Archivos para ideas


20130807-234416.jpg

Perdonadme el símil cuasifutbolístico en este verano soberanamente aburrido gracias a noticias de gran calado como el fichaje y-a-mí-qué-demonios-me-importa de Bale.

Pero lo cierto es que, cuando uno empieza a alejarse un tiempito de las grandes salas de reuniones de las multinacionales, se da cuenta de lo que es un sector o una industria de verdad.

Lo que hace un sector no son esas gigantescas empresas que podría contar un personaje de dibujos animados con los dedos de una mano (sí, 4) sino esos miles de empresas o micro empresas que le dan la vuelta al cartel de abierto cada día, pase lo que pase.

Todas esas empresas también necesitan publicidad.

Buena publicidad. Buenas ideas. Buenas campañas. Buena creatividad.

Y es ahí donde todos los profesionales y agencias que no trabajamos en las 4 grandes (igual tras la fusión de Publicis y Omnicom serán alguna menos) tenemos la responsabilidad de hacer llegar ese trabajo publicitario profesional a esos lugares a los que aún no llega.

A todas las empresas. En todos los sectores.

Sé que no es fácil. Porque nuestras ideas, campañas y presupuestos tienen que competir con un montón de preocupaciones en la cabeza de nuestros clientes: supervivencia empresarial, modelo de negocio, financiación, gestión de recursos humanos…

Pero para nosotros, que también gestionamos una pequeña empresa, no debería resultarnos tan complicado de entender. ¿No creéis?


Este post no va a ser de contar mucho. Keep it simple. Uno de los principios más básicos y más complejos de aplicar en creatividad. Y en este caso Happiness Brussels, una de las agencias que más me gusto en el el pasado #10díaC, doy fe que lo ha conseguido con esta campaña de concienciación para que dejemos de escribir en el móvil mientras conducimos. Es tan, tan buena, que igual consigue que, de una maldita vez, yo deje de hacerlo (mea culpa)

dont_text_and_die_girl_original

dont_text_and_die_man_original

dont_text_and_die_boy_original

Andres Serrano – Don’t Text and Die from stuffcore on Vimeo.

El acto de escribir

julio 6, 2013 — 6 comentarios

Enganchado a la escritura creativa.

Para algunas personas escribir es prácticamente como respirar.

Seguro que conoces a alguien así. Curioso, apasionado de las palabras como forma material de las ideas, flipado incluso con una cita literaria, un artículo periodístico, la primera frase de una novela y, por qué no, quizá con un titular publicitario o la idea de una campaña.

Así somos.

Extrañamente predecibles, insultantemente obsesivos, adictos a la pasión de pensar y escribir.

He escrito bastante en este blog sobre lo que yo entiendo qué es un copywriter ( redactor publicitario) y sus diferencias con un redactor de otro tipo de disciplinas, pero lo que más valoro siempre a la hora de querer trabajar con alguien es su pasión. Pasión creativa, en este caso

La pasión se contagia

Se transmite por el aire como un virus, por contacto intelectual o e incluso a gran distancia con un comentario en tu blog, un tweet o un email desde el otro lado del charco.

Lo malo es que la desidia, el todovalismo, el conformismo y otros obstáculos para la buena creatividad también se contagia.

Así que toca pelear, cada día, para seguir pensando y escribiendo. Para que el acto de escribir: cada idea, cada mensaje y cada coma, sigan valiendo la pena.

¿Cuento contigo?

 

 

 

 

 

 

 

 

 


La verdad es que con el título de este post tengo la tentación de sembrar mi prosa con símiles y referencias sanferminero-creativas, pero no sé si va a ser demasiado.

Pero lo que si me apetece, es agarrar una de las acepciones del término “encierro” y hablar de lo que supone para un creativo-blogger o blogger-creativo (en plan palíndromo) esta especie de inmersión o rebautismo creativo que vivimos durante 2 días la semana pasada en Pamplona, gracias al Club de Creativos.

Lamentablemente no pude asistir a la cita del jueves. En compensación la experiencia del viernes fue tan intensa que creo tener materia prima de sobra para contagiar entusiamos creativo en cada coma o cada pixel de este post.

Conferencias despierta-neuronas

El día después de un sarao animado por 2manyRafas siempre muestra aforos desiertos y creativos con sombras oscuras bajo sus miradas y parpadeos excesivamente prolongados. Así que el reto de los ponentes era despertar al personal (que no es poco)

Después de una primera ponencia-patrocinada un poco fría y sorprendente y de que Efímero Forever nos templase un poco más una colección de camisetas superchulas vestidas de una exquisita direccióin artística, llegaba uno de los platos fuertes de la jornada del viernes: Nicolas Roope, fundador de Poke. La verdad es que fue una ponencia interesante con algunos casos bastante relevantes y notorios, pero he de reconocer que pasado el día me resultaron más inspiradoras otras ponencias de las que me esperaba mucho menos. Aún así, su reflexión sobre la poca creatividad que se aplica a uno de los elementos más utilizados como símbolo de las ideas: las bombillas

PLUMEN BULB LOOP from Plumen on Vimeo.

De hecho, el estilo del arquitecto Santiago Cirugeda, su desparpajo e irreverencia para buscarse la vida y sacar adelante proyectos independientemente de todas las barreras (políticas, estéticas o económicas) me resultaron mucho más estimulantes. Creo que en los tiempos que corren, ser creativo tiene más de este arquitecto andaluz acostumbrado a batirse el cobre y pelear por sacar adelante sus ideas que de esa parte más cuidada e intelectual del bueno de @nikroope

La obra de Santiago-Cirugeda

Después de estas dos primeras charlas, tuvimos un poco de todo:

El humor absurdo y ácido de Querido Antonio que nos contó los secretos de su proceso creativo y cómo las ideas, conceptos y mensajes son la piedra angular de sus piezas. Otro “buscavidas” que saca los recursos de donde sea (ilustra sin saber dibujar o graba sus propias voces) para crear obras maestras como este insuperable “Los Reyes Magos”

Allí estuvo también Joris Joosten, planner de Happiness Brussels, una de las agencias de nuevo cuño más premiadas de los últimos años; cuyo discurso sobre filosofía, sobre la importancia de la ejecución de las ideas y sus ejemplos, también superaron en mi opinión a algunas conferencias previas. Aquí uno de los campañones que mostró y contó, que no por visto, deja de parecerme espectacular IQ Font.

iQ font – When driving becomes writing / Full making of from tomgalle on Vimeo.

También tuvimos a Humberto Matas, fundador y director estratégico de Designit España, que nos contó cosas muy interesantes sobre cómo llevar los procesos creativos a organizaciones bastante más cerradas y las satisfacciones que le había dado integrar dichos procesos en terrenos que la creatividad no había conquistado. A mí Humberto me gusto mucho y su storytelling sobre como fue un hijo de la publicidad de los 80 (literalmente) y abandonó el mundo de los anuncios como consecuencia de esa vertiente sórdida que a veces nos cuesta mucho reconocer a los que aún permanecemos en el sector.

Pero los otros 2 ponentes que vimos en la tarde del viernes realmente conquistaron al personal, en mi opinión.

XImo Lizana, director artístico de Aqualium que nos dejó boquiabierto con su sinfonía de arte, innovación y tecnología. Un tipo cercano con un gran nombre en el mundo del arte contemporáneo en nuestro país que nos demostró que los españoles también podemos salir fuera a comernos el mundo. De hecho, tuvimos la oportunidad de conocer su historia un poco más tomándonos unas cañas con él a las puertas del Palacio Baluarte. Un tío muy interesante. En serio.

Y por último, Sergio Caballero, que nos transmitió con todo lujo de pelos y señales la evolución conceptual y visual del Féstival Sónar; una gozada de historia que ayuda a entender que las buenas ideas acaban tomando forma solo con el paso de los años y un crecimiento orgánico y sostenido en el tiempo.

Logo sonar

Pero además de las conferencias, el palmarés de premios y su entrega, los emotivos homenajes a nuestros colegas de profesión que ya no están o la fiesta de después; me gustaría destacar algo que desde el punto de vista de un creativo que es part-time blogger quizá sea lo más importante: el subidón que da poder compartir un evento así con un montón de twitteros con los que me encontré, reencontré o desvirtualicé y que hicieron que me quedase con ganas de prolongar el encierro al menos hasta los Sanfermines. Un abrazo a todos:

@jotabenedi

@anicaballes

@carlosjnavarro

@mismamente

@lacriaturacreat

@davidmorah

@untadoennocilla

@21alexsanchez

@marquitosduran

@di_trolio

@eduardogarciaon

A todos los que no pude desvirtualizar en este #10diaC, nos vemos el año que viene, a ver si me dura la #PulseradíaC .

guille_multipantalla

Puerta de acceso al Palacio Baluarte de Pamplona, Navarra.

Puerta de acceso al Palacio Baluarte de Pamplona, Navarra.

Nicolas Roope de Poke London en el #10diaC

Photocall Bloggers #10diac

San Fermín patrón del encierro creativo del #10diac


¿Cuanto duran los efectos del día C?

¿Cuanto duran los efectos del día C?

Vamos a comprobarlo.

Esta tarde ya en Madrid, tras una experienca intensa y gratificante que os contaré en un post más largo y reposado sobre el  #10diaC me encontraba en la cocina, con las tijeras de pescadero en la mano, y a punto de cortarme la pulsera que daba acceso al festival…

…pero no he podido.

No sé si será por ese evidente simbolismo del objeto que tenía en mis manos y la memoria de todas esas ideas que mueren con las alas cortadas, pero lo cierto es que algo me ha detenido en el intento. Y ese algo, como no podía ser de otra forma, ha sido una IDEA.

Igual una idea un poco antihigiénica. Pero una buena idea.

He decidido conservar la pulsera en mi muñeca

Eso mismo. Conservaré la pulsera todo el tiempo que pueda, como mínimo mientras el plástico aguante.

Será una forma de recordarme a mí mismo el compromiso que adquirí hace muchos años con la defensa de la creatividad y mi responsabilidad para con todos los creativos en la lucha por proteger ese bien inmaterial que compartimos: las ideas.

Si tú aún no has cortado la tuya y decides hacer lo mismo, cuéntamelo con el hashtag #pulseradiaC

Igual nos sirve para prolongar esa lista de efectos beneficiosos que cada año nos trae el Día C (inspiración, cooperación, reflexión y debate) y que luego, el resto de días con marca blanca, consigue arrebatarnos demasiado pronto.

Nota mental:

Preguntar a @ezequieltrivino el nombre de la empresa proveedora de la #pulseradiaC por si se quiere apuntar a un test de durabilidad de sus materiales. :)


La primera web muttante

La primera web muttante

Ahí estamos.

Lo promettido es deuda. Y, mientras nos montamos la web de nuestras vidas, ahí va la primera web Muttante para que esa gente que aún no nos conoce (poca) empiece a tener una-ligera-idea de en qué tipo de cosas en las que ya estamos trabajando.

Publicidad digital

Marketing directo digital

Creatividad Social Media

Marketing de contenidos

Apps creativas

SEM

THINKING – IDEAS

Ideas digitales

Conceptos de campaña

Conceptos Social Media

Consultoría Creativa

Estrategia de Contenidos

Visual Thinking

COPYWRITING – TEXTOS

Naming

Blogging

Textos web

SEO Copywriting

Desarrollo contenidos online

Adwords

DESIGNING – DISEÑO

Dirección de arte digital

Diseño Web

Social Media Design

Identidad de marca

Preparad vuestras muñecas para el scroll porque esperamos muy pronto poderos contaros que somos unos cuantos Muttantes más. En ello justo estamos.


Espíritu creativo mexicano... desde pequeñitos

Supongo que ahora que estoy montando mi propia agencia pequeña lo creo más que nunca, pero lo cierto es que siempre he pensado que las grandes ideas están al alcance de todos. Precisamente eso, es lo que las hace GRANDES.

De todas formas, supongo que todos conocemos unos cuantos casos o momentos que podrían sostener este argumento. Desde leyendas del sector como que “El hoy me siento flex” surgió de forma espontánea en un Focus Group y fue directamente verbalizado por un cliente de la marca, hasta casos de campañones que han visto la luz, siendo paridas por el último mono de la agencia; también conocido como Trainee.

De esas, prefiero no hablar demasiado porque al final todo se sabe, pero seguro que todos los que llevamos un tiempito en el sarao de la publicidad en este país conocemos más de una.

Lo más difícil no es tener una gran idea. Lo más difícil es saber verla.

No todo es tener grandes ideas, también tiene mucho mérito saber verlas. Lo que sucede es que este feeling que te permite identificar una buen concepto normalmente se adquiere cuando ya has visto, palpado y admirado grandes ideas que en su mayoría no has tenido tú. Yo por eso, cada vez le otorgo el mérito que se merece al mecenas/descubridor de la idea, no solo a su autor/creador.

Así que, sin preocuparse tanto de quién la crea, quién la saber ver y quién vende la creatividad (que también es fundamental) lo importante es creer, alimentar y defender las grandes ideas para que todos podamos disfrutarlas en la calle, en nuestro buzón o en la pantalla de turno.

A nosotros en @muttante_es, más que una pequeña agencia, nos gusta definir nuestro proyecto como algo-parecido-a-una-agencia. Y si a algo le vamos a dedicar tiempo a partir de ahora, es a eso: a las pequeñas ideas que se acaban haciendo bien grandes.

Esperamos crecer. Como ellas :)


Salidas creativas para los bloqueos de ideas

Salidas creativas para los bloqueos de ideas

Supongo que a todos nos ha pasado.

Al menos, tal y como lo vivo yo, el tema de la frescura de ideas o la agilidad creativa es algo así como el estado de forma físico. Hay temporadas en las que tienes un facilidad a veces pasmosa para tirar ideas, sacar puntas o si me permitís el símil baloncestístico ver la canasta como una plaza de toros.

Sin embargo, hay otras temporadas (días, semanas, que sean semanas como mucho por favor…) en las que te sucede todo lo contrario. Hasta el mensaje más básico para el más facilón banner gif se convierte en una odisea.

Son esos momentos en los que decides bajar al trastero y recuperar los viejos cuadernos de tu primera agencia. O releer The Copy Book por vigesimo tercera vez. O preguntarle a tu hija si se le ocurre algo.

Para esos momentos yo tengo algunos trucos que igual a vosotros también os funcionan:

1.- Autoengáñate pensando que esa campaña o pieza creativa no es tan importante.

Os aseguro que yo lo hago. Parte de mi capacidad creativa (suponiendo que lo tenga) tiene que ver con esa pequeña obsesión por hacer que cada pequeña parte de una pieza o campaña alcance su máxima expresión creativa. Vale, es mi pequeña enfermedad. Pero gracias a ella he conseguido alguno que otro éxito en mi trayectoria. Por eso, lo primero que yo necesito hacer cuando me bloqueo creativamente, es relativizar la importancia de ese proyecto. ¿Por qué? Porque si no te relajas va a ser muy complicado que desatasques tu máquina de disparar ideas.

2.- Sal de la rutina.

Lamenteablemente, y creo que esto ya lo he comentado alguna vez, los creativos pasamos demasiado tiempo delante de un ordenador en una mesa de oficina. Si no recibes inputs externos, difícilmente vas a ser capaz de generar outputs creativos que solucionen el problema o necesidad de la marca para la que estas trabajando. Así que, como diría aquel: si quieres desbloquearte, apaga y vámonos. Internet mola pero a mi te aseguro que me inspira mucho más sentarme en un banco de El Retiro y observar a la gente.

3.- Vuelve a los básicos (keep it simple)

En ocasiones, a la hora de hacer brainstorming nos inundamos la cabeza con un montón de cifras, variables, elementos del proyecto, de la marca o de la competencia que pueden llegar a saturarnos. Al menos a mí, que tengo tendecia a recabar toda la información que exista sobre un tema, me pasa. En esos momentos, debes ser capaz de simplificar todo el briefing en un par de preguntas. ¿Qué quiero conseguir de esa persona que va a recibir mi mensaje? ¿Y qué le voy a ofrecer/decir para conseguirlo? Si tienes esas 2 preguntas claras y eres capaz de encontrarles una buena respuesta, lo tienes hecho.

4.- Deja de buscar.

Buscar soluciones creativas a problemas es como buscar objetos perdidos. Puedes pasarte horas tratando de recordar dónde has podido dejar las llaves del coche o dónde guardaste aquel papel del médico. La mayoría de las veces será da igual las vueltas que le des. Porque la imagen llegará a tu cabeza como en un shock cuando ya, casi por desesperación, has dejado de pensar en ello.

Con las ideas creativas pasa igual. Puedes pasar horas amasando un briefing sin sacar nada que puedas denominar idea. Y cuando, después de todas esas horas, ßconducir, prepararse un café o salir a correr es cuando todo ese trabajo de procesamiento mental da sus frutos. A mí lo de conducir es lo que mejor me funciona, es poner el piloto automático de vuelta a casa después de un día larguísimo en la agencia y las ideas llegan solas.

5.- Confía en tu talento.

He dejado al final el truco más importante de todos.

Porque al final, esto de ganarse la vida con tus ideas tiene mucho que ver con la confianza en ti mismo. Si no terminas de fiarte mucho de tu talento puedes hacer como yo, que me considero más un obsesivo bregador de las ideas que un gran creativo. Es la obsesión por conseguir una idea mejor, la convicción de que ahí, en una de esas palabras que has escrito, hay un concepto aún más potente. La insatisfacción con lo que ya has conseguido.

Se trata de eso. Precisamente eso, es lo que finalmente hace que no falles. Y puede que incluso esa pequeña dosis de miedo al fracaso y vértigo que experimentas cada vez que te enfrentas a un briefing, sea lo que sirva de estimulante para hacerte mejor creativo.

No me puedo quitar de la cabeza aquella forma tan peculiar que tenía Marcelo Montes de hablarnos de ese vertigo creativo. Nos decía “Cada vez que me enfrento a un briefing pienso, esta va ser…. esta va a ser la vez en la que se den cuenta de que en realidad soy un farsante. Esta va a ser la vez en que no sa capaz de tener una idea decente

Difícil explicar mejor esa sensación que experimentas cada vez que suena tu teléfono o te llega un mail cuyo asunto es “Te tengo que pasar un nuevo brieifing”


¿Matarías por ganarte la vida conceptualizando y escribiendo publicidad?

El martes 11 de diciembre en Espacio Camon Madrid, Plaza de Moncloa, 1 (acceso por Princesa)  imparto una conferencia en la que os hablaré de esa profesión que me lleva matando dulcemente los últimos 15 años y de la que tanto me gusta conversar.
Bajo el título “Para qué sirve un Copywriter”, hablaremos de creativos, copies, copywriters, redactores publicitarios, redactores de contenidos y de la metamorfósis que ha sufrido nuestra profesión en los últimos años.

¡Tal ha sido la catársis en nuestro oficio que nos han incluido en un ciclo de Nuevas Profesiones!

De hecho, creo que con razón. Porque SEO, el impacto de los Social Media en el marketing digital y el comportamiento de los nuevos consumidores han derribado algunos de los tótems de los que aprendimos a trabajar creativamente hace más de una decada.

Por el contrario, la obsesión por las buenas ideas y los mensajes capaces de conmover siguen más vigentes que nunca. Así que si os apetece el martes 11 de diciembre, a partir de las 18:00 y hasta las 20:00 por allí estaremos. Aquí tenéis la información de la ponencia y el formulario para apuntaros.

Por cierto os adelanto que le hashtag que emplearemos los días antes y durante la sesión será #soycopywriter

¿Nos vemos allí?