Exprincesa de cuento

julio 4, 2012 — 2 comentarios

Dalila era una princesa desde la punta de sus cabellos dorados hasta la uña del meñique de sus delicados pies. Sus vasallos se inclinaban gentilmente a su paso con una sonrisa sincera y admiración en la mirada. Vestía preciosos ropajes y se alimentaba de maravillosos manjares preparados por los más exquisitos cocineros del reino. Su piel competía en tersura con los pétalos de las rosas recién florecidas y su faz era tan bella como la misma aurora.

Hasta que llegó el adusto bibliotecario y le quitó el cuento de las manos.

2 responses to Exprincesa de cuento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s