¿Baterías de Ideas? Antes, la MUERTE.

enero 30, 2012 — 1 comentario

Fotografía de morrisey. Fuente: Flickr.

Como os podéis imaginar por el título del post, digamos que no soy excesivamente fan de ese formato de presentación denominado “Batería de ideas” que últimamente vemos aparecer con determinada frecuencia en la relación agencia-anunciante.

Como es un esquema al que, honestamente, le veo escasa o ninguna ventaja para ninguna de ambas partes, he decidido recoger en este blog los 5 Grandes Argumentos contra las Baterías de Ideas. Ahí vamos (como diría Estopa):

1.- SON EXTREMADAMENTE FÁCILES DE DERRIBAR.

Así es. Por su propia naturaleza y, desde un punto de vista de agencia, esa innumerable lista de ideas sueltas, puntas, ideítas o como le queramos llamar están expuestas a la aniquilación total por parte de cualquier que tenga un argumento suelto, una puntita de argumento o un argumentillo.

Tomémonos un poco en serio, por favor. A ambos lados del briefing. No me parece justo que para valorar una idea por parte de un anunciante haya que llegar con una maqueta terminada, la animación en flash pulidísima o sabiendo como deriva un concepto dentro de 8 meses. Pero tampoco me parece de recibo (y creo que a veces se hace como única vía de desbloqueo de algún proyecto) presentar un montón de ideas a vuelapluma “a ver si el cliente me compra alguna”.

Creo que alrededor de este tema todos deberíamos reflexionar y recordar que estamos en el territorio de las ideas, los conceptos, las propuestas de campaña y que debemos actuar en consonancia con ese territorio. Con instinto, teniendo muy claro el briefing y lo que queremos hacer y con unas mínimas variables que nos permitan inferir si esa campaña o idea va a tener éxito o no.

Cuanto más armada, madura, peloteada, amasada y bombardeada con otras propuestas esté una idea a la hora de ser presentada, más valor y argumentos de venta tendremos para defenderla. Nada puede ser más evidente.

2.- BANALIZAN EL TRABAJO DE LOS CREATIVOS Y DE LA AGENCIA

Siguiendo con el punto anterior, esta forma de plantear y presentar las ideas parece que echa por tierra gran parte del trabajo de los creativos como especialistas en el trabajo creativo y de la agencia como experta en el planteamiento de campañas y proyectos de cierta enjundia. Esa sensación que puede quedar de “esto es echarse unas risas con unas cañas y volcarlo en un .ppt y lo puede hacer cualquiera” no me gusta nada.

Detrás de cada idea que salga por la puerta de una agencia tiene que haber mucho análisis, tonealadas de “know how” y una visión más o menos concreta de cómo y en qué direcciones puede crecer esa idea.

3.- SON UNA PÉSIMA INTERPRETACIÓN DEL PROCESO ERROR-PRUEBA-ERROR.

Así es. Como decía antes, en ocasiones se entra en la “fase batería de ideas” cuando ya la agencia ha hecho un gran esfuerzo por plantear sus recomendaciones al anunciante, con propuestas mucho más armadas y sólidas en su formulación y presentación.

Es esa estapa de determinados proyectos también conocida como a-estas-alturas-vomito-una-batería-de-ideas-en-un pogüer-poin-y-va-que-chuta. He vivido ese momento decenes de veces todos estos años currando en agencia. Pero aún así, me parece muy poco recomendable. Especialemente para la agencia que vuelve a exponerse a ser tumbada con argumentillos. En cualquier caso, creo que lo mejor en situaciones así es volver a reenfocar el briefing, analizar qué ha pasado durante el proceso y reiniciar el trabajo creativo.

4.- ETERNIZAN LOS PROCESOS DILATANDO LA TOMA DE DECISIONES.

Evidentemente. No es lo mismo elegir entre 2 opciones que entre 20. Si tenemos en cuenta, además, que en el proceso de aprobación de una idea/campaña, pueden intervenir incluso decenas de personas por parte del anunciante, puedes imaginarte. Podríamos multiplicar el número de propuestas por el número de decisores y sumarle la incógnita de la subjetividad… ¿Resultado? Neverending campaign.

5.- NO DAN BUENA IMAGEN… Y DE ESO VA LA PUBLICIDAD, ¿NO?

Para mí esa podría ser la reflexión final. Creo, honestamente, que las baterías de ideas, sin mucho “thinking”, sin un racional convincente, sin un más que potencial desarrollo en todos los canales, sin un plan de contactos, sin un mínimo análisis de su posible impacto en Social Media… denotan falta de claridad o falta de confianza en las propuestas que uno lleva. Y eso, precisamente bueno no es.

One response to ¿Baterías de Ideas? Antes, la MUERTE.

  1. 

    Reblogueó esto en El blog de Guillewritery comentado:

    ¿Baterías de ideas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s