MICRORRELATOS, Uncategorized

Exprincesa de cuento


Dalila era una princesa desde la punta de sus cabellos dorados hasta la uña del meñique de sus delicados pies. Sus vasallos se inclinaban gentilmente a su paso con una sonrisa sincera y admiración en la mirada. Vestía preciosos ropajes y se alimentaba de maravillosos manjares preparados por los más exquisitos cocineros del reino. Su piel competía en tersura con los pétalos de las rosas recién florecidas y su faz era tan bella como la misma aurora.

Hasta que llegó el adusto bibliotecario y le quitó el cuento de las manos.

Anuncios
Estándar