas horas, ßconducir, prepararse un café o salir a correr es cuando todo ese trabajo de procesamiento mental da sus frutos. A mí lo de conducir es lo que mejor me funciona, es poner el piloto automático de vuelta a casa después de un día larguísimo en la agencia y las ideas llegan solas.

5.- Confía en tu talento.

He dejado al final el truco más importante de todos.

Porque al final, esto de ganarse la vida con tus ideas tiene mucho que ver con la confianza en ti mismo. Si no terminas de fiarte mucho de tu talento puedes hacer como yo, que me considero más un obsesivo bregador de las ideas que un gran creativo. Es la obsesión por conseguir una idea mejor, la convicción de que ahí, en una de esas palabras que has escrito, hay un concepto aún más potente. La insatisfacción con lo que ya has conseguido.

Se trata de eso. Precisamente eso, es lo que finalmente hace que no falles. Y puede que incluso esa pequeña dosis de miedo al fracaso y vértigo que experimentas cada vez que te enfrentas a un briefing, sea lo que sirva de estimulante para hacerte mejor creativo.

No me puedo quitar de la cabeza aquella forma tan peculiar que tenía Marcelo Montes de hablarnos de ese vertigo creativo. Nos decía “Cada vez que me enfrento a un briefing pienso, esta va ser…. esta va a ser la vez en la que se den cuenta de que en realidad soy un farsante. Esta va a ser la vez en que no sa capaz de tener una idea decente

Difícil explicar mejor esa sensación que experimentas cada vez que suena tu teléfono o te llega un mail cuyo asunto es “Te tengo que pasar un nuevo brieifing”

Estándar
Opinion

12 IDEAS PARA SER MÁS CREATIVO EN 2012


1. RECONOCE QUE EL 90% DE LO QUE HICISTE EN 2011 FUE BASURA.

A esto le llamo yo un buen comienzo. Si no empiezas por reconocer algo así y aplicar una autocrítica atroz, quizá será mejor que no sigas leyendo. Porque cualquier otro consejo, truco o receta probablemente no te sirva de nada si no estás dispuesto a desterrar la autocomplaciencia y marcarte objetivos creativos mucho más ambiciosos para 2012.

2. MÁRCATE OBJETIVOS INALCANZABLES

Si alguien me hubiese dicho que 1 año después de empezar a trabajar como copywriter iba a estar recogiendo un premio en Chicago le habría dicho que se quitara del Lexatin. Pero fue así. Por eso, creo que debes marcarte “goals” que incluso a tu madre le parezcan inalcanzables para ti.

Lo peor que puede te pasar es que este año no cumplas tus objetivos. Lo que igual puede ser una muy buena noticia para tu motivación del año que viene.

3. ADOPTA UN SUPERHÉROE

Todos necesitamos ídolos a los que seguir y en los que buscar inspiración cuando tenemos un día de mierda. Y si eres creativo, igual estamos hablando de un porcentaje de días de mierda similar al índice de pluviosidad de Manchester.

Debes estar preparado para no venirte abajo. David Droga, David Ogilvy. Steve Jobs. Creativos más cercanos como Marçal Moliné, Juan Mariano Mancebo o Miguel García Vizcaino o emprendedores patrios como Raúl Jiménez de Minube.com o Carlos Barrabés.

Que no te falte inspiración. Porque está ahí fuera. Solo tienes que levantar la vista de la maldita pantalla.

4. APADRINA UNA IDEA. UNA IDEA TUYA.

Una de esas ideas peregrinas que se te pasen por la cabeza a decenas a lo largo del día y a las que normalmente no prestas la atención que se merecen: Montar un negocio. Lanzar una línea de camisetas. Escribir una novela. Escribir un corto.

Dale una oportunidad a una de esas ideas. Igual es exactamente lo que andabas buscando.

5. CREE A MUERTE EN LO QUE CREAS.

No hay nada tan fácil de machacar como una idea. Cualquier “punta” (como solemos llamarle nosotros a veces) que se te ocurra tendrá un mínimo de diez argumentos demoledores para destruirla. Y, seguramente, exista el mismo número de argumentos (puede que incluso más) para defenderla.

“Vender” creatividad es en muchos casos un puro y duro ejercicio de fe y autoestima. Así que olvídate del catastrofismo que inundará este 2012 por cortesía de nuestros amigos los mayas y, por encima de todo, cree en lo que creas.

6. RODÉATE DE GENTE CREATIVA. Y, SI ES POSIBLE, MÁS CREATIVA QUE TÚ.
No todo el mundo ha nacido para crear y creer. O viceversa. Si no estás rodeado de gente que sintonice con tu forma de pensar, con tus ganas de hacer cosas radicalmente diferentes y con tu obsesión por la excelencia creativa, te vas a dar muchos cabezazos contra el Sr. y la Sra. Muro. Tú y yo sabemos exactamente de qué estamos hablando.

7. ASUME QUE NO ERES TAN CREATIVO.

Si lo piensas fríamente, en realidad ninguno de nosotros lo somos. Lo que hacemos es recrear ideas que hemos visto en algún lugar: referencias cinematográficas, visuales, estéticas, culturales que amasamos mentalmente hasta que conseguimos que parezca algo nuevo.
Cuando reconozcas este punto. Estarás más abierto a inputs externos, te obligarás a ser más curioso y aprenderás a llevar cualquier idea, imagen, insight que caiga a tu terreno para hacer que tu trabajo sea mejor. Algunos quizá lo llame copiar, yo creo que salvo “descarados fusilamientos” estamos hablamos de fuentes de inspiración.

8. SACA TIEMPO PARA PENSAR. SEA COMO SEA. A CUALQUIER PRECIO.

El día a día no suele ponérnoslo nada fácil. Aún así la creatividad va de eso. De superar barreras. De desentederse de los límites y crear un pequeño campo de distorsión de la realidad que te permita llegar a un nuevo planteamiento que diferencie tu campaña, tu marca y producto de todos los demás.

Y eso exige pensar. Procesar. Bombardear las ideas con otras para ver cuál sobrevive. Y para eso necesitas tiempo. Tiempo de calidad.

9. CREA ALGO EN UN TERRENO DÓNDE NUNCA LO HAYAS HECHO.

Una app para Ipad. Un relato corto. Una prenda de ropa. Ponte a diseñar interiores de una habitación de tu casa. De eso se trata. De foguear tu vena creativa y ver qué puedes aprender de todo eso.

En la mayoría de las ocasiones conseguirás sacar algo positivo. Un enfoque, un planteamientoo un recurso que podrás aprovechar para tu propia disciplina y para diferenciarte del resto.

10. BUSCA PELEA

Es duro. Pero no siempre las ideas que llegan son las mejores. Y creo que es algo que sabemos todos. El proceso de crecimiento, aprobación y desarrollo de una idea pasa por innumerables fases en las que el autor/autores/valedores de la idea tienen que lidiar y pelear con multitud de públicos internos y externos cuya misión en un momento dado puede ser destruir ese pequeño germen.
Así que ,y siempre con la idea de estar preparado para enfrentarte a las hordas de “Agorers”/rivales/enemigos de tus ideas quizá debas salir a la calle y enzarzarte en una discusión sin sentido que estimule tu capacidad generar argumentos y salirte con la tuya

11. DUERME UNA HORA MENOS.

Sí, ya sé que el mantra de siempre “cuando llegue la inspiración me pille trabajando” de Picasso está bastante visto, pero igual mi planteamiento es algo más concreto.

Yo creo que dormir es una actividad bastante sobrevalorada, más aún si estás dedicando tu tiempo a algo así como tener la mejor idea de tu vida. Igual exagero (debo reconocer que a mí la noche me resulta muy productiva siempre que no sea trabajando en la agencia) pero creo que la propia decisión “Voy a aguantar una hora más para encontrar una idea mejor” sirve como acicate para el proceso creativo y puede dar muy buenos resultados.

12. USA TWITTER. EN SERIO.

Ya me he enrollado bastante, así que te remito a mi post Twitter como entrenamiento creativo.

Espero que estás 12 ideas os ayuden a afrontar el 2012 con una mente más creativa. Os aseguro que a mí ponerlas sobre el papel me ha ayudado un montón.

Estándar