El peso de las palabras

octubre 25, 2012 — 4 comentarios

¿Cuánto pesan las palabras?

¿Cuánto pesa una palabra?

Odio.

¿Cuánto pesa onomatopeya? ¿Desgarbado? ¿Ok? ¿Te quiero? ¿Yes we can? ¿Amén?

Júzgalo tú mismo.

Pero, en cualquier caso, es curioso el peso y valor que tienen las palabras en nuestra vida y como, poco a poco, las hemos ido desterrando de algunos lugares y espacios. Como si las sintiésemos inválidas o incapaces de hacer su trabajo.

Y eso duele.

Dolor. ¿Cuánto pesa dolor?

Hace tiempo leí un fantástico post de @monicontomate “24 fonemas. Tú eliges…” en el que, citando a la poetisa Gertrude Stein, viene a decir que el lenguaje es el alfabeto en desorden. Me encanta esa idea.

¿Se podría decir algo así con una imagen?

Ese desorden y esa capacidad del ser humano para ordenarlo a su antojo, es lo que convierte el lenguaje verbal en una herramienta muy poderosa. En un Arma de Emoción Masiva cuando se emplea con el tono, el timbre, el oficio y el peso que debe tener un mensaje.

Honestamente, creo que las ideas y campañas que no tienen mensaje están muertas. Porque sin mensaje no hay creatividad publicitaria.

Por eso, me entristece tanto que en ciertos espacios y soportes (especialmente digitales) hayamos olvidado el peso que deberían tener. Al fin y al cabo, ¿no pesan también menos bytes que un .jpg, un .gif o un .swf?

4 responses to El peso de las palabras

  1. 

    Las palabras, a diferencia de las imágenes, tienen peso variable.

    La palabra varía según situación, entonación, elementos que le acompañen, persona que la diga, estado de ánimo, etc…

    Es el camuflaje perfecto que poseen el que da significado a las emociones, las expresiones, situaciones, etc… muta según convenga y embriaga con su aroma todo lo que toca.

    Tu puedes pesar “X” Kg, pero la palabra puede pesar hoy “X”, mañana “Y” y pasado “Z”

    Saludos

  2. 

    Además de darte las gracias por hacerme aparecer en tu post, lo cual es un verdadero honor, también quiero darte las gracias por ser otro luchador de las palabras. Son tan bellas, tan grandes, tan terriblemente débiles y perecederas…

    Un enorme abrazo, Guille

  3. 

    Gracias por vuestros comentarios.

    Estamos en una época en las que las palabras y las ideas que atesoran en tu interior deben ser más valiosas que nunca.

    No pueden estar vacías. Debemos llenarlas de contenido, de valentía. Como haces tu @monicontomate. Lucha con ellas y lucha por ellas. Porque las grandes revoluciones las han iniciado las ideas, no las armas.

    Un abrazo a los 2 :)

  4. 

    Reblogueó esto en El blog de Guillewritery comentado:

    Retomando posts que me reinspiran y retroalimentan años después

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s