Archives For OPINION

Sobrescribir

octubre 15, 2016 — Deja un comentario

He aquí la definición de Sobrescribir según la RAE

Del lat. superscribĕre.

Part. irreg. sobrescrito.

1. tr. Escribir encima de algo ya escrito.

2. tr. Poner el sobrescrito en la cubierta de las cartas.

 

A estas dos acepciones “oficialistas “yo le añadiría una tercera de cosecha propia. Escribir sobre escritura. Escribir acerca del misterioso acto de escribir. 

A estas alturas del partido, y después de casi 20 años de trayectoria como copywriter, creativo y bloguero, me sigue costando enfrentarme a la hoja en blanco. Especialmente si se tratar de hablar de mi propio proceso creativo y de escritura. 

Pero vayan por delante algunas cosas que me pasan por si a alguien que se esté dando un paseo por las procelosas aguas de la Red le sirven de ayuda.

Consejos que no dan las madres sobre escritura creativa

1.- Pregúntate si tienes algo que decir

En serio. Siéntate frente al espejo, araña en tu interior y descubre ese algo que quieres/tienes que contar o puedes aportar. No te sientes a escribir hasta que lo hayas encontrado.

2- Escribe desde las tripas

Ahí me he acordado de una de mis escenas favoritas de una de mis pelis favoritas. La verdad es que no le tengo un cariño especial a Mr. Cruise pero creo que esta escena de Jerry McGuire (1996) ilustra muy bien la inspiración y el nivel de inmersión en la escritura al que me refiero.

Luego siempre estarás a tiempo de pulir donde se te haya ido la mano, pero si no consigues una conexión emocional con tu texto y con lo que quieres transmitir, difícilmente podrás conmover, persuadir o llegar de verdad a la persona que tienes al otro lado del papel o la pantalla.

3.- Deja el texto en borrador al menos 6 horas

Desconecta. Si tienes tiempo, relee tu texto al día siguiente. Si no tienes tanto margen, sal a correr, echa una buena partida al Call of Duty, tómate una cerveza artesana o un buen café con quien tú quieras, practica sexo… lo que sea, pero abandona por unas cuantas horas el proyecto para el que estás trabajando y, en concreto, el texto que estás escribiendo.

4.- Relee lo que has escrito

El mood ahora tiene que ser bastante distinto al que tenías cuando redactaste el texto. Debes concentrarte en un análisis cuidadoso y pormenorizado de todos los elementos:

  • ¿El contenido es apropiado?
  • ¿El material y el enfoque van a resultar interesantes para tu target?
  • ¿La estructura del texto colabora en la comprensión y en la consecución de los objetivos de la pieza?
  • ¿Las estructuras gramaticales son sencillas y aportan dinamismo y frescura al contenido?
  • ¿El texto cumple lo que tenías en mente cuando te sentaste delante del ordenador o la máquina de escribir?

Todos esos aspectos que escribiendo desde la tripa no deberías tener en cuenta pero que ahora tienes que pulir para que, sin que pierda emotividad o poder de comunicación, el texto sea un material mucho más solido y cumpla tus objetivos.

5.- Muéstrale tu trabajo alguien

Una vez que ya has hecho tu propio control de calidad, llegó el momento de la primera prueba de fuego: compartir tu “criatura” con alguien que no va a ser tan condescendiente como tú, reconócelo. Puede ser tu pareja, un amigo, un compañero profesional o el bartender de tu café favorito, pero es algo que debes hacer… y lo sabes.

Ese momento es siempre algo así como rajarse el pecho a la altura del esternón, abrirte las carnes, sacarse el corazón y servírselo en un plato frío a un extraño para que lo examine a conciencia. Y claro, no es fácil.

Tienes que estar preparado para todo y también para, dadas las circunstancias, confiar en tu instinto y seguir adelante obviando algunos comentarios. Encontrarás cientos de post con claves, trucos y secretos que hacen que un texto, una obra creativa o un proyecto sea un éxito. Pero, en mi opinión, lo que le funciona a un copywriter, para un target o un mercado concreto puede no funcionarte tan bien o también a ti.

6.- Haz una revisión final y publica.

Si no compartes el texto en tu blog, no suben la landing o el microsite que has redactado a la web, no publicas el microrrelato que has escrito, no imprimes el folleto que te habían encargado, nunca sabrás si tu trabajo era acertado o no.

En los tiempos que corren. los costes de tiempo y dinero para poner tu trabajo en el mercado son muy asumibles. Así que lo mejor que puedes hacer es algo así como lean copywriting: ir elaborando tú propio aprendizaje sobre tu material en base a los resultados que vayas obteniendo y seguir escribiendo, escribiendo, escribiendo…

Escribe los lunes, los días de lluvia, con una mano escayolada, con 3 copas de más, cuando tengas un mal día… porque cada día que dejas de escribir es un día perdido. (Te lo digo por experiencia)

 

 

 


¿Cansado de brindar una noche tras otra con Cava, Champagne o Sidra El Gaitero famosa en el mundo entero? Muttante ha llegado para convertir las fiestas navideñas en algo mucho más molón, divertido y transgresor.

504X504Cerveza

El año pasado ya le dimos una buena capa de irreverencia de color verde a las tradiciones navideñas fabricando el primer turrón mutante de la historia. Así que este año le tocaba a otra de las costumbres patrias en estas fechas.

packaging_cerveza_muttante,jpg

verde_sobre_azul.jpg

 

 

web_cerveza.jpg

¿Por qué solo descorchamos determinadas bebidas espirituosas en Navidades? ¿Es que no se puede brindar por el Año Nuevo con otra cosa que las rancias botellas doradas o de colores sofisticados que guardamos generación tras generación en el mueble-bar?

En Muttante hemos vuelto a demostrar que se puede vivir y celebrar con un espíritu mucho más friki e irreverente. ¿Cómo? Con una buena cerveza artesana elaborada en Madrid con un toque verde que es la seña de identidad de nuestra agencia.

Una cerveza que hemos creado en una edición limitada para compartir toda esa gente con la que queremos cerrar un año increíble y celebrar la llegada de uno nuevo cargadito de oportunidades y de motivos para brindar.

¿Está buena la cerveza?

 Os sorprendería saber cuánta gente nos está preguntado por el sabor o tipo de cerveza. El tirón que está teniendo en nuestro país la cerveza artesana nos ha ayudado a la hora de “muttantizar” la Navidad de nuevo.

Y lo cierto es que la cerveza está muy buena. Es una Ale artesana Ex-rubia (nosotros la hemos peinado de verde) con un 5% de Alcohol elaborada por la microcervecería La Barbuda para Muttante, sin filtrar ni pasteurizar y con un buen equilibrio entre malta y amargor.

https://vine.co/v/iKp0mY1qjDn/embed/postcard

Unconventional Beer

¿El resultado de la campaña? Una colección de 70 botellas de 50 cl que van a recibir clientes, potenciales clientes y medios de comunicación y que invita a cambiar lo que nos aburre por algo mucho más estimulante y Unconventional.

Como cada año, queremos hacer llegar nuestros sabores y mensajes navideños a un montón de gente. Por eso, además de los envíos “Premium” destinados a clientes y contactos directos, vamos a sortear un pack de cervezas Muttante entre todas las personas que quieran sorprender estas fiestas con un brindis muy inesperado. ¿Te apuntas?

#HappyNewBeer

Agradecimientos:

A todo el Equipo Muttante fundamental para mi socio David y para mí, sin ellos habría sido imposible sacar esta campaña sacar la campaña adelante (gracias Alberto, Esther y Bea)

A @buzzeante (Javier Chamizo) por ayudarnos a sacar las castañas del fuego inextremis

A todos los compañeros de Goworking Madrid que nos han apoyado y han sufrido como vecinos los jaleos de montar un pollo de estas dimensiones.

Y aún montón de partners que se han volcado en el proyecto y que ha hecho que la campaña fuese posible.

Gracias a todos


toormix-we-think-then-design-studio-026-1280x587

Llegó la hora de retomar mi particular análisis sobre agencias de publicidad pequeñas. De esas que son capaces de sacar adelante proyectos mucho más grandes y ambiciosos de lo que pudiera parecer.

Hoy he decidido pasarme un rato por Toormixun estudio de diseño barcelonés fundado en el año 2000 por Ferran Mitjans y Oriol Armengou. Lo cierto es que yo lo conozco aproximadamente desde 2001, la época en la que comencé a trabajar en CP Interactive con gente como Enric Nel-lo. Él conocía muy bien la escena de diseño barcelonesa y yo pude descubrir un nutrido grupo de pequeños estudios superinteresantes con los que empezamos a colaborar en alguna de nuestras campañas.

No estoy del todo seguro de si, finalmente, llegamos a colaborar con Toormix en aquella época. Pero sí recuerdo la extraordinaria sensación de finura gráfica que mostraban en aquel momento en sus trabajos y que, por lo que veo ahora, siguen manteniendo intacta.

 

Captura de pantalla 2015-11-13 a la(s) 23.04.00

Me alegra mucho reencontrarme tantos años después con un equipo que se mantiene en una estructura muy manejable, muestra un trabajo de altísima calidad y, además, una visión del diseño que trasciende a su mera obra y se convierte en contagiosa.

Toormix se presenta hoy como un estudio de diseño especializado en branding, dirección de arte, diseño gráfico, diseño editorial y diseño web, pero con altas capacidades para trabajar en múltiples áreas de acción, siempre relacionadas con el diseño y la creatividad.

Una de las cosas que más me ha gustado es el taller que crearon en 2012 junto al estudio. Una suerte de laboratorio creativo donde investigan nuevas metodologías e ideas y ponen en marcha iniciativas propias que puedan servir en un futuro para enriquecer proyectos de clientes. El planteamiento no puede ser más estimulante y sano desde un punto de vista creativo.

Aquí os dejo algunas de las piezas que muestran el portfolio de su web. Entre sus proyectos de todos estos años, yo destacaría la renovada identidad del Teatro Circo Price de Madrid. Un trabajo soberbio que dota a un concepto/espacio con una gran trayectoria en la capital de una nueva imagen moderna, poderosa y memorable.

Vuelve a pasarte por aquí y sigamos hablando de agencias y estudios pequeños.

quote-cheap-eng-vertical-toormix

Poster “Quote” by Toormix

 

89_trmx_vinslogo

Logotipo Vinos Catalanes

 

Captura de pantalla 2015-11-14 a la(s) 00.42.38

Fachada Teatro Circo Price Madrid

 

Price-concepto-01(1)

Identidad del Circo Price de Madrid creada en 2012 por Toormix


Así es. El asteroide número 34854 descubierto en octubre de 2013 por Rafael Ferrando desde el Observatorio Astronómico Pla D’Arguines lleva el orgulloso nombre de la mujer de su descubridor. Pero lo cierto es que, seguramente no es el único nombre curioso o sorprendente que nos hemos llevado a los oídos.

Porque cada nombre, tiene su historia.

asteroide-hd

El arte de poner nombre a las cosas

Decía Platón que todas las cosas tienen un nombre natural, el problema es encontrarlo. Y sino que nos pregunten a aquelllos que, de alguna u otra forma, nos dedicamos profesionalmente a poner nombre a las cosas, las marcas, los productos o las ideas.

Seguramente, para los que trabajamos con las conceptos expresados con palabras, este sea el trabajo más complejo, pero también el más estimulante. Ver como cae en tus manos una marca completamente nueva a la que puedes dar significado con algo tan poderoso como un nombre, al que a continuación i es una sensación que difícilmente se produce con otro tipo de proyectos.

Es como pisar nieve virgen. Es como clavar la primera bandera en la cima del Everest. Es como poner el pie por primera vez en Paquifrutos.

¿Cómo debe ser un buen nombre?

He aquí algunas variables que el futuro nombre de tu nueva marca o producto debería cumplir:

1.- ALGO QUE CONTAR : Un nombre debe ser capaz de identificarse con lo que representa una marca o un producto. Debería transmitir información vinculada a la actividad de la compañía o la personalidad de la marca. Un gran ejemplo: una compañía de móviles llamada Yoigo.

yoigo0

2- FÁCIL DE PRONUNCIAR: mejor si cumple esta premisa en varios idiomas. Un nombre con una pronunciación compleja o poco clara puede complicar mucho su asentamiento y generar dudas en los consumidores. Si bien hay honrosas excepciones como Schweppes, lo recomendable es elegir un nombre sin problemas de pronunciación para así evitar tener que invertir mucho en darlo a conocer o explicar como se pronuncia la palabreja. Un gran ejemplo de un nombre fácil de pronunciar en casi cualquier idioma es Kodak.

COLLINS_Kodak

3.- EUFÓNICO: un buen nombre debe tener un sonido agradable a la hora de ser enunciado, en oposición a lo cacofónico o sonoramente desagradable. Aquí me viene a la mente el gran nombre de la agencia de unos amigos Molamil en Copenhage.

 

molamil

 

4.- BREVE: La concisión a la hora de introducir sílabas o palabras en tu nombre puede ser una gran ventaja. Especialmente para ayudar a que sea contundente y memorable. Si es solo una palabra, mejor que mejor. Un ejemplo: BIC.

 

bic_logo_2470

 

 

5.- DIFERENCIADOR: tu nombre debe desmarcarse de otros productos y marcas del sector, pero también de otro tipo de denominaciones quizá no comerciales con las que podría confundirse o mimetizarse.

 

kukuxumusu

 

6.- SIN CONNOTACIONES PELIGROSAS O NEGATIVAS

Quizá esto sea uno de los puntos más difíciles. Debes someter tu lista de nombres finalistas a revisión en los distintos mercados en los que va a implantarse para evitar casos como el famoso ejemplo del Mitshubishi Pajero y sus explícitas connotaciones en España.

lpajero

6.- DEBE SER FÁCIL DE RECORDAR: su sonido y grafía deben ser memorables para facilitar su identificación especialmente en el momento de decisión de compra o consumo.
faunia
7.- CONVIENE REGISTRARLO: además de identificar la disponibilidad de urls y perfiles sociales, algo que podéis comprobar rapidamente a través de namecheckr.comes recomendable que acudáis a la Oficina Española de Patentes y Marcas para que comprobéis que está disponible para su uso y registro. Por algo más de 140 € podéis dejar el tema resuelto.

 

¿Cuántas alternativas de nombres tengo que lanzar hasta encontrar uno realmente bueno?

Tal y como recoge este artículo de El País ya con unos años de historia a sus espaldas, hay grandes compañías como Interbrand España que destinan multitud de recursos humanos a ponerle nombre a las marcas. Interbrand es la responsable de nombre como Viagra y Prozac y su proceso creativo para grandes compañías puede llegar a una lista larga de unos 400 nombres.

Estos 400 nombres que pasan por un proceso que elimina aquellos ya registrados, hasta llegar a una lista de unas 45 denominaciones, a partir de aquí se hace una solución final con una lista corta de unos 10 nombres que es presentada al cliente.

En el caso de profesionales independientes o agencias más pequeñas el volumen de alternativas suele ser sensiblemente menor a estas cifras, sobre todo en lo que a la lista larga se refiere. Lo que es seguro es que se trata de un trabajo de campo y de filtrado muy arduo que obliga a contar con un número mínimo de caminos/territorios y alternativas para ir haciendo lo que yo llamo un “embudo de decisión”

Es decir, el proceso de decisión debe ir filtrando las propuestas de modo que cada nos encontremos con un número menor de alternativas. Si el embudo vuelve a abrirse y volvemos a un número de opciones mayor tendremos un problema y podremos encontrarnos en un bucle de decisión que nos impida llegar a una propuesta satisfactoria para el cliente y el creador de namings.

Un poeta trabajando para las marcas

Afortunadamente, en este país tenemos gente tremendamente especializada en este tema y tremendamente admirable. Seguramente habréis oído hablar de él, se llama Fernando Beltrán y tiene una empresa llamada El Nombre de las CosasA Fernando que es un poeta reconocido y reconocible le cambio la vida profesional cuando dio con un nombre que todos recordamos: Amena. 

Una de las primeras compañías de telefonía móvil en llegar a nuestro país que iba a llamarse Retevisión Móvil a secas. Por suerte, Fernando, a través de una agencia que le subcontrató para el proyecto, cambió la historia de esa marca (con la inestimable ayuda de un montón de gente bailando, de un extraño muñeco llamado Pipo y de un Chaval con una Peca versionando el Libre de Nino Bravo) Al mismo tiempo cambió también la historia de Fernando gracias al impulso de Amena que le abrió un gran hueco entre esos pocos privilegiados en los que marcas grandes y pequeñas confían a la hora de ser bautizados.

 

Fernando también ha dado forma a otros nombres memorables como: Faunia, Rastreator, Lloviedo o Redvolución de Vodafone. Para mí lo más relevante de su trabajo es su forma de hacerlo. Se dedica a escuchar y tocar la marca o el producto, a experimentar con ese “objeto” a nombrar hasta que casi de forma natural como diría Platón, acaba encontrando el nombre que ese mismo objeto le está pidiendo.

Creo que cuando yo estoy en el proceso de creación de un nombre, trabajo también un poco así. La documentación escrita, el briefing, es un documento imprescindible. Pero la magia comienza cuando has interiorizado ese briefing escrito y empiezas a hacerte uno con la marca o el producto, su esencia, su latido, su personalidad. 

Algo que no puede ser nombrado es como si no existiera

Una marca o un producto que aún no tiene nombre carece de una parte sustancial de su identidad. Así, es. Afortunadamente, por eso compañías cada vez más pequeñas (las grandes llevan décadas haciéndolo) se han dado cuenta de lo importante que es invertir unos mínimos recursos en crear un buen nombre para que debe ir siempre acompañado de un logotipo que apoye y permita transmitir los valores deseados.

El caso de Keteké

Unos de los trabajos más interesantes, pero también más complejos en los que he estado involucrado en mi carrera, fue la creación del nombre de la nueva Red Social que Telefónica lanzó antes de comprar Tuenti y que acabó llamándose Keteké. Yo participé en la búsqueda de nombres como Director Creativo de Wunderman Madrid allá por 2008. Recuerdo que parte del problema fue que hubiese implicadas varias agencias trabajando en paralelo con información escasa y unos objetivos indefinidos.

Debí crear unos 80 nombres, además de todos los que crearon otros equipos creativos de la agencia. Recuerdo especialmente uno, seguramente fue uno de los mejores de la gran lista de Wunderman que fue creado por Pelayo Muñiz y Vicente García Morillo: Delinkatessen. Un nombre que sugería un espacio donde los usuarios podían compartir además de conversación una selección de los contenidos más interesantes de la Red.

Me acuerdo de aquel proceso porque cada vez que me sentaba delante del ordenador o de mi Moleskine era como empezar de nuevo. El enfoque, pautas, posicionamiento o mensajes a transmitir eran de un día para otro completamente distintos. Y así, es muy difícil construir y hacer que tu proceso creativo anterior te sirva para ir orientando el proyecto y encontrar nombres cada vez mejores.

Finalmente otra agencia dio con Keteké que, como suele suceder no cumplía con una parte importante del briefing que nosotros recibimos… y hasta ahí puedo leer.

keteke

Para cerrar este post, me gustaría añadir aquí algunos de los namings de los que me siento más orgulloso.

Muttante:

Tras años de mutación en mi carrera profesional pasando por el marketing directo, la publicidad y el mundo digital, la agencia que fundé con mi socio David Mora, no podía llamarse de otra forma.

logo_muttante

El caso de Luz y Lola

A este nombre que creamos ya en Muttante le tengo especial cariño. Es de la fotógrafa que gestiona el Coworking en el que trabajamos desde hace casi dos años: Goworking. 

Lola iba a relanzar su carrera de fotógrafa y nos pidió que le ayudásemos a crear su nueva marca (nombre diseño de su identidad y creación de su nuevo site) Enseguida llegamos a Luz y Lola un nombre evocador que personifica la Luz dándole el protagonismo que siempre ha tenido en la fotografía y ayudando a Lola a tener una historia que contar cada vez que hablaba de la pasión de su vida.

Aquí os dejo la identidad que creo David Mora para una marca que aún hoy tenemos muy cerca.

Captura de pantalla 2015-03-13 a la(s) 01.37.35


applewatchvogue2

 

Cada vez está más cerca el lanzamiento al mercado del esperado Apple Watch. El próximo 9 de marzo será su presentación en el Yerba Buena Center for the Arts de San Francisco. Mientras ese momento llega, podemos irnos entreteniendo con el que ha sido su primer anuncio al más puro estilo Apple.

Se trata de 12 cuidadas páginas en el número de marzo de la prestigiosa revista Vogue que podrían parecer más de un catálogo de la joya de la corona de Apple que una inserción publicitaria convencional.

A partir de aquí, como pasa con muchos productos de la “Factoría Cupertino” sobran las palabras.

 

apple-watch-2

 

apple-watch-8 apple-watch-3

 

 


Vuelve-a-casa-por-Navidad

 

Ahora que en Muttante nos hemos liado la manta a la cabeza y sacado el que seguramente sea el turrón más friki de la historia, nuestro Turrón Muttante de Calidad Supremame ha dado por huir un poco de esa #frikinavidad y recuperar algunos spots del dulce navideño por antonomasia que seguramente formen ya parte de nuestra memoria colectiva.

Tal y como está la cosa, son pocos ya los que vuelven a casa por Navidad en autobús como era costumbre en los spots de El Almendro, porque desde Alemania, Ecuador o la Gran Bretaña igual más nos vale coger un avión, eso si pillamos billete en estas fechas. En cualquier caso, lo que está claro es que desde que la publi es publi lo que siempre ha vuelto a nuestras pantallas por Nochebuena han sido los spots de turrón, algunos especialmente míticos y con conceptos o mensajes muy longevos, como el memorable “Vuelve a casa por Navidad” de “El Almendro” o los míticos jingles de “El Lobo que gran turrón” o “El nombre sabe a turrón: Jijonenca”

Si os apetece pegaros un viaje entre lo melancólico y superedulcorado por el pasado turronero de nuestra publicidad, aquí os dejo algunos recopilatorios y spots de esos que te suben el azúcar al borde de la hiperglucemia.

Recopilatorio de spots vintage de El Almendro

El Lobo qué gran turrón y qué gran disfraz de monaguillo

1880: El turrón más caro del mundo hasta 2014, ahora lo es el turrón Muttante ::)

1880: Ferrero Rocher Stlye

Turrones Pico 1989: Para picar en Navidad con la voz del gran Constantino Romero

Spot Turrón la Jijonenca: dibujos animados vintage

Spot Turrón Suchard: chocolate con sabor a blanco y negro

Spot Turrón la Fama con Doña Rogelia y otra señora no tan famosa (años 70)


Basta con echar un poco la vista atrás para darse cuenta de que al final esto de la publicidad va calando y tiene su pequeño o gran poso en la cultura popular. Últimamente me ha empezado a dar por coleccionar carteles antiguos de hojalata, viejos botes de colacao con mensajes engolados y sonrisas infantiles overpromises o pequeñas joyas publicitarias en cualquier formato.

No deja de ser parte de lo que somos. Ese “Un poco de Magno, es Mucho” o el mítico “Cofrutos. De fruta madre” forman ya parte de nuestro inconsciente colectivo y es (en este caso en un sentido positivo) parte de la herencia recibida.

Quizá este pueda ser el primero de unos cuantos post nostálgico-publicitarios que he querido inaugurar con algo que no puede fallar nunca la combinación (juguete+starwars+anuncio vintage) igual lo haríamos con otros medios en estos tiempos pero si hoy cayese en una agencia un briefing así me da que muchos llegarían a algo bastante bien parecido.

¡Hay que ver qué bien envejece Star Wars!